Ir a la página principal
Secciones
Sábado 21 de Septiembre, 2019
Comercio exterior

Crítica cautelosa a un impuesto "malo”

La Cámara de Empresas de Sotware y Servicios Informáticos(CESSI) expresó su oposición a la imposición de un gravamen del 12% a la exportación de prestaciones de servicios-con un límite del 4 pesos por dólar exportado-hasta el 31 de diciembre de 2020.Sin embargo, se mostró comprensiva de la medida adoptada por el Gobierno en un contexto de apremios fiscales,” siempre y cuando se cumpla su carácter provisorio, ya que de continuarse con la aplicación de derechos de exportación se desalentará la generación de divisas relantizando las tasas de crecimiento del 16% anual en sus ventas externas que ha mostrado nuestro sector en los últimos doce años” .Y espera que el nuevo marco legal en estudio “brinde previsibilidad y le permita al sector competir globalmente”.

ImagenCargas impositivas ponen en peligro inversiones y exportaciones de un sector innovador
Al anunciarse el impuesto,recientemente reglamentado,la CESSI consideró “inconducente”su aplicación y coincidió con el presidente Macri cuando lo definió como un impuesto malo,” ya que no solo perjudica las decisiones de exportar e invertir de las empresas de la industria, sino que no va de la mano de los objetivos de crecimiento y desarrollo que nos ha comunicado el propio Gobierno para la industria del Software y de la del Conocimiento en general”.

La entidad rescata que la norma haya tenido en cuenta las necesidades planteadas por el sector en el análisis de su reglamentación, evitando que tributen las microempresas y las pequeñas empresas inscriptas en el Registro PYME del Ministerio de Producción y Trabajo, estableciendo un mínimo no imponible de 600 mil dólares por año, y otorgando una mayor financiación con la habilitación del pago 45 días después de la operación a aquellas que facturen menos de 2 millones de dólares en el año anterior, entre otras medidas.

En ese marco, la declaración de la CESSI destaca que” la industria del Software no deja de tener en cuenta el proyecto de ley de la Economía de Conocimiento consensuado recientemente por el Gobierno con nuestra Cámara y la Red de Polos y Clústers de todo el país, y las demás cámaras de la industria del Conocimiento, que servirá en tanto y cuanto se logre su pronta presentación en el Congreso para su eventual promulgación, para lograr el horizonte de inversión a 10 años que permita a nuestra industria lograr los objetivos del Plan Federal elaborado por la entidad”.

El citado proyecto tiene como ejes: facilitar la contratación y la capacitación de talento; promover las exportaciones, y estimular la innovación y la creación de nuevas empresas y prevé una baja en el impuesto a las Ganancias y un adelanto del mínimo no imponible con el objetivo de incentivar la incorporación de profesionales. La CESSI evalúa la propuesta como superadora de la vigente ley de Software, ya que además de dar continuidad a sus beneficios contempla la incorporación de más sectores de la Economía del Conocimiento, tales como la industria audiovisual, la nanotecnología, los servicios geológicos, la industria aeroespacial y satelital, la inteligencia artificial , la Investigación y Desarrollo Experimental y la robótica, entre otros.


Ir al principio de la nota