Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Política industrial

Economía primarizada e industria sin piso

Desde el CEU-UIA señalan que la incertidumbre financiera del último mes agravó la débil dinámica de la industria manufacturera local, producto del salto del tipo de cambio en casi un 35% y de la suba de tasas de interés a niveles superiores al 80%. Cerca del 60% de los sectores industriales volvieron a caer en julio liderados por el automotriz que perdió el 47,8%. Con una contracción interanual del 6,1% -que acumula una caída del 7,6 en 2019- la actividad industrial muestra una menor utilización de la capacidad instalada (58,7% en julio) y una caída, respecto del mes anterior, de 1.817 puestos de trabajo que abulta los 62.748 trabajadores formales que se perdieron en los últimos 19 meses consecutivos de desplome.

ImagenPresidente de la UIA Ing. Miguel Acevedo
Como ya se ha dicho, el sector más afectado fue el automotriz en el que se produjeron 21.645 unidades con una producción acumulada en el transcurso del año es de 182.828 unidades, dato que supone una reducción interanual de 35,6%. Si bien en julio hubo una notoria desaceleración de la caída de las ventas al mercado interno por el impacto del plan “Julio 0km”, las mismas fueron en gran medida abastecidas por stocks remanentes (8.200 unidades), y no tuvieron gran impacto en la producción que también se vio afectada por la contracción de las exportaciones (retrocedieron 21,5% interanual) por una caída de las ventas a Brasil que se redujeron 31% en la comparación con el mismo mes de 2018. En cambio las exportaciones a otros destinos (Colombia y Perú) subieron 5,8% interanual y amortiguaron el impacto.

El desplome en el sector automotriz fue seguido por bajas más moderadas en la industria de metales básicos ( -8,5% interanual); la industria metalúrgica disminuyó un -7,7%; la producción de papel y cartón se contrajo -5,1%, mientras que la actividad de edición e impresión, con cierta disparidad a su interior, lo hizo en -3,5%.

Por su parte la producción de minerales no metálicos tuvo una baja menos pronunciada (de -2,6%) y en el caso de sustancias y productos químicos, la contracción del -2,2% abarca tanto el buen desempeño de agroquímicos y fertilizantes como la contracción interanual del 6,3%el sector farmacéutico. Los sub sectores que amortiguaron la caída del indicador fueron la refinación de petróleo (+6,7%), la producción de alimentos y bebidas (+6,1%) – motorizada por la molienda de oleaginosas, que se expandió 3,1%–, productos del tabaco (+2,9%) y el sector textil (+1,7%).

En julio las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) se desplomaron un -17,8% tanto por menores precios (- 6,1%) como por cantidades (-12,5%). Las mayores caídas fueron en químicos y conexos (-14,7%), seguido de materias plásticas (-14,3%) y material de transporte terrestre (-7,4%).

En relación al comercio con Brasil, las exportaciones MOI se contrajeron un -17,5% interanual vinculado a los niveles de actividad del socio mayoritario en el Mercosur. Debe tenerse en cuenta que, de acuerdo al relevamiento del Banco Central de Brasil, ese país espera un crecimiento del PIB en 2019 (+0,9%) y una caída de la actividad industrial manufacturera del - 0,3% Vinculada a la caída de la actividad industrial local, la importación de bienes de capital se contrajo 25,3%, junto con la de sus piezas y accesorios (-4,6%) y bienes intermedios El nuevo informe del CEU-UIA subraya que ninguna rama de la manufacturera ha presentado un incremento en los puestos de trabajo en el último cuatrimestre del 2018 (última dato disponible) y que, tal como se lo ha señalado en repetidas oportunidades, el sector textil ha sido la rama industrial con mayor caída en el empleo registrado. La variación interanual del último trimestre del 2018 con respecto al 2017 muestra un decrecimiento del 10,4% Por otro lado, el sector papel ha sido el menos golpeado, presentando una merma de tan solo 843 puestos. En promedio, la caída del empleo industrial en el cuarto trimestre del 2018 suma un -4,7% (58.155 puestos menos que en el 2017). Con estos datos, la industria acumula una pérdida de 147.903 puestos respecto de igual mes de 2015 (-11,8%). Si bien el empleo registrado total ha aumentado un 1,7% con respecto a junio de 2015, esto se debe a la suba en monotributo (+9,6%) y en asalariados públicos (+5,4%).

A diferencia de lo observado en las MOI, las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) crecieron 9,5% en julio (+22,2% en cantidades) en línea con el mejor desempeño de la producción agropecuaria. En igual sentido, las ventas externas de productos primarios se expandieron considerablemente (+56%); mientras que las exportaciones de combustibles y energía cayeron 6,3%.

Estos datos dan cuenta del crecimiento de las exportaciones totales (8,3% en julio) alcanzando los USD 5.856 millones. El crecimiento interanual del valor de las exportaciones se explica por las mayores cantidades totales exportadas (+20,2%), tanto de MOA como de productos primarios y el rubro combustibles y energía.


Ir al principio de la nota