Ir a la página principal
Sectores económicos

Alacero en el Congreso del ICHA

Rafael Rubio Pérez, Director General de la Asociación Latinoamericana del Acero -Alacero , expuso la delicada situación internacional que atraviesa el mercado del acero desde la perspectiva económica, la conformación de la cadena de valor y los retos a los que se enfrenta a mediano y largos plazo. La disertación ocurrió en el XII Congreso del Acero organizado por el Instituto Chileno del Acero y el foco fue puesto, una vez más, en las prácticas calificadas como desleales del comercio chino.

ImagenLa industria se reunió en Viñas del Mar, Chile
El punto de partida de su presentación fue el reconocimiento de la delicada situación económica que atraviesa el mundo tras la crisis del año 2008-09 que afectó el crecimiento y la inversión a nivel global, situación a la que se suma China con una elevada producción siderúrgica subvencionada por el gobierno y alta exportación de productos con precios por debajo del promedio que compiten en forma artificial en el mercado.

Rafael Rubio, que llegó a la cúpula de Alacero desde la vicepresidencia de Relaciones Institucionales de Ternium México, destacó las investigaciones de comercio desleal contra China y las acciones que están tomando los diferentes gobiernos puntualizando que actualmente hay en la región 9 acciones antidumping en proceso y 33 acciones vigentes mientras que, en el resto del mundo, se contabilizan 40 acciones en proceso y 80 acciones vigentes, las que dan una idea de las resistencias que se oponen al accionar del país asiático.

Otro factor que está afectando a la industria es la problemática de la sobrecapacidad con una alta brecha entre su producción versus la capacidad nominal, hecho al que se suma que China es el principal productor de acero crudo y representa el 50% de la producción mundial.

El Director General de Alacero reconoció que “China se ha comprometido a reducir su capacidad instalada en el orden de 100 a 150 MM toneladas al 2020, además de implementar un fondo de apoyo de alrededor de 15,3 mil millones de dólares para facilitar la reubicación de trabajadores”, pero alertó que esas medidas no serán suficientes para solucionar el problema.

En el que calificó como débil escenario de América Latina, otro elemento negativo es la situación política y económica de Brasil, principal productor de una región, la nuestra, que en la última década ha presentado una caída en su participación manufacturera.

Rafael Rubio señaló que para fortalecer y desarrollar la cadena de valor del acero se precisa “igualar el campo de juego a nivel de mercado, reducir el riesgo país, potenciar el encadenamiento con eslabones de cadena así como potenciar el desarrollo de infraestructura” Y poco ayuda a este cuadro general el Brexit. Si bien América Latina no está relacionada geográfica o políticamente con el Reino Unido, dijo, no puede evitarse la incertidumbre que genera el proceso de desvinculación con la Comunidad Económica Europea y sus posibles resultados. Entre las consecuencias esperables , el Director General de Alacero señaló un menor crecimiento mundial, mayores tasas de interés y la volatilidad de los tipos de cambios.


Ir al principio de la nota