Ir a la página principal
Comercio exterior

Cómo aumentar las exportaciones de bienes industriales

“Los tiempos de elección de un gobierno nacional, son un buen momento para reflexionar y pensar en la necesidad de dar un nuevo salto productivo, lograr una mejor inserción en el mundo y mejorar las posibilidades de trabajo de la mayoría de la población”, sostiene la Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina (AIERA) en un documento que propone un “Plan para el logro del equilibrio comercial industrial”. Al respecto, considera que “entre las necesidades del próximo período de gobierno, debe lograrse aumentar la producción local y la exportación de bienes de alto valor agregado, de manera de impulsar cambios profundos en el sistema productivo y el empleo, para aprovechar mejor los recursos con que cuenta el país”.

ImagenGanar mercados para los bienes industriales
La entidad empresaria señala que a pesar de lo avanzado en esta década, las ventas externas no han podido resolver algunos de los problemas estructurales: “todavía, una parte mayoritaria son bienes de bajo valor agregado, hay una fuerte concentración en pocas empresas exportadoras, se vende a los mercados tradicionales, pocas provincias producen la mayor parte de las exportaciones y el balance comercial industrial es estructuralmente deficitario”. Sobre éste último punto, AIERA recuerda que mientras el 85% de las importaciones son bienes de alto valor agregado, sólo lo son el 33% de las exportaciones. “La consecuencia de que no se agrega suficiente valor local es que se desperdician oportunidades en el mundo que permitirían aumentar la producción y generar empleo de más calidad y que el comercio exterior es deficitario para las ramas más productivas y los empleos de más productividad”.

“Revertir esta situación en el corto plazo, es imposible. Más aún cuando se tienen problemas de restricción externa”. Por ello, AIERA plantea un programa a mediano y largo plazo, “con objetivos y metas claras para impulsar la sustitución de importaciones y la exportación de bienes de alto valor agregado dirigido al universo de las empresas industriales”.

El plan contempla alcanzar el equilibrio comercial industrial en un plazo máximo de 15 años, y establece que cada empresa deberá presentar un plan de metas anuales de reducción del déficit comercial, cuyo cumplimiento implicará la aplicación de premios o penalidades. También prevé la creación de una “Tasa de Promoción de la Competitividad de la Industria Nacional” para los bienes manufactureros, destinada a la promoción de actividades que tengan por objetivo mejorar la competitividad del sector fabril. La misma implica un arancel del 1% del valor de las importaciones industriales que se abonará o no, de acuerdo al cumplimiento de las metas de reducción del déficit anual estipulado para cada empresa.

A juicio de AIERA, la concreción de los objetivos y metas propuestas requiere del apoyo del Gobierno Nacional con estímulos en materia financiera, impositiva, previsional, aduanera, de transporte, capacitación y simplificación de trámites. Y en el capítulo de incentivos a las empresas que cumplan las metas propuestas, sobresalen los siguientes: Excepción del pago de la “Tasa Anual de Promoción de la Competitividad de la Industria Nacional” y del impuesto a las Ganancias en un monto similar al 10% del aumento anual de las exportaciones industriales de cada firma; facilidades administrativas para la importación de insumos industriales; financiamiento a tasa mínima para inversiones en infraestructura física y bienes de capital, y para planes de negocios de exportación y aperturas de nuevos mercados industriales y apoyo financiero para actividades de promoción de exportaciones de productos manufactureros.

La propuesta empresaria también contempla penalidades a las firmas que no cumplan con las metas de reducción del déficit anual, tales como: el pago de la “Tasa Anual de Promoción de la Competitividad de la Industria Nacional” y la suspensión de los subsidios que gozan las empresasindustriales y de los planes de regularización de impuestos y contribuciones nacionales.

Por último, y en el capítulo de los instrumentos de promoción necesarios para mejorar el desempeño exportador y promover la competitividad de las empresas, AIERA sugiere: la creación de un programa para la promoción de PyMES industriales exportadoras, así como de oficinas para la promoción de los productos manufacturados en países emergentes y de América Latina; la implementación de un plan de competitividad del transporte (FF.CC., autopistas, puertos, vías navegables) y el establecimiento de una línea de financiamiento de largo plazo para inversiones de infraestructura y bienes de capital dirigidas a sustitución de importaciones y exportaciones industriales, entre otras medidas.


Ir al principio de la nota