Ir a la página principal
PYMES

Compartiendo experiencias y nuevas propuestas

La esperada reunión anual de la Fundación Observatorio PyME –FOP– deja un bagaje importante de conocimientos confiables, comparables y actualizados sobre la estructura y el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas a nivel nacional.

La Fundación Observatorio PyME –instituida por la Università di Bologna, la Organización Techint y la Unión Industrial Argentina– se ocupa de promover a las pequeñas y medianas empresas elaborando informes “just in time” para los sectores público y privado.

A las relaciones ya consolidadas a lo largo de 13 años de exitosa gestión se han agregado, en el último período, nuevas asociaciones con gobiernos, empresas y universidades locales que elevan a 21 el número de Observatorios PyME regionales. A este servicio debe agregarse la constitución de Observatorios sectoriales que, “aplica y amplía la metodología hacia otros sectores de la economía como software y servicios informáticos, construcción, comercio mayorista y servicios a la producción”.

Reseña

Durante una mañana pródiga en definiciones, en la apertura de la sexta reunión anual de la Fundación desfilaron por el estrado, José Ignacio de Mendiguren, presidente de la entidad; Giorgio Alberti, director de la representación en Buenos Aires de la Università di Bologna; Carlos Wagner, titular de la Cámara Argentina de la Construcción y Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina.

Más tarde fue el turno de varios funcionarios que, como representantes provinciales y del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dieron cuenta de la situación económica de cada uno de sus distritos.

Julio Saguir, Secretario de Estado de Planeamiento de Tucumán, presentó los primeros datos a nivel de rama de actividad industrial de las PyME tucumanas, se refirió a los ejes económico-productivos y subrayó que “la situación económica actual es dura” y que aspiran a mejoras, en especial en el nivel educacional, hacia 2016.

Francisco Cabrera, Ministro de Desarrollo Económico del gobierno porteño, resaltó que la ciudad tiene un importante sector productivo que exporta bienes pero, muy especialmente, servicios por 4.000 millones de dólares.

Buenos Aires es la 5a ciudad emprendedora del mundo y la 4a exportadora mundial de formatos audiovisuales. Y afirmó que, junto a FOP, comenzaron a medir el índice de confianza empresaria PyME, que es un buen termómetro para mensurar el comportamiento futuro de sus dueños o gerenciadores.

Cesar Loutaif, Ministro de Desarrollo Económico de Salta diseñó el panorama económico provincial que tiene como ejes a la producción agraria, qué “es el triple de importante que a nivel nacional” y a la energética, cuyos “excedentes se entregan a la red interconectada nacional y se exportan a Chile”. Asimismo señaló que las políticas públicas, hasta ahora muy centradas en los estímulos al turismo, han comenzado a extenderse al sector industrial para permitir el crecimiento de los bajos índices MOA y MOI provinciales (8,5% y 7,5% respectivamente del PBI).

Raúl Benítez, Ministro de Producción y Desarrollo Económico de San Juan, subrayó el rol de los Observatorios PyME regionales para la focalización correcta de políticas públicas y habló de unasegunda reconstrucción provincial. Por su parte Juan José Bertero, Ministro de la Producción de Santa Fe, se refirió a la importancia del armado de cadenas de valor y la conformación de cinco regiones (Reconquista, Rafaela, Santa Fe, Rosario y Venado Tuerto), que permitirán la descentralización de la gestión del gobierno en un territorio signado por las desigualdades. También resalto el funcionario santafecino, el capital social de la provincia –“tiene la mayor cantidad de cooperativas a nivel nacional”- y, en relación con las acciones que se articulan con el Observatorio PyME, destacó la importancia de contar con mediciones comparables con otros países de América Latina e incluso de Europa.

El núcleo duro de la reunión estuvo a cargo de un experto de la jerarquía de Vicente Donato quien realizó un justificado diagnóstico y bosquejó luego algunas ideas sobre políticas públicas que podrían ser implementadas con un esfuerzo económico mínimo. El director de la Fundación ObservatorioPyME describió la ruptura de la etapa de crecimiento que encontró su límite en 2007 y explicitó que en 2008 las PyMES tuvieron una caída en su actividad que arrastró los niveles de empleo. Es así como, en relación a igual período del año anterior, la contracción de la mano de obra ocupada fue del 5,8%.

Asimismo, apuntó, las empresas de menor porte relativo, especialmente en la rama textil y en la de alimentos y bebidas, perdieron participación en sus mercados. No obstante, en la actualidad haytibios indicios de un recupero de la confianza empresarial, la que parece despegarse del piso encontrado en noviembre de 2008. La necesidad de una política crediticia que permita dar un salto en la productividad fue el común denominador de la mayor parte de las intervenciones y, hubo coincidencias en que debería implementarse con urgencia.

“Si se trae todo el dinero que está en el exterior, también estaríamos por debajo de las necesidades de financiamiento” sostuvo Vicente Donato, quien calculó que se necesitan 3 puntos del PBI para apalancar el crédito. Y como la exposición financiera apenas alcanza al 8% del universo PyME y hace 40 años que se mantiene el mismo capitalismo de sistema financiero pequeño, propuso que, entre otrassoluciones, se contemple la posibilidad de desgravar la reinversión de utilidades.

Caminos para la acción 2009-2010

Con vistas a mejorar el posicionamiento de las PyMES, la FOP considera importante tener en cuenta los siguientes temas:
  • La implementación del régimen de capitalización de las PyMES con un beneficio fiscal de mil millones generaría un aumento de la inversión de las empresas de unos 2.800 millones de pesos, logrando sostener más de 60.000 puestos de trabajo en estas empresas.
  • El mejor desarrollo del mercado de crédito a PyMES industriales es importante para incrementar la dotación de capital de las firmas. Para que la proporción de PyMES que obtiene crédito bancario se duplique el adicionalde crédito necesario es de 12 millones de pesos.
  • La inversión requerida para que las PyMES argentinas alcancen el nivel de proporción de empresas con certificación ISO del promedio italiano (34%) es de 88 millones de pesos.

Ir al principio de la nota