Ir a la página principal
Procesos de integración

El TPP y sus comprometidos compromisos

Los representantes de los gobiernos de Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam-en su mayoría ministros y secretarios de Comercio- rubricaron en la primera semana de febrero en Auckland, Nueva Zelanda, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).El documento oficial comprende 30 capítulos y 15 anexos que contemplan: eliminación de barreras y aranceles aduaneros, inversiones, servicios financieros, telecomunicaciones, comercio electrónico, asuntos laborales, facilitación del comercio, propiedad intelectual, compras públicas y medio ambiente, y reglas de origen, entre otros temas. En un plazo de dos años el TPP deberá ser ratificado por los Congresos de los Estados Parte y entrará en vigencia cuando sea ratificado por, al menos, el 85% del PBI total de los países que lo componen

ImagenRepresentantes de los 12 países que firmaron en Nueva Zelanda el TPP.
Del texto de los treinta capítulos del Tratado difundidos después de su firma (recomendamos consultar el texto completo en español publicado en www.direcon.gob.cl/tpp/capítulos-del-acuerdo) resumimos los compromisos asumidos por los 12 países en ocho de ellos- que son de particular interés del sector industrial local -, y sus principales consideraciones.

• Comercio de Bienes. Los países Parte se comprometen a eliminar y reducir las barreras arancelarias y no arancelarias sobre productos industriales, y a eliminar o reducir los aranceles y otras políticas restrictivas sobre productos agrícolas. Se estima que el acceso preferencial dispuesto por el TPP incrementará el comercio entre los países Parte y contribuirá a promover empleos de alta calidad. La mayor proporción de la eliminación arancelaria para bienes industriales se implementará de manera inmediata, no obstante los gravámenes sobre algunos productos industriales serán eliminados a lo largo de plazos más extensos de desgravación. Los países Parte del TPP publicarán todos los aranceles e información relacionada con el comercio de bienes a fin de asegurar que las empresas pequeñas y medianas, así como las grandes empresas, pueden beneficiarse. También se comprometen a no utilizar requisitos de desempeño, los cuales son condiciones tales como requerimientos de producción local que algunos países imponen a las empresas para que estas puedan obtener beneficios arancelarios. Adicionalmente, acordaron no imponer restricciones e impuestos a la importación y la exportación incompatibles con la OMC, incluyendo aquellos que se establezcan sobre productos re-manufacturados, lo que promoverá el reciclaje de piezas en productos nuevos. Si los países Parte mantienen requerimientos de licencias a la importación o a la exportación, se notificarán unos a otros sobre los procedimientos de manera que se incremente la transparencia y faciliten los flujos de comercio.

Con respecto a los productos agrícolas, se eliminarán o reducirán los aranceles y otras políticas restrictivas, con el objetivo de aumentar el comercio agrícola en la región, y fortalecer la seguridad alimentaria. Además de la eliminación o reducción de los aranceles, los países Parte coincidieron en promover reformas a las políticas públicas, inclusive a través de la eliminación de subsidios a las exportaciones agrícolas, trabajando de manera conjunta en la OMC para desarrollar disciplinas sobre empresas comerciales gubernamentales de exportación, créditos a la exportación, y limitando los plazos permitidos para las restricciones a las exportaciones de alimentos a fin de proporcionar mayor seguridad alimentaria en la región. También acordaron incrementar la transparencia y la cooperación sobre ciertas actividades relacionadas con la biotecnología agrícola.

• Reglas de Origen. A fin de contar con reglas de origen simples, promover cadenas productivas regionales, y ayudar a asegurar que los países del TPP, en lugar de países no participantes, sean los principales beneficiarios del Acuerdo, se convino un conjunto único de reglas de origen que definen si un bien particular es "originario" y por lo tanto elegible para recibir los beneficios arancelarios preferenciales. Los países Parte también establecieron reglas que aseguran que las empresas puedan operar fácilmente a lo largo de la región TPP, al establecer un mecanismo común que demuestre y verifique que los bienes producidos en ella cumplen con las reglas de origen. Los importadores podrán solicitar un trato arancelario preferencial en tanto cuenten con la documentación que respalde su solicitud. De manera adicional, el capítulo provee a las autoridades competentes con procedimientos para verificar eficazmente estas solicitudes.

• Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC). En el desarrollo de disciplinas en materia de OTC, los países Parte acordaron reglas transparentes y no discriminatorias para el desarrollo de reglamentos técnicos, normas y procedimientos de evaluación de la conformidad, preservando su capacidad para alcanzar objetivos legítimos. Convinieron cooperar para asegurar que las normas y reglamentos técnicos no generen obstáculos innecesarios al comercio. Para reducir los costos a las empresas, en particular a las de menor dimensión, acordaron reglas que facilitaran la aceptación de los resultados de los procedimientos de la evaluación de conformidad, realizados por organismos de evaluación de la conformidad en otros países del TPP para facilitar el acceso de las empresas a los mercados de la región. Además, el Acuerdo incluye anexos relacionados con la regulación de sectores específicos para promover enfoques regulatorios comunes a lo largo de la región: cosméticos, dispositivos médicos, productos farmacéuticos, productos de tecnología de información y comunicaciones, vinos y bebidas espirituosas destiladas, fórmulas para alimentos pre-empacados y aditivos de alimentos, y productos agrícolas orgánicos.

