Ir a la página principal
Temas en debate

¿Qué nos deja la inversión en minería?

La inversión extranjera directa (IED) en la región disminuyó un 9,1% en 2015 en comparación con el período anterior, llegando a 179.100 millones de dólares, el nivel más bajo desde 2010. El resultado se justifica, principalmente, por la caída de la inversión en sectores vinculado a los recursos naturales, como minería e hidrocarburos. Un capítulo del informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2016” analiza la evolución de la IED en la minería metálica en la región y plantea que si bien sus consecuencias impactaron positivamente en términos de ingresos fiscales y exportaciones, fueron casi nulos en materia de diversificación y encadenamientos productivos.

Imagen: La IED en minería metálica no suma mucho al desarrollo de los países de la región.
En el capítulo dedicado a la IED en la minería metálica, el trabajo presentado recientemente por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destaca que en la región se concentra un elevado porcentaje de las reservas del sector: un 66% de litio; 47% del cobre; 45% de la plata; 25% del estaño; 23% de la bauxita y del níquel, y el 14% del hierro entre otros, al tiempo que recuerda que, en los últimos quince años. los mercados globales de los principales minerales metálicos sufrieron “acentuadas modificaciones con cambios muy marcados en la demanda, los precios y la producción”. En todos, China fue el principal protagonista, tanto en la demanda -se convirtió en el principal importador de hierro y concentrados de cobre y bauxita-, como en la generación de una fase de precios muy elevados que repercutió en la producción mundial que registró un sólido aumento desde 2003. El proceso de alza de la producción de los minerales metálicos -en el cual los países de América Latina y el Caribe (ALC) fueron “actores sustantivos”- estuvo acompañado de fuertes entradas en la IED y la consolidación de algunas empresas libres translatinas. En el período 2000-2015 se realizaron en la región operaciones de fusiones y adquisiciones por 78 mil millones de dólares.

Sin embargo, a partir del inicio , en 2012,de la fase descendente de precios, se conformó “un nuevo escenario, con una elevada incertidumbre -en 2014 la tasa de retorno media sobre activos de las principales 40 mineras del mundo cayó al 9%, el mínimo histórico de los últimos diez años- y la baja rentabilidad repercutió en los anuncios de proyectos de IED en minería metálica: en 2015, la inversión anunciada en el sector en los países de ALC, sólo 8 proyectos por 674 millones de dólares, representó con el 1,1% de la IED el nivel más bajo en los últimos doce años cuando en ese período la minería metálica había atraído, en promedio, el 12,2% del total.

El nuevo escenario, subraya el informe de la CEPAL, encuentra a los países de ALC “en una posición de cierto rezago en la cadena de valor de la minería… la capacidad de fundición y refinación en la región no acompañó el aumento de la producción de minerales, promoviéndose un patrón de crecimiento de las exportaciones de mineral de mina y no de los metales refinados”.

Más adelante, la CEPAL sostiene que “la explotación de los recursos naturales para un desarrollo económico inclusivo plantea enormes desafíos: desde el indispensable requerimiento de compatibilizar el desarrollo del sector minero con la salvaguarda del medio ambiente y de los derechos de los pueblos y las comunidades, hasta la generación de encadenamientos productivos y sinergias con otros sectores, pasando por cuestiones fiscales, monetarias y de inversión en infraestructura”. La experiencia generalizada en ALC muestra que la minería es uno de los sectores “con bajo derrames relativos como demandante de otras actividades económicas”, y que sus principales efectos positivos se evidencian en la mayor disponibilidad de recursos fiscales y en las exportaciones”, sin lograrse avances en materia de diversificación productiva y en la formación de encadenamientos productivos en los países de la región.


Ir al principio de la nota