Ir a la página principal
Comercio exterior

Altibajos en la actividad portuaria regional

El ranking 2015 del movimiento de contenedores en puertos de América Latina y el Caribe (ALC) confirmó las dos tendencias observadas en la región en los últimos años: una desaceleración del comercio exterior en las terminales y una alta heterogeneidad de las tasas de crecimiento de los distintos países. El volumen total de actividad alcanzó en el período alrededor de 48 millones de contenedores de 20 pies (TEU’s), correspondiendo el 90% de las operaciones a los primeros 40 puertos.

ImagenMovimiento portuario de contenedores. Principales puertos de ALC
El promedio de crecimiento de los 138 puertos de ALC en el movimiento de contenedores fue de 1,7%, y revela el bajo dinamismo registrado en el período que estuvo marcado por la caída en la actividad de cinco países: Brasil, Perú, Puerto Rico, Trinidad y Tobago y Venezuela (-2,1%, -3,6%, -8,3%, -12,4% y -22,2% respectivamente).

Según los datos recopilados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), seis países de la región lograron alzas de dos dígitos: Colombia (13,1%), Nicaragua (24,4%), Barbados (10,3%), San Vicente y la Granadinas (11,3%, Monserrat (11,7%) y Anguilla (22,7%). En la Argentina la actividad registró una caída de 0,3%; el puerto de Buenos Aires en 2015 mejoró en 0,3% el movimiento de TEU’s y se ubicó en el 9º puesto del ranking, mientras que la terminal de Zarate verificó una caída del 3,0% y quedó en el 48º lugar, al pasar de 129.313 TEU’s en 2014 a 125.396 en el período siguiente.

Por otra parte, a nivel global el tráfico de contenedores en puertos creció durante 2015 solo un 1,1% de acuerdo a estimaciones de publicaciones especializadas, manteniendo la tendencia de bajos resultados positivos observada en los últimos años. Entre los factores que han contribuido a ese desempeño, se señalan a :una estabilización en la conversión de carga general o granel a contenedores; el aumento en la participación de bienes manufacturados en relación a las materias primas transportadas en contenedores; la baja en la tasa de deslocalización de actividades manufactureras en Asia y especialmente en China, y la disminución en la organización de los tráficos, provocada en particular por el incremento de servicios directos a mayor número de puertos.


Ir al principio de la nota