Ir a la página principal
Economía internacional

CEPAL: 153.000 millones de dólares de IED en 2011

América Latina y el Caribe recibieron 153.448 millones de dólares de inversión extranjera directa (IED) en 2011, un monto histórico que, si bien podría superarse este año, tiene como contracara la creciente repatriación de utilidades de las empresas transnacionales hacia sus países de origen.

ImagenEdificio de la CEPAL en Santiago, Chile
La cifra representa el 10% de esos flujos mundiales y se trata del mayor monto de IED que llegó a una región que, hasta entonces, había registrado su máximo histórico en 2008, cuando los ingresos totalizaron 137.001 millones de dólares. En 2010 la suma había sido de 120.880 millones de dólares, mientras que en 2009 la crisis económica internacional hizo caer las entradas a 81.589 millones de igual moneda.

El principal receptor fue Brasil, con 66.660 millones de dólares, que representa el 43,8% del total de flujos a la región. Le siguen México que recibió 19.440 millones de dólares), Chile (17.299 millones), Colombia (13.234 millones), Perú (7.659 millones), Argentina (7.243 millones), Venezuela (5.302 millones) y Uruguay (2.528 millones). Cabe aclarar que tanto Brasil como Chile, Colombia, Perú y Uruguay alcanzaron récords históricos.

Mientras en América Central los ingresos de IED aumentaron un 36% respecto a 2010- se destacan los montos percibidos por Panamá, Costa Rica y Honduras-, en el Caribe las entradas treparon un 20% interanual, liderando República Dominicana al grupo de países caribeños.

“A pesar de la incertidumbre que todavía reina en los mercados financieros globales, las economías de América Latina y el Caribe atrajeron importantes cantidades de inversión extranjera directa en 2011, montos que se mantendrían altos en 2012”, destacó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena que presentó el estudio” La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe 2011”en la sede central de la entidad en Santiago, Chile.

De acuerdo con el informe, esta tendencia, iniciada en 2002, se explica por la magnitud de los activos acumulados por las empresas transnacionales en nuestra región, así como por el aumento de la rentabilidad de estos activos gracias al buen desempeño económico de los países y los altos precios internacionales de las materias primas exportadas.

Sin embargo, desde el organismo se resalta otro fenómeno que ha cobrado gran relevancia a partir de 2004: la creciente repatriación de utilidades por parte de las empresas transnacionales que invierten en la región. “Las rentas de IED transferidas a los países de origen se han incrementado desde 20.000 millones de dólares anuales entre 1998 y 2003 hasta 84.000 millones de dólares anuales entre 2008 y 2010”, apuntó Bárcena.

El documento también subraya que la IED refuerza la especialización productiva de América Latina y el Caribe. En 2011, 57% de la inversión extranjera directa recibida por América del Sur (sin Brasil) se dirigió al sector de recursos naturales, 36% a servicios y 7% a manufacturas. En cambio, 7,8% de la IED percibida por México, el istmo centroamericano y el Caribe se orientó a recursos naturales, 39,7% a manufacturas y 52,5% a servicios. En Brasil, los sectores de manufacturas y servicios recibieron 46,4% y 44,3%, respectivamente, mientras recursos naturales 9,2%.

“En este contexto, urge impulsar políticas para orientar la IED y aprovechar sus beneficios potenciales, entre ellos, la transferencia de conocimiento y tecnología y el incremento de capacidades locales mediante el fortalecimiento de los sistemas nacionales de innovación, la creación de encadenamientos productivos, la capacitación de recursos humanos y el desarrollo del empresariado local”, enfatizó la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

Según el informe, la Unión Europea es el mayor inversionista en América Latina y el Caribe con un promedio de 30.000 millones de dólares por año en la última década (el 40% de los flujos recibidos).

Otros inversionistas destacados durante 2011 fueron los Estados Unidos (18%), España (14%), la propia región latinoamericana y caribeña (9%) y Japón (8%) Por su parte y aunque las inversiones en el extranjero de las empresas transnacionales latinoamericanas y caribeñas, conocidas como translatinas, bajaron a 22.605 millones de dólares en 2011 (en 2010 habían alcanzado los 44.924 millones de dólares), la CEPAL destaca que estas firmas continúan en etapa de expansión.

El país que más invirtió en el exterior fue Chile (11.822 millones de dólares), seguido por México (9.640 millones) y Colombia (8.289 millones).

Debido a la incertidumbre sobre los alcances de la crisis en la eurozona, la CEPAL proyecta para 2012 entradas de IED a la región que varían en un amplio rango: entre -2% y 8% respecto de los ingresos del año anterior.


Ir al principio de la nota