• Compras públicas. Los países Parte expresaron su interés de tener acceso a los grandes mercados de compras de gobierno de los demás miembros a través de reglas transparentes, predecibles y no discriminatorias se comprometen a disciplinas fundamentales de trato nacional y no discriminatorio. Asimismo acordaron publicar información relevante de manera oportuna para otorgar tiempo suficiente a los proveedores para obtener la documentación de la licitación y entregar una oferta, tratar a los licitantes de manera justa e imparcial, y a mantener la confidencialidad de los proveedores. Adicionalmente, las Partes aceptaron utilizar especificaciones técnicas justas y objetivas para adjudicar contratos basándose únicamente en la evaluación de los criterios especificados en los avisos y en la documentación de la licitación, y a establecer un debido proceso mediante el cual se impugnen o revisen quejas acerca de una adjudicación. Cada Parte acordó una lista positiva de entidades y actividades que estarán cubiertas por el capítulo, las cuales están listadas en anexos.

• Textiles. Los países Parte del TPP acordaron eliminar aranceles en textiles y prendas de vestir. La mayor parte de los gravámenes serán suprimidos inmediatamente, aunque en algunos productos sensibles se coincidió en que serán mantenidos en plazos a determinar.

El capítulo también incluye reglas de origen específicas que requieren el uso de hilado y tejidos de la región TPP, los cuales promoverán cadenas de abastecimiento regionales e inversión en este sector, con un mecanismo de “lista de escaso abasto” que permitirá el uso de hilado y tejidos que no estén ampliamente disponibles en la región. Además, incluye compromisos en cooperación aduanera y fortalecimiento en la prevención de la evasión de impuestos, contrabando y fraude, así como una salvaguardia especial específica para los textiles, para responder a un daño grave o la amenaza de daño grave a la industria doméstica ante un aumento repentino de las importaciones.

• Inversión. El capítulo establece las protecciones básicas a la inversión que se encuentran en otros acuerdos relacionados con la inversión, incluyendo :el trato nacional; el trato de nación más favorecida; el “nivel mínimo de trato” para las inversiones de acuerdo con los principios del derecho internacional consuetudinario; la prohibición de la expropiación que no persigue propósito público , sin un debido proceso, o sin compensación y de la aplicación de los “requisitos de desempeño”, tales como requisitos de contenido o tecnología local. El capítulo también contempla la libre transferencia de fondos relacionados con la inversión, sujeto a excepciones para asegurar que los gobiernos retienen la flexibilidad para administrar la volatilidad de los flujos de capitales, incluyendo a través medidas de salvaguardia temporal no discriminatorias (como el control de capitales) que restringen las transferencias relacionadas a la inversión en el contexto de una crisis o amenaza de crisis en la balanza de pagos, así como ciertas otras crisis económicas; o para proteger la integridad y estabilidad del sistema financiero; y la libertad de designar altos ejecutivos de cualquier nacionalidad.

• Propiedad Intelectual. El capítulo sobre Propiedad Intelectual del TPP abarca patentes, marcas, derechos de autor, diseños industriales, indicaciones geográficas, secretos comerciales, otras formas de propiedad intelectual y observancia de los derechos de propiedad intelectual, así como áreas en las que los países Parte acordaron cooperar. También establece estándares para patentes, basados en el Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC y en las mejores prácticas internacionales. Con respecto a las marcas comerciales, provee de protección a los nombres de marca y otros signos que las empresas y los individuos utilizan para distinguir sus productos en el mercado.

El capítulo requiere además cierta transparencia y garantías de debido proceso con respecto a la protección de nuevas indicaciones geográficas, incluyendo las indicaciones geográficas reconocidas o protegidas a través de tratados internacionales. Esto incluye la confirmación de entendimientos sobre la relación entre marcas comerciales e indicaciones geográficas, así como salvaguardias con respecto al uso de términos utilizados comúnmente.

Adicionalmente, el texto contiene disposiciones relacionadas con los productos farmacéuticos que facilitan tanto el desarrollo de medicamentos innovadores para salvar vidas como la disponibilidad de medicamentos genéricos, tomando en consideración el tiempo que las distintas Partes puedan requerir para cumplir con estos estándares. El capítulo incluye compromisos relativos a la protección de datos confidenciales de pruebas y otros datos presentados para obtener una aprobación para la comercialización de nuevos productos farmacéuticos o productos agroquímicos.

