Ir a la página principal
Procesos de integración

¿Una nueva etapa para el Mercosur?

La última reunión de los presidentes de los países miembros del Mercosur (con la ausencia del primer mandatario venezolano) confirmó que “el proceso de integración regional se ha transformado más en un foro político que en un acuerdo económico comercial”. Sin embargo, llegarían aires renovadores si se confirma la voluntad de “volver a otorgarle mayor énfasis al pilar comercial, justo en momentos en que a nivel internacional se registraron cambios que están definiendo las condiciones de producción e intercambio comercial para las próximas décadas”.

ImagenLos vaivenes del Mercosur
El académico Ignacio Bartesaghi, director del Departamento de Negocios Internacionales e Integración de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay y autor del texto entrecomillado en la introducción de esta nota, realizó un análisis de las decisiones aprobadas por el Consejo del Mercado Común (el órgano superior del bloque subregional) en los últimos tres años y concluyó que “cerca del 65% de las normas aprobadas -lo que no implica que estén vigentes- refieren al área institucional y política del Mercosur, realidad que también se evidencia con los resultados de la última reunión y con los asuntos tratados en el comunicado conjunto de los presidentes”. En este documento, que incluyó 39 puntos, quedó registrada una sola referencia al área económica y comercial directamente relacionada con el Mercosur, ya que otro mencionó los avances de la reunión ministerial de la OMC desarrollada en Nairobi. “El resto del contenido del comunicado, apunta Bartesaghi, refiere a aspectos institucionales, a los avances en reuniones de diferentes foros políticos y organismos internacionales, al Foro de Convergencia Estructural (FOCEM) y los avances en el área social y política”.

Esas falencias en el comunicado conjunto fueron salvadas, en parte, en la “Declaración sobre el relacionamiento externo del Mercosur” rubricada por los presidentes de los Estados Parte en la que resaltaron: 1) La conveniencia de que el Mercosur incremente aún más su inserción en los flujos mundiales de comercio e inversiones, por medio de acuerdos ambiciosos, amplios y equilibrados, con países o bloques de todo el mundo, de forma a contribuir al crecimiento económico, la creación de empleo y de mejores condiciones laborales, el aumento de la producción regional y de nuestra capacidad para competir, preservando los derechos de los trabajadores, y 2) la importancia de la conclusión del Acuerdo de Asociación Birregional entre el Mercosur y la Unión Europea. Al respecto, subrayaron que el bloque subregional está listo para avanzar y expresaron la expectativa de que la parte europea manifieste su disposición para realizar el intercambio de ofertas de acceso a mercado, lo que marcaría el inicio de una nueva y definitiva fase de las negociaciones.

También expresaron la decisión de intensificar los contactos y las tratativas en curso con vistas a la negociación de nuevos acuerdos comerciales –ya se anunció que en breve plazo se realizará una reunión con los países miembros de la Alianza del Pacífico- y el fortalecimiento de aquellos ya existentes, de modo a alcanzar resultados tangibles y lograr, de esta manera, el acceso a mercados no tradicionales para nuestros productos.

Por último, reafirmaron su compromiso con la preservación y el fortalecimiento de la Organización Mundial del Comercio y resaltaron su disposición en trabajar para que las iniciativas comerciales internacionales se desarrollen de conformidad con el Sistema Multilateral de Comercio, en particular aquellas disposiciones relativas al Trato Especial y Diferenciado para países en desarrollo.


Ir al principio de la nota