Ir a la página principal
Ciencia & tecnología

Aldo Ferrer: Personalidad Destacada de la Ciencia

El economista y Profesor Emérito de la UBA, ex Ministro de Economía, ex Presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica y, entre muchos otros cargos, ex Embajador en Francia fue declarado Personalidad Destacada de la Ciencia por su trayectoria y su significativo aporte a la comprensión de la vida política y económica de nuestro país. El homenaje que le rindiera la Legislatura representa un merecido reconocimiento para uno de los economistas más brillantes y consecuentes en la defensa del desarrollo nacional.

ImagenAldo Ferrer y un nuevo galardón.
El doctor Aldo Ferrer, Profesor Titular Consulto de una cátedra que lleva su nombre, luego de agradecer la distinción sostuvo que "no hay un cambio sustancial de la economía argentina y no se acaba el mundo tras el desacuerdo con los fondos buitres". Consideró que "si les pagamos no nos van inundar de dólares, como algunos creen" y "si lo que nos plantean no es adecuado para el país, podemos negociar y si no hay acuerdo seguimos adelante". “El planteo que se hace es exagerado, afirmó después y fue específico al afirmar que “los temas fundamentales a resolver son los internos como la inflación y el desarrollo nacional". "La economía se hace vital en los momentos de cambio y es, de las ciencias sociales, la más política porque se ocupa de la distribución de la riqueza y se vincula con diversas formas de ver la realidad que son políticas. A nivel mundial hoy el centro hegemónico del Atlántico Norte está en crisis y se está gestando un mundo multipolar en el que toman relevancia las grandes civilizaciones asiáticas que avanzan en base al conocimiento y la industrialización. En este contexto, Argentina tiene posibilidades de desarrollo en un proyecto nacional".

Ferrer, que recibió ésta distinción a instancias de la legisladora María José Lubertino, sigue integrando el Grupo Fénix, del que es uno de los fundadores junto a Abraham Gak y otros distinguidos economistas que diseñaron un modelo económico alternativo a las políticas neoliberales impulsadas, entre 1976 y 2001, por el Consenso de Washington.


Ir al principio de la nota