Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Economía internacional

¿Rebelión en la OMC?

En el interior de la Organización Mundial de Comercio es notoria la inquietud de un grupo de países que, preocupados por cierta inercia en la actividad de la institución y la actitud que vienen adoptando otros miembros del organismo internacional con el objetivo de poner barreras al comercio global, han comenzado a movilizarse con vistas a la XI Conferencia Ministerial que se realizará en Buenos Aires del 10 al 13 de diciembre próximo. A fines de julio, los jefes de las delegaciones de 47 países desarrollados y en vías de desarrollo formularon un llamamiento al resto de los miembros de la OMC (117) “para salvar la integridad del Sistema Multilateral de Comercio y trabajar en conjunto para asegurar su buen funcionamiento”.

Imagen: 47 países miembros de la OMC  expresaron su inquietud sobre el riesgo de que recrudezca el proteccionismo en el comercio mundial.
En la declaración firmada por los representantes de Albania; Argentina; Australia; Bangladesh; Benín; Canadá; Chile; Colombia; Costa Rica; República Dominicana; Ecuador; El Salvador; Ghana; Guatemala; Hong Kong, China; Islandia; Israel; Kazajstán; República de Corea; Demócrata Popular Lao República; Liechtenstein; Malasia; Méjico; Montenegro; Moldova; Myanmar; Nueva Zelanda; Nigeria; Noruega; Pakistán; Panamá; Papúa Nueva Guinea; Paraguay; Qatar; Federación Rusa; Singapur; Sri Lanka; Suiza; Taipéi Chino; Tailandia; la antigua Yugoslavia República de Macedonia; Tonga; Turquía; Ucrania; Uruguay; Vanuatu y Vietnam, se destaca además que “la OMC sigue siendo esencial para lograr un crecimiento global inclusivo y sostenible, con una mayor integración de los Países Menos Adelantados(PMA) al comercio mundial “.

El grupo de los”47” señala más adelante que en” los últimos meses, se han presentado ideas y propuestas sobre negociaciones de larga data y otros temas como parte del proceso preparatorio de la XI Conferencia Ministerial. Sin embargo, hasta la fecha, no hubo voluntad para lograr compromisos y forjar consensos. Incluso ha sido cuestionada la legitimidad de discutir temas de interés para los países miembros”. Y afirman que otros desacuerdos están afectando el funcionamiento de la OMC. Por ejemplo, en el cumplimiento de las obligaciones de notificación que, a menudo, es insatisfactorio y en el desenvolvimiento normal del sistema de solución de controversias.

Respecto de la XI Conferencia Ministerial, la declaración subrayó que representa una importante oportunidad para reafirmar la centralidad de la OMC. E instó a los países miembros a comprometerse constructivamente a examinar las propuestas que se presenten , al tiempo que expresó el beneplácito del grupo de los “47” por el compromiso de la reciente cumbre del G-20 de cumplir las normas que contempla el sistema del organismo internacional.

También se mostró preocupado el director general de la OMC, Roberto Azevêdo. En su caso, por “la retórica proteccionista extendida en varios países, que es muy fuerte “, al tiempo que alertó del posible riesgo que se traduzca en acciones concretas contra el multilateralismo. En declaraciones formuladas en Panamá señaló que espera que la reunión de Buenos Aires sea parte de ”un proceso en que los países sigan avanzado para que haya más comprensión, más cooperación y más comercio mundial” y pidió que los países miembros de la OMC actúen “con realismo y premura” en la preparación de la XI Conferencia Ministerial.

Por otra parte, el Consejo General de la OMC designó por consenso a tres funcionarios para actuar como vicepresidentes de la citada reunión, acompañando a la ex canciller argentina Susana Malcorra que el 19 de mayo pasado había sido designada para presidir sus deliberaciones. Se trata de los ministros de Industria, Comercio e Inversiones de Nigeria y de Comercio de Nueva Zelanda y del secretario de Comercio e Inversiones de Hong Kong.


Ir al principio de la nota