Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Comercio exterior

¿Crisis en Brasil o apertura necia en Argentina?

“La crisis política que atraviesa nuestro principal socio no implicaría impactos adicionales de envergadura en el canal comercial (exportaciones). En otras palabras, puede decirse que lo peor ya pasó” Esta es, en apretada síntesis, la conclusión a la que arriba la Consultora Radar, que dirige la doctora Paula Español, quien señala que, en los últimos meses, el principal daño a la industria local se relaciona con la flexibilización y la apertura comercial local.

ImagenLos problemas mayores siguen puertas adentro.
Desde la Consultora Radar se enfatiza que Brasil es el principal destino para las exportaciones argentinas y que su relevancia aumenta cuando se trata de las Manufacturas de Origen Industrial (MOI). Si durante 2016 el socio mayor del Mercosur fue el destino del 18% de las exportaciones locales, en el último quinquenio alrededor del 40% de las MOI desembarcaron en sus puertos.

Las exportaciones MOI ya habían sufrido fuertes declinaciones durante los últimos años, - un 35% entre 2013 y 2016- como consecuencia de la fuerte recesión económica que también atraviesa Brasil. Y, por otra parte, como las previsiones de crecimiento para este año (0,5%) y el 2018 (1,5%) eran pobres de por sí, el ruido político sólo podría generar la postergación de una leve recuperación de la demanda en términos agregados.

Este es el motivo por el que Radar señala que, en los últimos meses, el principal daño a la industria local se relaciona con la flexibilización y apertura comercial local, que permitieron que los productores brasileros colocaran sus excedentes e incrementaran sus exportaciones en un 27% interanual durante el primer quinquenio de 2017 afectando, en especial, al sector automotriz. Como resultante y en tan solo 4 meses, el déficit comercial actual asciende a 2.350 millones de dólares.

Cuando Radar repasa el comportamiento exportador de varios sectores económicos locales vs el mercado brasileño pone en negro sobre blanco las siguientes conclusiones: Complejo Automotor: Este sector ya recibió el impacto de la fuerte caída interanual de las ventas hacia Brasil en los años 2014 (-18%), 2015 (-38%) y 2016 (-25%), que generó una significativa contracción de la producción. Desde tres años atrás venían cayendo las exportaciones de autopartes y, a partir del año pasado el problema se agravó como consecuencia de la combinación de sobre stock de productos brasileros y laxitud comercial local.

En el transcurso del año, las importaciones de vehículos de Brasil crecieron más del 40%.

Petroquímica y Plásticos: Las empresas de insumos petroquímicos utilizaron la exportación como buffer frente a la caída de las ventas internas, dicen desde Radar. Por lo tanto una menor demanda desde Brasil -que representa casi el 60% de las ventas al exterior- podría afectar a este sector. Sin embargo, se anota enseguida, las características de las empresas petroquímicas no dependen tanto del ciclo económico. De hecho, durante 2016 las exportaciones a Brasil crecieron un 34%, a pesar de la recesión.

Metales Básicos: Las exportaciones en el primer cuatrimestre de 2017, entre los que se destaca el aluminio en bruto, fueron un 37% menor al mismo período de 2015. Agroquímicos: Las exportaciones de fitosanitarios habían mostrado una cierta recuperación hacia fines de 2016, pero a comienzos de 2017 volvieron a caer (-18%) y no por una cuestión del tamaño de mercado en Brasil. De hecho, la producción agropecuaria brasileña transita otra realidad en comparación con la economía en su conjunto: en 2016/2017 la cosecha estimada llegó al récord de 210 M de toneladas, 15% por encima de la campaña anterior.

Química de Consumo: El principal producto de exportación del sector para nuestro país es el desodorante en aerosol. Sus ventas se redujeron a la mitad a partir del año pasado debido a que a fines 2015 se inauguró en Brasil una planta que multiplicó la producción de aerosoles de 105 M a 636 M. Así, Brasil pasó de representar el 75% de las ventas al exterior de aerosoles a un 50%. Durante los primeros meses del año se mantiene la tendencia negativa.

Neumáticos: Las ventas a Brasil se recompusieron en 2016, luego de que se levantaran ciertas restricciones comerciales impuestas a los neumáticos de origen argentino en 2015. Al igual que el rubro petroquímico, el mercado externo sirvió para compensar, parcialmente, la caída de la demanda interna. Pero cuidado, se alerta desde Radar, el peso de Brasil sobre las exportaciones es alto, por lo que una nueva desaceleración de las compras podría tener un fuerte impacto negativo sobre el desarrollo sectorial.


Ir al principio de la nota