Ir a la página principal
Política industrial

De los objetivos del” Plan Estratégico 20 20” al “Plan 1 millón”

El “Acuerdo por la Producción y el Empleo de la Cadena Automotriz: Plan 1 Millón”, recientemente firmado por el gobierno nacional, las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, las asociaciones representativas de las terminales, del autopartismo y del sector sindical,recibió el apoyo de las autoridades de las entidades empresarias involucradas. El presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), Luis Ureta Saénz Peña, sostuvo que “el documento y el compromiso conjunto permitirán emprender el camino de la recuperación”, mientras que el titular de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes(AFAC),Raúl Amil, celebró la firma del acuerdo y “la conformación de una mesa sectorial para ir avanzando en los lineamiento estratégicos planteados en el documento”. Por su parte, el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina, Gerardo Venutolo, fue más cauteloso:”Todo lo que sea fortalecer y apoyar una Argentina más industrial nosotros lo vamos a acompañar”.

ImagenesUn plan para 1 millón de autosEvolución de la industria desde 2007
Las metas del acuerdo son menos ambiciosas que las que proyectaba el “Plan Estratégico Industrial 20 20” del anterior gobierno - que también contó con el apoyo de empresarios y sindicalistas-, pero son consideradas más ajustadas a la realidad económica nacional e internacional.

El ”Plan 1 Millón “ impulsado por el Ministerio de Producción contempla :establecer reglas claras; promover el empleo; bajar el ausentismo-que no debería superar al 5% en 2019 y al 3% en 2023-;mayor capacitación; incrementar la integración de autopartes locales-llegando al 35% en 2019 y 40% en 2023-;diversificar exportaciones-al menos, lograr que un 35% del total en 2023 tengan destinos extra Mercosur-; concretar inversiones por 5.000 millones de dólares en los próximos dos años, y asumir el compromiso de tener precios en línea con los vigentes en otros países. La meta: lograr que la producción local de vehículos pase de los 493.000 en 2016 a 750.000 en 2019 y 1 millón en 2023.En ese proceso de cinco años se vaticina la creación de 30.000 empleos.

En cambio, para la cadena de valor automotriz el objetivo del “Plan Estratégico Industrial 20 20” era llegar a ensamblar en ese año 1,9 millón de autos-con un 60% de abastecimiento de autopartes nacionales-, sumar 230.000 puestos de trabajo a los 68.000 existentes en 2010, atender al mercado local y lograr un salto exportador.” “Esto último, se subrayaba en el capítulo del Plan dedicado al sector, tiene como condición, además de una mayor integración local, una fuerte diversificación de mercados, lo que implica preservar la participación en el mercado brasileño y ocupar nuevos mercados en América Latina para 2020 ( Brasil debería justificar en ese año el 63% de las ventas externas-el 86% en 2010- y América Latina el 22%)”.

Retornando al “Plan 1 Millón”,el sector privado - representado por ADEFA,AFAC,ADIMRA y la Asociación de Supervisores Mineros, Metalúrgicos y Mecánicos(ASIMRA)- se comprometió a :Avanzar en la presentación de proyectos de inversión en el marco de la ley de Desarrollo y Fortalecimiento del sector autopartista; desarrollar acciones de corto y largo plazo para el cumplimiento del flex; articular una propuesta que promueva la renovación del parque automotor(en especial en materia de transporte de carga y pasajeros), y elaborar una propuesta para fortalecer la articulación entre el sistema de Investigación y Desarrollo del ámbito privado con el sector científico-tecnológico .Además, y en conjunto con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor(SMATA) y la Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina, las entidades privadas se comprometieron a definir una propuesta de capacitación en nuevas tecnologías para los trabajadores y elaborar un plan de acción para mejorar la productividad a partir de la reducción del ausentismo. Queda aún por transitar un largo camino para definir ese plan y alcanzar las coincidencias necesarias para que ese proceso no perturbe la relación entre las partes.

Los compromisos asumidos por el gobierno son, en su mayoría, enunciados que deberán desarrollarse para hacer posible la implementación de mejoras en varias normas regulatorias, la definición de un nuevo marco arancelario para la comercialización de vehículos híbridos y/eléctricos y la revisión de la carga tributaria de la cadena sectorial, entre otras medidas.Por eso, nos concentramos en el repaso de los incentivos previstos en la ley Autopartista Nacional para el sector aprobada a mediados de 2016. La norma contempla como principal incentivo un bono electrónico de crédito fiscal para el pago de impuestos nacionales, por un monto proporcional al valor de compras de autopartes locales. Por cada punto de incremento en la integración el beneficio aumentará 0,6 puntos. Las terminales automotrices que cumplan con los requisitos establecidos en la norma legal recibirán un “bono” fiscal que va del 4 al 15% del valor de las partes y piezas adquiridas en el país (este beneficio es extensivo a la compra de matrices y moldes fabricados en el país). Para obtenerlo deberán ser: plataformas exclusivas Mercosur; autos producidos sólo en la Argentina, y con contenido mínimo nacional, medido pieza por pieza, mayor o igual a 30% en autos y 25% en utilitarios. Otros beneficios que prevé la legislación son: Reducción de derechos de importación con origen extrazona (DIE) al 0% para operaciones destinadas a la compra de moldes y matrices, y el anticipo del 15% del beneficio para el desarrollo de proveedores durante los primeros cinco años de vigencia.

El Contenido Mínimo Nacional (CMN) necesario para que un bien ingrese al régimen varía de un rango de entre 15% y 30% dependiendo del bien que se trate y el cálculo del CMN se realizará considerando la proporción del valor de compras de autopartes de origen nacional sobre el valor total de las compras de autopartes. Las empresas que acrediten el desarrollo de proveedores y su internacionalización podrán obtener hasta un reconocimiento de 5 puntos porcentuales adicionales en el cálculo de CMN.

Por otra parte ,las terminales y los fabricantes de sistemas y de autopartes que estén en condiciones de solicitar su acogimiento al régimen podrán hacerlo durante los 10 años posteriores a la sanción del mismo, extendiéndose los beneficios por dos años más para firmas que se incorporen con posterioridad al quinto año de vigencia.


Ir al principio de la nota