Sobre los derechos de autor, establece compromisos que requieren la protección de las obras, interpretaciones, y fonogramas tales como canciones, películas, libros y programas computacionales, e incluye disposiciones eficaces y equilibradas sobre medidas tecnológicas de protección e información sobre gestión de derechos. Como complemento a estos compromisos, el capítulo incluye una obligación para que las Partes continuamente busquen alcanzar un equilibrio en los sistemas de derecho de autor a través de, entre otras opciones, excepciones y limitaciones para propósitos legítimos, incluso en el ambiente digital. • Pequeña y Mediana Empresa. Los países Parte manifestaron que comparten un interés en la promoción de la participación de las pequeñas y medianas empresas (PyMES) en el comercio y en asegurar que obtengan los beneficios del acuerdo. Complementando los compromisos contenidos en otros capítulos del TPP sobre acceso a mercados, reducción de trámites, acceso a Internet, facilitación del comercio, y otros, el dedicado a las PyMES incluye los compromisos de cada país Parte para crear sitios de Internet amigables para el usuario, dirigidos al segmento para proporcionarles información de fácil acceso sobre el Acuerdo y las formas en que las pequeñas empresas pueden beneficiarse del mismo, incluyendo la descripción de las disposiciones relevantes para las PYMES; las regulaciones y los procedimientos relativos a los derechos de propiedad intelectual y en materia de inversión extranjera; los procedimientos de registro de empresas; las regulaciones en materia de empleo, e información sobre impuestos. Además, el capítulo establece un Comité de las Pequeñas y Medianas Empresas que se reunirá periódicamente para revisar los efectos del TPP sobre el desempeño del segmento, considerar formas de mejorar aún más sus beneficios, y supervisar las actividades de cooperación o de fomento de capacidades en apoyo de las mismas a través de asesorías de exportación, asistencia y programas de capacitación y financiamiento del comercio, entre otras.

La Argentina y el TPP

Los países del TPP tienen una importante participación en el comercio exterior argentino: en 2014 justificaron el 21,6% de las exportaciones de bienes y servicios (14.747,7 millones de dólares) y el 21,9% de las importaciones argentinas (14.316,5 billones). Las exportaciones al TPP en el período las lideraron los rubros: comestibles y animales vivos (36,2%); bienes manufacturados (11%) y químicos y productos relacionados (10,6%), mientras que en las compras sobresalieron maquinaria y equipos de transporte (38,1%), químicos y productos relacionados (24,9%) y combustibles minerales, lubricantes y relacionados (15,8%).

Un reciente informe del Departamento de Economía de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) sostiene que “la Argentina debería analizar y comprender la trascendencia de la liberalización del comercio, y detenerse en las señales del mercado mundial que tiende cada vez más hacia la agrupación y a diluir las fronteras económicas a través de las cadenas de valor integradas internacionalmente.

No participar de acuerdos de la envergadura del TPP dejaría afuera de sus beneficios e implica riesgos de pérdida de mercado. En este sentido, no hay que descuidar que los beneficios de estos acuerdos sean mutuos y equilibrados, propios de una apertura recíproca”. Y sigue “el desvío del comercio y la inversión es una consecuencia del tratado, uno de los objetivos evidentes por los que se negocia a nivel nacional y regional: disponer de beneficios exclusivos, desviar comercio, generar nuevas y mejores oportunidades de negocios, atraer IED. Es importante volver a tomar nota en este punto de la relevancia que tienen los países firmantes del TPP en el comercio exterior argentino, lo que hace especialmente vulnerables a casi el cuarto de exportaciones argentinas que tienen como destino esos países frente a un potencial desvío de comercio. Buscar nuevos mercados por 15.000 millones de dólares parece un desafío casi imposible frente a la potencial pérdida de esos compradores”.

El informe de la CAC concluye subrayando que “está claro que el TPP significa una profunda modificación geopolítica de los ejes de poder en el mundo y de los flujos de comercio. La Argentina debería considerar la dimensión de esta situación que involucra a países con los cuales ha tenido acercamiento comercial, como los del sudeste asiático y de América Latina que integran el TPP. Es crucial el seguimiento de todo el desarrollo vinculado a este nuevo acuerdo, y los que haga China. Inclusive si entra en el TPP. La política comercial exterior de nuestro país no debería perder de vista este nuevo escenario internacional con el objetivo de potenciar las oportunidades y de minimizar las vulnerabilidades que este cambio estratégico global genere”.

Por su parte, la Unión Industrial Argentina (UIA), en octubre de 2015, y ante la conclusión exitosa de las negociaciones del TPP, había señalado que “es posible que aquellos países que actualmente se vinculan comercialmente con los miembros del TPP, pero no están incluidos en el mismo, se vean afectados por desviación de comercio e inversiones”, alertando que “con la firma del acuerdo, los Estados Unidos han conseguido exportar sus normas comerciales, tanto en materia laboral y medioambiental, como en la construcción de marcos regulatorios de normas técnicas y sanitarias y fitosanitarias, que implica una alta barrera de entrada para los países y bloques que no forman parte del acuerdo”.

Para la central fabril, el acuerdo constituye un éxito estratégico para el país del Norte y está destinado a tener impacto y consecuencias políticas a escala internacional; “ya que por un lado, limita el poder de China en la región y sus posibilidades de trazar o diseñar reglas en el intercambio con sus socios comerciales y por otro, aumenta el peso de la presencia de los Estados Unidos y de sus intereses comerciales en los mercados de Asia-Pacífico”.


Ir al principio de la nota