Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
PYMES

Conjugando el verbo judicializar

En momentos en que se profundiza el debate sobre los alcances de la reforma laboral que promueve el gobierno nacional, con el apoyo de la mayoría de las entidades empresarias y un buen número de organizaciones sindicales, un informe especial elaborado por la Fundación Observatorio PyME (FOP) y el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) estableció que una de cada tres PyMES industriales del país se encuentra involucrada en litigios judiciales que tienen su origen en desacuerdos en la indemnización por despido y en el carácter laboral o no de afecciones que los trabajadores dicen sufrir y/o el monto que se reclama como resarcimiento.

ImagenLa temática judicial  y sus protagonistas  motivaron varios de los dibujos más conocidos del francés Honoré Daumlier.
El informe consigna que el fenómeno de juicios laborales se presenta con intensidad diferencial en sectores industriales de generación de alto valor agregado: Aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión y Máquinas y equipos, y en sectores importantes en la generación de empleo popular: Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado y Caucho y plástico. A su vez, en estos últimos sectores la proporción de PyME afectadas es similar al promedio pero la cantidad de demandas judiciales por empresa es más elevada: de 3 en promedio, crece a 5 en el caso de Textiles, prendas de vestir, productos de cuero y calzado, y 6 en el de Productos de caucho y plástico. El rubro Vidrio, cerámicos y minerales no metálicos aparece como el menos impactado por la problemática judicial: sólo el 15% de sus PyMES están involucradas, con un promedio dos demandas por empresa. El problema se da con mayor intensidad entre las empresas de mediana dimensión (aquellas que emplean entre 50 y 200 trabajadores) , ya que el 50% de ellas hace frente a demandas directas o indirectas-citación o convocatoria por responsabilidad solidaria, ART, etcétera- ,mientras que ese porcentaje se reduce a un tercio en las pequeñas empresas (que ocupan de 10 a 50 empleados). El trabajo realizado a partir de relevamientos de la FOP concluidos a fines de agosto pasado, subraya que para el 43% de las PyMES manufactureras afectadas la principal causa que da lugar al litigio es la indemnización por despido en tanto que la segunda son los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales( 40% ).Y destaca que las PyMES que deben transitan los pasillos de los juzgados laborales identifican como principales consecuencias de la creciente ligitiosidad a la dificultad de incorporar nuevos trabajadores (60%), el aumento de costos (60%), y ) el desincentivo a las inversiones (50%).


Ir al principio de la nota