Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Temas en debate

Educar para crecer con inclusión

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico –OCDE- pronostica que el ritmo de expansión económica de América Latina se verá tonificado en 2015 y oscilará entre un 2 y un 2,5% superando así al 2014 en que el crecimiento del PIB fue uno de los más modestos de los últimos cinco años ( entre 1 y 1,5%). Reconociendo la heterogeneidad regional, asociado a diferentes estrategias de gestión económica, las “Perspectivas Económicas de América Latina 2015” ponen el foco en la educación, las competencias y la innovación como insumos clave para un mayor crecimiento inclusivo.

ImagenEs imprescindible mayor educación especializada para apuntalar el crecimiento
América Latina creció 2,9% en 2012; 2.5% en 2013, entre 1 y 1,5% en 2014 y, es probable, crecerá en un rango comprendido entre el 2 y el 2,5% en 2015. Estas últimas proyecciones suponen el final de una década de mayor crecimiento económico regional con respecto al promedio de la OCDE, según indica el octavo informe del Centro de Desarrollo de ese organismo que, en esta ocasión, se realizó en forma conjunta con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe -CEPAL-y el Banco de Desarrollo de América Latina –CAF- La baja en los precios de las materias primas por menor crecimiento de China es señalada como una de las causas que mellaron el vigor del crecimiento pasado y si la época de bonanza fue mejor o peor aprovechada por la región es materia de no poca discusión entre los economistas de distinto signo de los países involucrados.

De acuerdo al informe que fuera presentado en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, la forma más eficaz que tiene América Latina para enfrentar los desafíos futuros y abordar las persistentes y profundas desigualdades socioeconómicas existentes es invertir no sólo más sino mejor en todos y cada uno de los niveles de la educación de su población. Las deficiencias de calidad en la educación se reflejan en la falta de capacidades y en los desajustes que existen en el mercado laboral, cuyo impacto afecta considerablemente la competitividad latinoamericana. Un 40% de las empresas del sector formal en Chile, como ejemplo, declaran como una barrera importante no encontrar trabajadores con la formación que necesitan. Ese porcentaje si bien se encuentra ligeramente por encima del promedio regional (36%), es el doble y hasta el triple de lo observado en Asia y Europa emergente.

En nuestro país se invierte en educación un 6,3% del PBI, cifra que supera el promedio regional y aún el de la OCDE. Así mismo, el reparto de la inversión entre el sector público (86,5%) y el privado (13,5%) es similar al de los países de la Organización que exhiben cifras del 83,9 y 16,1% respectivamente.

Sin embargo y a pesar del reconocimiento explícito que realiza el informe sobre las políticas implementadas en el último decenio, Argentina permanece detrás de varios países de la región y no recuperó el lugar de excelencia que ocupaba aún en los años sesenta. No es el único indicador negativo pero apuntemos que la brecha entre el resultado PISA y el promedio OCDE equivale, en nuestro país, a más de 2,5 años de escolaridad (igual gap muestra Brasil, Uruguay ronda los 2 años y la distancia en Chile es de 1 año y 7 meses).

Para afrontar esta escasez de competencias, el estudio recomienda implementar políticas bien definidas en la educación pre-primaria, secundaria técnica y profesional y considera que una mejor respuesta del sistema de formación técnica y profesional tendría beneficios no solo a largo plazo sino también a corto plazo permitiendo movilizar a los trabajadores que hoy operan en el segmento informal de la economía.

Así mismo, el informe apunta a que, en una economía mundial desafiante, los sectores público y privado debieran trabajar en estrecha relación para facilitar el cambio a través de la diversificación de la estructura de producción hacia sectores con conocimientos especializados y mejorar la educación técnica y vocacional para satisfacer una demanda creciente de capacidades especializadas

Ir al principio de la nota