Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Temas en debate

Argentina ¿es cara?

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) analizó los problemas estructurales que afectan las posibilidades de crecimiento sostenido y la competitividad de la economía argentina Y señaló que la presión impositiva, los costos laborales no salariales, los precios de insumos básicos, los costos logísticos y problemas de calidad de la infraestructura, los costos provenientes del bajo desarrollo del sistema financiero, factores vinculados a las tecnologías utilizadas, la escala de los mercados y el bajo acceso al mercado financiero y de capitales. son factores que inciden, en forma desigual, sobre cada una de las cadenas de valor.

ImagenesPresidente Di Fiori y Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña.Análisis de la CAC de algunos sectores económicos
La cuestión del llamado “costo argentino” está ligada, necesariamente, a la de la competitividad de nuestra economía. En este sentido vale hacer la pregunta de por qué Argentina es cara en comparación con economías de la región u otras economías extra-regionales de características similares Por el “costo argentino” los productos nacionales cuestan hasta el doble que en otros países, dicen desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios cuyas autoridades presentaron un detallado informe al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Si bien cada cadena de valor cuenta con sus características específicas, reconoce el estudio, hay cuestiones transversales que afectan los costos y sobre las que se pueden acciones correctivas.

La presión impositiva es señalada, en primer lugar, como un factor crítico a la que le siguen en consideración no necesariamente decreciente - depende de la cadena de valor analizada- cada uno de los problemas que se reseñan en el encabezado de esta nota.

En el estudio se constata que la economía argentina muestra, en general, uno de los peores datos de Latinoamérica respecto a la participación del crédito en el desenvolvimiento del sector privado, el que llega apenas al 14% del PBI.

Como ejemplo de la problemática financiera la CAC destaca la del mercado de tarjetas de crédito y débito que, altamente concentrado, exhibe un elevado costo en sus operaciones. “La lógica de buscar resolver los problemas de costos internos a través de devaluaciones periódicas, dice el estudio más adelante, ha mostrado reiteradamente ser ineficaz y nociva para la economía y la sociedad en el corto y largo plazo, al acelerar los precios, generar volatilidad macroeconómica y resentir el consumo y las inversiones. Por lo tanto, en un contexto macroeconómico en el que se prevé que los objetivos de política estarán centrados en alcanzar las metas de inflación y reducir las necesidades de financiamiento del sector público, los mecanismos de mejora de la competitividad de las empresas deberán buscarse desde un enfoque meso y microeconómico.” La selección de cinco sectores económicos como casos testigo del “costo argentino”, bajo el criterio de importancia en el PBI local, la participación que tienen en la composición de la Canasta Básica Total y la representatividad que alcanzan entre los socios de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios son el automotriz, el sector productor de manzanas, el del vino, el lácteo, el textil y el farmacéutico.

Después de análisis las debilidades de cada uno de estos sectores, el estudio de la CAC recomienda: * Industria Automotriz – Autopartista: la composición del déficit comercial del complejo pone en evidencia la fuerte dependencia de partes y piezas importadas por parte del sistema productivo local, que no ha logrado avanzar en una mayor sustitución de importaciones. Será necesaria, en adelante, la ampliación de políticas para dirigir la inversión de las terminales, aumentar el crédito, reducir la presión impositiva y fomentar ciertos núcleos o nichos de proveedores * Sector productor de manzanas: profundizar la ayuda financiera para permiir a los productores incorporar nuevas tecnologías y mejorar el producto terminado, alcanzado los estándares fitosanitarios internacionales. También se requiere el avance en infraestructura para reducir los costos logísticos y también en la transparencia para revertir inequidades distributivas y lograr reducir la brecha entre el precio que percibe el productor y el que abona el consumidor final. Por último, se deben establecer mecanismos que fomenten la competencia en las fases de comercialización y de distribución. * El vino cuenta con un gran potencial en el mercado mundial. Resulta imperioso continuar con la eliminación de impuestos que engrosan los gastos de producción, y avanzar en la firma de acuerdos comerciales orientados a conseguir mejores condiciones de acceso en los principales mercados. * En cuanto a la cadena láctea se considera necesario establecer líneas de financiamiento que permitan mejorar la situación financiera en el primer tramo de la cadena; mecanismos de compensación a productores tamberos (pueden ser del tipo cobertura de precio mínimo o fondo anticíclico) con el fin de evitar quiebras masivas en el sector; inversión en infraestructura para reducir el costo logístico; y continuar con políticas de fomento a las exportaciones (como por ejemplo la eliminación del Registro de Operaciones de Exportación de Lechería y la extensión de plazos para liquidar las exportaciones). * En el sector textil es necesario que se lleve adelante una transformación productiva del sector, trasladando recursos hacia los nuevos nichos productivos, capaces de lograr una diferenciación de producto para ser competitivos en el mercado regional. El surgimiento de nuevas tecnologías aplicadas a los textiles abre oportunidades al sector en la producción de fibras y textiles inteligentes. Para ello será necesario llevar adelante acciones conjuntas –públicas y privadas– en vías de fomentar la inversión en I+D, donde se destaca, por ejemplo, la necesidad de desarrollo de la nanotecnología (en este sentido, vale mencionar que la Universidad CAECE –de la que la CAC es la principal benefactora– incorporó este año la primera Licenciatura de Nanotecnología de la Argentina). * La industria farmacéutica, que es una de las más competitivas, se verá favorecida por las inversiones en infraestructura que permitan reducir el costo logístico. Asimismo, pueden aumentarse los recursos para I+D.

Según el World Eonomic Foruml, Argentina presenta la relación Inversión/PBI más baja desde el año 2007 y, en general, no obtiene buena puntuación en ninguno de los 12 aspectos que influyen en la evolución de la competitividad. Entre los principales componentes que traccionan a la baja se puede mencionar la debilidad tanto institucional como del entorno macroeconómico, donde el país ocupa el puesto 130 y, en términos de eficiencia, existe una importante fragilidad ya que respecto al mercado de bienes se posiciona 135° y en el mercado de trabajo en el 130°. Por último, y no de una importancia menor, resulta el posicionamiento 127° en el ranking al comparar el desarrollo del mercado financiero.

No obstante, en la evolución actual de la competitividad también influyen otros aspectos importantes en los que Argentina se muestra en una mejor posición: infraestructura (85°), salud y educación primaria (63°), enseñanza superior (40°), preparación tecnológica (69°), tamaño del mercado (28°), sofisticación empresarial (88°) e innovación (81°). De esta manera, se puede advertir que es necesario trabajar imperiosamente de cara al futuro a fin de lograr un progreso significativo en áreas claves como el fortalecimiento institucional que aporte mayor estabilidad y previsibilidad a todo el sistema nacional, buscar mecanismos para mejorar la eficiencia en los mercados, fomentar la inversión en investigación y desarrollo, destinar mayores recursos a la educación y a la salud, implementar cambios en materia impositiva y tributaria que permitan reducir costos y fomentar la formalidad laboral y avanzar en mejorar la infraestructura y reducir gastos administrativos que permitan agilizar todos los procesos de intercambio.

El informe elaborado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios pretende ser una contribución para el cambio estructural de la cadena de producción y consumo.

Participaron de la reunión con el Jefe de Gabinete, Jorge Di Fiori, Presidente de la CAC; Mario Grinman, Secretario; Alberto Grimoldi, Director y Víctor Dosoretz, Tesorero.


Ir al principio de la nota