Ir a la página principal
Sectores económicos

El ciclo de vida del acero y su impacto en la cadena de valor

Ternium Siderar y la Asociación Latinoamericana del Acero, junto con la Asociación Mundial del Acero (worldsteel) realizaron recientemente en Buenos Aires un seminario sobre "Análisis del ciclo de vida del acero y su impacto en la cadena de valor". La iniciativa tuvo por objeto involucrar a los actores de la industria siderúrgica en ese concepto y explicar el papel fundamental del ciclo de vida pensado como precursor para una economía sustentable exitosa.

ImagenEl ACV se utiliza para la evaluación de los impactos ambientales de un producto a través de toda su cadena de valor.
El seminario contó con más de 90 participantes, incluyendo productores de acero, clientes, organizaciones no gubernamentales, reguladores, académicos y periodistas de países latinoamericanos y los debates se centraron en la importancia de incorporar el enfoque del ciclo de vida para evaluar los impactos ambientales en toda la cadena de valor del acero.

El Análisis del Ciclo de Vida (ACV) se utiliza para la evaluación sistemática de los impactos ambientales de un producto o material. El aspecto clave de esta herramienta es una revisión a través de todas las etapas de la vida de un producto desde la materia prima y la producción para su uso, hasta su eventual disposición final o reciclaje. El ACV es la herramienta más utilizada por las industrias, gobiernos y grupos ambientales para ayudar en la toma de decisiones relativas a estrategias medioambientales y en la selección de materiales.

De acuerdo con la información relevada por worldsteel, en promedio cada tonelada de acero reciclado evita la emisión de 1,5 toneladas de CO2, ahorra 1,4 toneladas de mineral de hierro y 13 GJ de energía primaria. Se considera que el acero es 100% reciclable ya que se reintroduce al proceso de producción sin alterar sus propiedades. En efecto, el acero es el material más reciclado del mundo con los siguientes porcentajes de recuperación según aplicación: 95% para automóviles, 80% para construcción y 70% para embalaje. La facilidad del reciclaje de acero y su carácter magnético, que permite separarlo fácilmente del resto de los residuos, explican su sustentabilidad.

El CEO de Ternium, Daniel Novegil, señaló: "En línea con la política ambiental de la compañia apoyamos un diálogo abierto con todas las partes interesadas en asumir el reto de minimizar el impacto medioambiental de los productos de acero a través de todo el ciclo de vida. El acero contribuye al desarrollo sostenible y ha demostrado ser un material ecológico virtuoso frente a las alternativas en aplicaciones de la industria automotriz, la construcción y el embalaje", mientras que el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina, Enrique Mantilla, afirmó que “es importante incluir el pensamiento del ciclo de vida en las estrategias de sustentabilidad de América Latina. Tenemos que entender el valor de los productos de acero como parte de la solución y no parte del problema. En la competencia con otros materiales, el acero tiene claras ventajas potenciales al considerar los aspectos sociales y económicos, además de los impactos ambientales de los productos ". La Asociación Mundial del Acero emprendió una serie de iniciativas sobre ACV y, entre ellas, desarrolló una de las primeras bases de datos mundiales del sector, para construir un inventario sobre el ciclo de vida. Los conjuntos de datos proporcionan la información más precisa y completa sobre el perfil medioambiental de 15 productos clave, representantes del espectro de la producción de acero. Ternium y worldsteel trabajan con la metodología de ACV impulsado a su vez por la Life Cycle Initiative (LC Ini) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) desde 2010.


Ir al principio de la nota