Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
PYMES

PyMES: ” Estamos mal y no tenemos tiempo”

Más de 300 micro, pequeños y medianos industriales de los sectores textil-indumentaria, madera y muebles, plástico, bienes de capital, electrónico, entre otros, se desahogaron en una asamblea moderada por el presidente de la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados de la Nación, José I. de Mendiguren, flanqueado por sus colegas Felipe Solá y Marco Lavagna. Todos los oradores coincidieron en definir la situación de Las PyMES como angustiante -“estamos mal y no tenemos tiempo”, resumió un dirigente textil- y urgieron la implementación inmediata de una tregua fiscal por 365 días que suspenda durante ese período los embargos y ejecuciones, así como una moratoria impositiva con plazos sostenibles en el tiempo.

ImagenesEn 30 días, las  PyMES autoconvocadas formatearán sus 12 propuestas legislativas.Mesa de reunión en la convocatoria PyMES
En la tercera reunión que mantuvieron con integrantes de la Comisión de Industria de la Cámara baja, las PyMIS autoconvocadas desmenuzaron la mayoría de los problemas que están llevando al segmento de menor dimensión a una situación apremiante. Entre ellos: el desplazamiento de la producción nacional ;las permanentes violaciones a las normas de los vigentes Compre Nacional y Compre Trabajo Argentino; el ingreso con 0% de arancel de bienes de capital usados en la actividad petrolífera; la insostenible presión impositiva, por la sumatoria de gravámenes nacionales, provinciales y municipales los aumentos en las tarifas de los servicios( uno de los oradores ejemplificó que en su empresa, con una planta de 1.200 metros cuadrados, la factura del servicio eléctrico pasó de 2.400 pesos en el segundo bimestre de 2016 a 18.000 pesos en el mismo período de 2017) ;la apreciación del tipo de cambio; la industria del juicio que, se enfatizó, no encuentra límites en los estados provinciales que aún no se han adherido a la ley de ART; la caída del consumo interno y de las exportaciones y el dumping social que imponen las importaciones provenientes de países que explotan a los trabajadores, violando todas las normas laborales reconocidas internacionalmente. No faltaron las referencias al apagón informático que “oculta” los datos aduaneros , impidiendo el seguimiento de las importaciones; la aplicación de normas técnicas, fitosanitarias, controles de calidad, barreras paraarancelarias que utilizan en gran número la mayoría de los países desarrollados para dificultar ( y en muchos casos impedir)el ingreso de productos argentinos en sus mercados de productos ; las altas tasas de interés que imponen las entidades financieras a las operaciones crediticias de las PyMES, y al aumento en las cargas sociales que representan los tres nuevos feriados puentes aprobados legislativamente para 2018,estimado en 1,21% mensual.

También hubo tiempo para el reconocimiento de las carencias del segmento y de la necesidad de “volver más competitivas a las empresas”, con la incorporación de tecnología , la capacitación en todos los niveles y la certificación de normas de calidad, sobre las que será muy difícil de avanzar en caso de que las rectificaciones solicitadas se sigan demorando.

La reunión finalizó con la entrega de un “pre documento” con 12 propuestas de leyes y/o reformas a normas vigentes que serán desarrolladas en un plazo de 30 días por comisiones de trabajo que elaborarán la versión definitiva ,que será entregada a los legisladores en una nueva asamblea. Una de ellas, que amerita ser analizada en conjunto con las organizaciones sindicales, contempla modificaciones al Régimen de Contrato del Trabajo, con la puesta en vigencia de un seguro de desempleo y retiro.


Ir al principio de la nota