Ir a la página principal
Política industrial

"Segundo mejor"

Sería interesante que en 2010 no se liquidaran, dado el contexto en danza, aspectos residuales aun supérstite del exitoso modelo competitivo productivo de 2003 (2002)-2007.

ImagenEduardo Curia - Presidente del Centro de Análisis Social y Económico
Escribe Eduardo Curia - Presidente del Centro de Análisis Social y Económico

En esa fase, de la mano de la estrategia centrada en el tipo de cambio competitivo, se asistió a un verdadero shock productivo y de empleo. Tal esquema, no sin responsabilidades propias, se desvaneció y en el presente tampoco existe talante como para ensayar algún reciclaje serio.

Estando en una instancia de “redescubrimiento” de los mercados financieros externos -redescubrimiento que se busca implementar por medios varios, directos e indirectos- sería aceptable que siguiendo esa instancia no culmináramos en la deletérea reedición de una torva fórmula de “neodendeudamiento-déficit fiscal militante- apreciación cambiaria severa”.

Por eso venimos hablando en informes y notas de la posibilidad de articular un “segundo mejor” que, aunque marcando modestia de objetivos, no deja de requerir algún esfuerzo de construcción macroeconómica, con cierta integración de conjunto de variables y de políticas -cambiaria, monetaria y de tasas. En ese esquema hay que tener objetivos de inflación, fiscal, crediticio, salarial y de ingresos en general, un fenómeno que, hoy por hoy, traduce un reto importante.

Claro está, por otra parte, que sin restaurar la credibilidad del barómetro -el Indec-, el tema se hace tanto más arduo. En la medida en que nos aproximáramos al “segundo mejor” – que aún luce como un interrogante abierto–, contaríamos con más chances para afianzar la perspectiva en curso del rebote económico, arrimando más sustentabilidad y mejor visual inversora, que también redundaría en forma positiva en favor del empleo.

Este último punto no es trivial por cuanto en la actualidad, cuando tanto se habla de la pobreza -advirtiéndose al respecto una reversión en el último bienio de la clara tendencia de mejora que venía perfilándose- conviene recordar que el plafond o soporte más conspicuo para combatirla es recrear una estrategia de desarrollo o acercarse a ella lo más posible. En su defecto, la pobreza tenderá a perpetuarse y profundizarse.

Ir al principio de la nota