Ir a la página principal
PYMES

Dudas preocupaciones razonables

El 95% de las 430 pequeñas y medianas empresas industriales de todo el país que son contactadas trimestralmente por la Fundación Observatorio PyME, identificaron al aumento de los costos de producción –tanto en lo referente a las subas de los precios de las materias primas e insumos, como de los jornales de sus trabajadores- como los principales problemas de las PyMIS locales.

En su último informe de coyuntura, de agosto de 2008, el Observatorio cita que en el segundo trimestre del año, las cantidades vendidas por ese segmento de empresas se contrajeron en un 6,4% respecto del trimestre anterior, mientras que en términos interanuales cayeron 8,4%.

Consultados sobre el desempeño de las ventas al mercado interno, el 26,9% de los empresarios consideró que disminuirán en el trimestre en curso (un año atrás, proyectaban una caída del 15,7%). Por otra parte sólo el 4,6% de las PyMES industriales espera incorporar nuevos trabajadores antes de octubre próximo, cuando para igual mes de 2007 ese porcentaje ascendía a 15,5%.

De acuerdo a los datos recabados en la encuesta coyuntural, el nivel de confianza de los empresarios PyMI fue el más bajo desde el inicio de la medición (abril de 2005): 37 puntos, situándose 15 puntos por debajo del promedio de toda la serie.

Por su parte, el resultado de la medición de agosto del Indice de Confianza Empresaria PYME acentuó la tendencia que comenzó a verificarse en la primera medición de 2008. La explicación de la nueva caída” se encuentra en una evaluación empresaria más pesimista acerca de las condiciones actuales de sus empresas, sectores de actividad y, fundamentalmente, de la situación económica nacional con respecto a la de 12 meses atrás”.

En ese contexto, la pérdida de la confianza empresaria se evidencia en el alto porcentaje (79%) de los industriales PYME que considera que el actual es un mal momento para encarar nuevas inversiones en maquinarias y equipos. Además, para el 61% de los encuestados la situación económica de aquí a un año será peor y sólo para el 18% las condiciones podrían mejorar.

A preocuparse

La encuesta coyuntural a PyMES industriales confirmó que, por primera vez en el quinquenio, el empleo generado por el segmento deja de crecer. “Si bien en el segundo trimestre del año suele generarse una desaceleración en la creación de empleos por parte de las pequeñas y medianas industrias, en 2008 la caída del 3,7% es superior a la registrada en años anteriores”.

Por otra parte, la proporción de la capacidad instalada se mantuvo estable en el periodo –por encima del 70%- como viene ocurriendo en los últimos años. “Esta situación, sumada al incremento registrado en el número de empresarios que considera insuficiente su nivel de stocks, indica que la disminución en las cantidades vendidas no se debe a una caída en la producción sino al menor nivel de demanda”.

Como quedó apuntado, durante el segundo trimestre los principales problemas que debieron enfrentar las PyMES industriales fueron los aumentos en los costos de las materias primas e insumos y en los costos salariales. En sus respuestas a la encuesta, adjudicaron también importancia a: la disminución de la rentabilidad; los retrasos en los pagos de los clientes; la caída de las ventas y las trabas en el financiamiento. Entre los factores a los que atribuyeron el menor nivel de actividad en los últimos meses, sobresalen: disminución general de la demanda de sus productos (79,7% de las respuestas); reducción de los plazos de pagos y cobranzas (48,2%) y dificultades en el abastecimiento de materias primas y energéticas (42%).

Los costos directos de producción por unidad de producto de las PyMIS aumentaron un 10,2% en el segundo trimestre del año respecto del período anterior y en términos interanuales el incremento promedio se desaceleró y midió 47,2%.

Del análisis por sectores surge que los principales incrementos en los costos de producción se dieron para las empresas del rubro “Aparatos eléctricos, automotores y autopartes”, seguidas de las dedicadas a la elaboración de “Productos de metal, maquinarias y equipo”.

Por otra parte, las expectativas de las PyMIS encuestadas en cuanto a la evolución de los precios de sus bienes hacen esperar nuevos aumentos: el 62,1% de los empresarios respondió que el precio de su principal producto se incrementará andes de octubre.

Sin embargo, el informe destaca que, de todas formas, el alza de los precios “no llega a compensar los aumentos en los costos, por lo que en los últimos años la rentabilidad de las empresas decayó de forma continua”.

Para el segundo trimestre de 2008 el 7,5% de los empresarios PyME industriales consideró que el nivel de rentabilidad de su firma se contrajo respecto a un año atrás y, con vistas al próximo año, el 40% opinó que caerá nuevamente.

La encuesta también permitió establecer un menor optimismo en las expectativas de las PyMES industriales para el tercer trimestre del año. En relación con las ventas en el mercado interno, el 21,6% de los empresarios consideró que se incrementarán y, como contra cara, el 26,9% pronosticó una caída de las mismas. Las expectativas de ventas en los mercados externos tampoco son alentadoras: el 9,3% de las empresas exportadoras esperan incrementarlas (en 2007, el porcentaje superaba el 37%), y el 17,5% cree que disminuirán (frente al 5,4% del año anterior).√

Ir al principio de la nota