Ir a la página principal
Comercio exterior

"No hay buenas noticias en nuestro comercio exterior"

En el ámbito económico crece la preocupación por el fuerte incremento de las importaciones argentinas registrado en los últimos meses: del 9% acumulado en diciembre de 20098 con respecto del año anterior pasó en mayo pasado a un aumento interanual del 72%. Así lo destacan los informes mensuales del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU) y de la consultora Finsoport S.A. Ambos trabajos coinciden en señalar que si se considera que en varios sectores existen restricciones a la importación, el análisis adquiere una dimensión más critica”.

ImagenEl Centro de Estudios de la UIA y la consultora Finsoport S.A. alertan sobre el aumento de las importaciones argentinas, en especial las provenientes de la Unión Europea.
El informe de la consultora que dirige el economista Jorge Todesca lleva como título de presentación “No hay buenas noticias en nuestro comercio exterior” y en su editorial subraya que “las compras externas superan mes a mes el nivel alcanzado un año atrás, en una progresión preocupante” mientras que por el lado de las exportaciones “es difícil que se produzcan mejoras espectaculares”. Ante ello, señala que han corregido sus previsiones de saldo comercial positivo de 16.000 millones de dólares a 13.000 millones. “Es todavía una brecha importante, aunque no luce tan espectacular frente a salidas de capitales que se han tornado crónicas y bordean los 1.000 millones de dólares en promedio mensual”.

Por su parte, el CEU sostiene que “el avance de las importaciones tiene origen esencialmente en dos factores. En primer lugar, existe un motivo de índole estructural, asociado a la elevada elasticidad de las importaciones respecto al producto. Décadas de retrocesos en la integración de la industria nacional derivaron en una alta dependencia de bienes intermedios importados para la producción local, y de bienes de capital, piezas y partes, para la inversión, lo cual fue revertido sólo parcialmente durante los últimos años. El otro factor que juega a favor del avance de las importaciones es el incremento de los costos industriales y la depreciación de las monedas de los principales socios comerciales. En este sentido, la crisis de la Eurozona podría repercutir negativamente por el lado real en caso de acentuarse la debilidad del Euro (que podría inducir, a su vez, una depreciación del Real)”.

En ese contexto, alertan los técnicos de la UIA, “la negociación reabierta entre la Unión Europea y el Mercosur debe evitar potenciar el crecimiento de productos importados, en un marco de liquidación de stocks dada la crisis en dicho bloque”.

En referencia a las ventas externas, el CEU señala que en mayo aumentaron un 25% interanual impulsada por los Productos Primarios (94%), en especial las oleaginosas y cereales, y las Manufacturas de Origen Industrial (23%).

El desempeño experimentado por las exportaciones de las MOI es explicado casi en su totalidad por el incremento de las cantidades vendidas (+20%), ya que los precios internacionales de los productos industriales sólo subieron 2%. En cambio, las ventas externas de Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) cayeron un 1% durante mayo respecto al mismo mes del año 2009, como resultado de un caída de 2% en precios y un aumento de 1% en cantidades. Al respecto, el informe de la UIA considera que “los magros resultados de la campaña agrícola 2008/2009 y la reducción de los saldos exportables de carne continúan siendo los responsables de dicho comportamiento, esperándose para los próximos meses una recuperación de las cantidades vendidas”.

Ir al principio de la nota