Ir a la página principal
Sectores económicos

Actividad industrial despareja

Durante el periodo enero-agosto la industria trepó el 1,8%, pero la variación mensual desestacionalizada mostró una contracción del 2,9% respecto a julio. Las industrias metálicas básicas y minerales no metálicos explican buena parte del crecimiento que se manifestó en el 58% de los sectores analizados por el Centro de Estudios de la UIA. No obstante, continuaron las disparidades sectoriales observadas a lo largo del año y se produjo una leve contracción interanual del 0,1% que sube al 0,7% en la medición desestacionalizada.

ImagenEl comportamiento de la industria es heterogéneo
De acuerdo a los profesionales del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU-UIA) el sector de metales básicos mostró una fuerte recuperación en su nivel de producción (+21,8%) traccionado, en especial, por un incremento en la producción siderúrgica (+26,1%). Minerales no metálicos, por su parte, continuó su tendencia creciente de los últimos cuatro meses con un alza del 18,6% en el nivel de producción, fruto de la mejora en la obra pública y también en la obra privada en el interior del país, evidenciada en el incremento de la actividad registrada por ISAC-INDEC1 (+10,7%). El dinamismo en la construcción está fuertemente vinculado con la expansión de proyectos relacionados con la obra pública, adicionalmente a la inercia de la inversión en construcción y el impacto que iniciativas como Pro.Cre.Ar han tenido sobre la compra de materiales de construcción.

La producción automotriz, por su parte, se redujo en un 12,2% tanto por una contracción de las exportaciones (-6,5%) vinculada tanto a la caída de la demanda brasileña como a la venta de vehículos de origen nacional (-9,8%). No obstante, la venta de vehículos de origen importado creció un 47,4% interanual, empinándose por encima del promedio general.

El bloque de sustancias químicas y farmacéuticas (compuesto por química básica, agroquímicos y farmacéuticos, entre otros) mostró una baja de 13,6% interanual, debido fundamentalmente a restricciones en el suministro de gas. Sectores que mostraron incrementos fueron el de alimentos y bebidas (por la producción del complejo oleaginoso que compensó caídas en la molienda de trigo) así como el sector metalmecánico y los de caucho y plástico. .

Con respecto a la producción acumulada para los primeros ocho meses de 2013, se observó un incremento del 1,8%, con un primer trimestre con caídas del 1,7%; un segundo de fuerte recuperación (+5,5%) y un tercer trimestre que presenta hasta el momento un crecimiento del 1,8%.

Si se analiza la evolución de los primeros ocho meses, el crecimiento fue motorizado por la producción automotriz que creció el 12,3%. En dicho período, las exportaciones se empinaron un 24,6% y la venta de vehículos de origen nacional a concesionarios subió al 6,9%. Sin embargo, la mejor performance corresponde a la venta de vehículos importados que creció un 25,2%.

Otros rubros que mostraron un comportamiento positivo acumulado fueron el de minerales no metálicos (+7,6%) y edición e impresión (+1,2%).También pueden apuntarse leves incrementos en la producción metalmecánica, refinación de petróleo y alimentos y bebidas. En cambio, industrias metálicas básicas (-0,8%), sustancias y productos químicos y farmacéuticos (-1,8%), papel y cartón (-2%), textil (-3,4%), y plásticos mostraron un comportamiento negativo. De esta forma, persiste la heterogeneidad en el comportamiento de las distintas actividades industriales.

En lo que respecta al sector externo, en agosto de 2013 el saldo comercial fue de 568 millones de dólares, un 59,1% menor al registrado el mismo mes del año pasado. En los primeros ocho meses del año, el saldo acumuló un superávit de 6.292 millones de dólares, un 32,4% por debajo del superávit alcanzado en el mismo período del año anterior. Las exportaciones se mantuvieron estables con respecto a agosto de 2012, alcanzando los 7.735 millones de dólares. En el acumulado de los primeros ocho meses, las exportaciones sumaron 56.484 millones de dólares registrando un incremento del 4% con respecto al año anterior (54.314 millones de dicha moneda). Las importaciones, a su vez, se expandieron un 14% interanual, ascendiendo a 7.167 de dólares y acumulando un incremento del 12% (50.192 millones de dólares) en lo que va del año.

El comportamiento de las exportaciones en agosto estuvo asociado a una expansión de las cantidades exportadas que variaron con mayor intensidad que los precios. Las manufacturas de origen industrial (MOI) mantuvieron un comportamiento estable con respecto a agosto de 2012, con un crecimiento en las cantidades exportadas del 3% y una caída en los precios en igual magnitud. Mientras tanto las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) crecieron un 6%, a pesar que los precios de exportación cayeron un 6%. .

Desde el CEU-UIA apuntan que las importaciones se expandieron en agosto un 14%, cifra que se explica por un incremento en los precios (+12%), mientras que las cantidades de importación crecieron de forma moderada (+1%). Es importante remarcar, dicen más adelante, que el alza en las importaciones se explica principalmente por el crecimiento de combustibles y lubricantes (+103%), que representan un 21,6% del total importado, seguida por vehículos automotores de pasajeros que creció un 67% interanual y se hizo cargo del 10,6% del total.

De acuerdo a la información suministrada por la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), dicen desde la UIA; la energía eléctrica demandada por la industria de más de 300 KW presentó una caída de 3% en agosto de 2013, mientras que la demanda de gas creció 7,7% interanual.

En materia energética, el déficit alcanzó los 1.199 millones de dólares en el mes de agosto, llegando a 5.410 millones de dólares en el acumulado del año, un 122% superior al déficit presentado en los primeros ocho meses del 2012. Las importaciones crecieron en forma sostenida (29% en el acumulado del año) mientras que las exportaciones cayeron fuertemente (-21%); tendencia que se ha corroborado para agosto, mes en el que las importaciones se expandieron un 103%, mientras que las exportaciones cayeron un 38%. Esta situación puede explicarse por la dependencia del sector energético respecto de las importaciones ,las que se han intensificado en los últimos meses a pesar de que el crecimiento económico se encuentra por debajo de la magnitud de los años 2010 o 2011. Analizando el comportamiento de la industria de transformación brasileña, el CEU-UIA señala una contracción interanual del 1,2% y una caída de 0,4% con respecto a julio. De esta manera, el crecimiento acumulado para los primeros ocho meses del año alcanzó el 1.9%. La producción automotriz creció solamente el 0,3% interanual y la producción de maquinarias y equipos un 5,8%, pero se operó un fuerte crecimiento del sector de refinación de petróleo (+7,4% interanual). Por su lado, la producción de alimentos presentó una contracción interanual del 1,8% y la producción farmacéutica mostró una caída del 22% interanual.

Mirando a los Estados Unidos, el estudio concluye que el país continúa mostrando un crecimiento industrial moderado pero estable. En agosto, la producción industrial registró una expansión del 2,7% y, de esta manera, el período enero-agosto acumuló un crecimiento del 2,1% con respecto al mismo período del año anterior.


Ir al principio de la nota