Ir a la página principal
Política industrial

El fin de las DJAI y el inicio de nuevos consensos

El discurso del presidente de la Unión Industrial Argentina cerrando la 21 Conferencia Industrial articuló las diferentes propuestas que se hicieron a lo largo de una jornada en la que no faltaron anuncios trascendentes como el fin de las cuestionadas DJAI. Adrián Kaufmann Brea abogó por el trabajo mancomunado entre los sectores público y privado para lograr una base industrial que potencie los recursos naturales y los servicios especializados, mayor integración productiva local, avances en la frontera tecnológica y trabajo crecientemente calificado.

ImagenAlgunos anuncios y a la espera de mayores definiciones
El mundo presenta oportunidades (incorporación de consumidores, crédito internacional relativamente bajo tanto para la producción como para inversión en infraestructura) pero también desafíos (comercio mundial estancado; Brasil en recesión; monedas crecientemente devaluadas; elevada competencia para acceder a mercados externos con productos que agregan valor) que obligan a perfilar una política comercial inteligente y sofisticada. ¿Qué significa esto en términos concretos?, se preguntó después Kaufmann Brea, y respondió que entre 1994 y 2013 las barreras para arancelarias del mundo se multiplicaron más de 20 veces pasando de 1.450 a 35.000; o que China se consolidó como el principal exportador mundial de bienes y de ser un socio comercial menor llegó a representar casi un 20% de las importaciones actuales de América Latina.

Este es otro mundo, un mundo multipolar que exige, más allá de la coyuntura, integrarnos como región para después insertarnos con mayores beneficios en el mercado mundial.

Para Kaufmann Brea es clave que Argentina consolide su base empresarial industrial con la convergencia de los sectores público y privado para recuperar la inversión privada como motor de la economía y del empleo; intensificar los programas federales; fortalecer el entramado de pequeñas y medianas empresas; entender que campo e industria son parte del mismo progreso y complementar mercado interno y externo superando falsas dicotomías. La larga jornada en la que se enfocó el tema de “La Argentina productiva para la próxima década”, se inició con una ponencia del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta y se cerró con el Presidente de la Nación Mauricio Macri que señaló: “Sin duda hay un solo camino. No es más el sector privado o el Estado. No es más, el campo o la industria. No es más, el comercio o la banca. Es el Estado, su gobierno, el campo, la industria, la banca, el comercio, las universidades. Todos con el compromiso de superarnos”.

En el primer panel “Un mundo en transición: oportunidades, dilemas y desafíos para Argentina en el nuevo mapa global” José Manuel Salazar (Director Regional de la OIT para América del Sur) señaló que “para promover el crecimiento sostenido, sostenible e inclusivo con empleo productivo y trabajo decente en el nuevo mapa global, las políticas de desarrollo productivo son una herramienta esencial”. Por su parte Dante Caputo manifestó que vivimos en un mundo de incertidumbre y cambios constantes en el que debemos repensar el Mercosur acercando a Chile.

Francisco Cabrera (Ministro de Producción) fue el protagonista del panel "Desarrollo productivo, comercio y política industrial: claves para una interacción virtuosa”. El nuevo funcionario explicitó que “Hay que ser consciente de la importancia del entramado productivo argentino en comparación con el resto de América Latina. Sobre ese entramado productivo sofisticado, que posee un stock de know-how muy relevante, hay que seguir construyendo”. Y se refirió al papel de la inversión puntualizando que “En los últimos años, una gran cantidad de inversiones no se hicieron por restricciones para distribuir dividendos, contexto macro, etc. Todas esas inversiones están latentes, hay que incentivarlas y apoyarlas; porque tienen como contrapartida una ampliación de las cadenas de valor y un aumento de la capacidad exportadora”.

"A fin de año se acaban las DJAI" aseveró Cabrera aclarando que "no vamos a perjudicar a ningún sector” y que la intención es "cuidar el empleo".

El ministro de la Producción explicó que "existen 19 mil posiciones arancelarias de las cuales sólo unas 1.000 deben ser tratadas en especial". Después anunció que "todo lo que tiene que ver con el régimen abusivo de información sobre precios y rentabilidad va a ser derogado desde hoy".

Ricardo Khayat (Presidente del Departamento PyMI UIA) y Diego Coatz. (Economista Jefe del Centro de Estudios UIA) abordaron el tema “ Una agenda productiva ampliada: política industrial, PyME y de desarrollo regional para los próximos años”. Coatz realizó un exhaustivo análisis del tipo de política industrial que necesita el país para encarar de la mejor manera los desafíos que vienen: “Las provincias que tienen más empresas industriales cada 1.000 habitantes generan mejores respuestas sociales para sus poblaciones. Donde hay más entramado empresarial –de grandes, medianas y pequeñas industrias– hay respuestas de empleo y se generan mercados regionales”. Sobre el futuro, Coatz aseguró: “el gran desafío que tiene Argentina es federalizar nuestro entramado empresarial y los mercados regionales para dar respuestas integrales a las provincias más postergadas del país”. En el cierre de este panel, Khayat compartió la experiencia japonesa en el tema, que fue publicada en un libro editado durante 2015 por la UIA. El presidente del departamento PyMI destacó la fuerte articulación público-privada que se da hace más de 60 años en el país asiático, y agregó: “existen instituciones públicas focalizadas en el sector pyme que prestan a casi el 25% de las mipymes japonesas, a baja tasa y en su mayoría sin garantía”.

Llegado el turno del panel “Innovación, tecnología y educación como vértices del futuro productivo” Mario Cimoli (Director de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial. CEPAL – Naciones Unidas) dijo que “la manufactura sigue siendo el motor del desarrollo tecnológico y, además, crea empleos de calidad. Sin este sector productivo no hay clase media”. Por su parte Federico Trucco (CEO Bioceres S.A), sostuvo que “El debate de la política industrial cambió de paradigma: la robótica, las impresión 3D y la gestión de grandes datos son parte de ese nuevo paradigma. Quien domine la comunicación, los procesos de transmisión de datos y los protocolos liderará los procesos de desarrollo”. El último panel temático de la jornada llevó por título “La institucionalización del diálogo social: un instrumento de desarrollo”, contó con la participación de Guy Ryder (Director General de la Organización Internacional del Trabajo), y la de Jorge Triaca (Ministro de Trabajo) que analizó los objetivos de los acuerdos tripartitos provenientes del diálogo institucional: “la inversión productiva es la forma de solucionar problemas estructurales como la pobreza. Para que se concrete tenemos que salir de las crisis cíclicas generando sustentabilidad, previsibilidad y un horizonte”. A su turno, Ryder señaló que “el diálogo social debe ser permanente y no episódico. Estratégico y no oportunista. Invocar al diálogo social solamente en momentos de crisis no dará resultados a largo plazo. El diálogo social necesita un mandato claro e instituciones fuertes y eficientes”.

Aunque el presidente Macri durante su breve disertación señaló que "en esta corta semana tenemos que encarar otro paso en la normalización de la economía, que es salir del fin del fin, que es el cepo", concluído el maratónico encuentro el gran interrogante que desvela a empresarios y a ciudadanos de a pié siguió sin respuesta ¿cuánto vale un peso? ¿cuánto un dólar?

Ir al principio de la nota