Ir a la página principal
Economía internacional

CEPAL: Crecimiento desigual e inestable

El Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2013, presentado en Santiago de Chile, corrige al 3% el crecimiento regional (en abril había estimado un 3,5%) debido a la baja expansión de México y Brasil. El informe prevé un debilitamiento heterogéneo de los términos de intercambio; un moderado crecimiento de las exportaciones y un aumento del déficit de la cuenta corriente. Argentina crecería un 3,5% con elevada inflación.

ImagenCEPAL dio a conocer el último informe sobre la región
Con una recomendación general de aumentar la competitividad y potenciar los factores que inducen el crecimiento a mediano y largo plazo, el robusto informe de 215 páginas de la CEPAL señala que América Latina y el Caribe enfrentan un contexto externo de bajo dinamismo frente al que las políticas macroeconómicas deben graduarse con cautela para evitar el agravamiento del desequilibrio, en especial, de la cuenta corriente.

Un grupo de expertos encabezado por Juan Carlos Fuente, Director de la División de Desarrollo Económico de la entidad de Naciones Unidas considera que “las apreciaciones reales de las monedas producidas por la elevada liquidez mundial agudizaron los problemas de competitividad de los sectores transables y estimularon el gasto en bienes importados que aumentó el déficit en cuenta corriente”.

América Latina y el Caribe enfrentan en 2013 un contexto externo poco dinámico, con una tasa de crecimiento global del 2,3% que probablemente llegue al 3,1% durante 2014 impulsada por las políticas implementadas por los Estados Unidos y Japón.

Con la zona euro que exhibe un desempeño negativo del 0,4% (llegaría al 1,1% en 2014), el conjunto de países desarrollados crecería en 2013 un 1% (2% en 2014) superando la media sólo los Estados Unidos que trepará al 1,9% en 2013 y al 2,6 en 2014 y Japón que si bien éste año crecerá un 1,3%, el año próximo rondará el 1,6%. Por su parte China crecería 7,8% (7,7% en 2014) y Rusia 2,9% durante éste año para alargarse hasta el 3,5% en el próximo.

En este marco de mejoramiento moderado de las condiciones internacionales, el informe amplía su pronóstico indicando que la región muestra debilidades que podrían afectarla en el corto y largo plazo entre las que debe tenerse en cuenta la alta dependencia de las exportaciones hacia Europa y China, un creciente aumento en el déficit en la cuenta corriente – que llegaría a 2,0% del PBI en 2013, el mayor desde 2001-, serias restricciones fiscales en el Caribe, América Central y México, y la vulnerabilidad de América del Sur por su dependencia de los recursos naturales.

CEPAL señala que las exportaciones netas dejaron de impulsar la demanda y que ese papel hoy lo ocupa un consumo que se ha debilitado respecto a 2012. El aporte de la inversión al PIB durante el año que cursa será modesto y las exportaciones netas tendrán una contribución negativa debido a un aumento de las importaciones. Ya en el primer semestre de 2013 las ventas al exterior han disminuido y probablemente estén frente al término del período de auge en los precios de los productos básicos.

Durante el primer semestre de 2013 también descendieron los precios de varios productos de exportación de la región, especialmente los minerales y metales, el petróleo y algunos alimentos, tendencia asociada a la recesión en la eurozona y la desaceleración del crecimiento de China.

De todos modos, para 2013 se espera una expansión de alrededor de 4,0% en el valor de las exportaciones, alza que aunque es mayor al 1,5% registrado en 2012, todavía se halla muy por debajo de las tasas superiores al 20% anotadas en 2011 y 2010. Las importaciones, en tanto, subirían hasta el 6,0% en 2013 (comparado con el alza de 4,3% de 2012). El actual escenario pone de manifiesto problemas de sostenibilidad del crecimiento en la mayor parte de las economías de la región y justifica plantear la necesidad de ampliar y diversificar las fuentes de expansión. “Necesitamos un pacto social para aumentar la inversión y la productividad y cambiar los patrones de producción para crecer con igualdad”, pidió la Secretaria Ejecutiva de la organización.

Como consecuencia del moderado crecimiento económico no se espera un aumento significativo de la demanda de mano de obra, aunque el desempleo cayó modestamente, de 6,9% a 6,7%, durante el primer trimestre de 2013.

La inflación regional acumulada en doce meses, a mayo de 2013, se situó en el 6,0%, comparada con 5,5% a diciembre de 2012 y con 5,8% en doce meses a mayo de 2012. Sale de estos parámetros Venezuela y también la Argentina que, de acuerdo a los institutos de estadística provinciales – Neuquén, San Luis, Santa Fe y Tierra del Fuego- exhibe una tasa de inflación del 20,5% en 12 meses, hasta abril del año en curso.

En América del Sur el país de mayor crecimiento durante 2013 sería Paraguay (12,5%) seguido por Perú (5,9%), Bolivia (5,5%), Chile (4,6%), Uruguay (3,8%), Argentina (3,5%), Brasil (2,5%) y, entre otros Venezuela con un módico 1%.


Ir al principio de la nota