Ir a la página principal
Economía internacional

"Crecer para igualar, igualar para crecer"

En el marco de la reunión de su trigésimo período de sesiones, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe presentó el documento “La hora de la igualdad. Brechas por cerrar, caminos por abrir”, que coloca a la igualdad en el centro de los esfuerzos para alcanzar un mayor bienestar de los pueblos de la región.

ImagenAlicia Barcena presentó el documento "La hora de la igualdad. Brechas por cerrar, caminos por abrir", durante la reunión celebrada en Brasilia.
El informe, presentado por la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Barcena, resalta que “pese a los avances alcanzados en materia económica y social en los últimos años, América Latina continúa presentando la peor distribución del ingreso del mundo y tiene todavía niveles importantes de pobreza y una fuerte heterogeneidad productiva, que a su vez deriva en un deterioro del mundo del trabajo y la segmentación de la protección social. Y persisten otros desafíos de largo plazo como la discriminación étnica y de género, la vulnerabilidad frente al cambio climático y la transición demográfica”.

Frente a esa dura realidad, el organismo regional propone “crecer para igualar, igualar para crecer”, mientras que en el largo plazo considera que “igualdad, crecimiento económico y sostenibilidad ambiental tiene que ir de la mano”. Para lograr esos objetivos, la CEPAL sostiene que es necesario “potenciar las capacidades humanas y revertir las disparidades, universalizando derechos y logrando convergencias entre sectores y territorios. Esta visión estratégica requiere también políticas públicas de Estado que trasciendan la frontera de una simple administración y la construcción de grandes acuerdos sociales y políticos de largo aliento. En suma, se trata de alcanzar una nueva ecuación Estado-mercado-sociedad”.

Más adelante, y luego de analizar la situación actual, el documento plantea un amplio abanico de políticas de Estado que concurren en dinamizar el crecimiento, promover la productividad, fomentar mayor articulación territorial, generar mejores condiciones de empleo e institucionalidad laboral y proveer bienes públicos y protección social con clara vocación universalista y redistributiva. En definitiva, “un nuevo enfoque basado en seis grandes pilares: Una política macroeconómica para un desarrollo inclusivo; convergencia productiva con igualdad; convergencia territorial; más y mejor empleo; el cierre de las brechas sociales y el pacto fiscal como clave en el vínculo entre el Estado y la igualdad”.

El informe destaca que las economías de la región se caracterizan por una notoria heterogeneidad estructural “que explica en gran medida la aguda desigualdad social. Y para ayudar a cerrar las brechas internas y externas de productividad, propone transformar “la estructura productiva a partir de tres ejes de políticas: el industrial, con énfasis en la innovación; el tecnológico, centrado en la creación y difusión de conocimiento, y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas”.

Ir al principio de la nota