Ir a la página principal
Economía internacional

El mundo está cambiando

El 72% de los altos ejecutivos consultados por “2016 Global CEO’s Outlook” considera que los próximos 3 años serán más críticos para sus respectivas industrias que los últimos 50 años. Preparados para enfrentar un período de cambios sin precedentes su slogan es “Now or never” y se proponen transformar sus organizaciones, invertir en nuevos procesos y fomentar una cultura de la innovación que responda con eficacia a desafíos inéditos.

ImagenEl mundo de los negocios se prepara para enfrentar un mundo diferente..
KPMG International presentó la edición 2016 del Informe Perspectiva Global de los CEOs en el que casi la mitad de los altos ejecutivos (41%) y dado el cambiante entorno de negocios, afirma que en los próximos 3 años es posible que su compañía se transforme en una entidad significativamente distinta. (En la encuesta de 2015 sólo el 29% sostenía esa opinión).

El 65% de los CEOs se muestra preocupado porque los nuevos competidores están transformando sus modelos de negocios y más de la mitad (53%) cree que el modelo de negocios de su industria no se está transformando lo suficiente. “Estos CEOs entienden que sus organizaciones tienen que ser impulsoras de la innovación - y el momento de hacerlo es ahora o nunca”, señala John Veihmeyer, Presidente de KPMG International. “A pesar de la incertidumbre geopolítica actual y de las fuerzas disruptivas sociales y de mercado, los CEOs que participaron de nuestra encuesta se enfocan en el crecimiento, fortaleciendo sus capacidades actuales y preparando sus negocios para un futuro muy diferente, a través de la transformación, los avances tecnológicos y talentos más especializados”, agregó.

En línea con las expectativas de crecimiento económico y de los ingresos, el 96% de los CEOs planea aumentar significativamente el plantel de talentos dentro de su compañía, a pesar de las crecientes dificultades en encontrar los perfiles adecuados.

La tecnología ocupa un lugar preeminente en los planes de transformación de los CEOs que la señalan como el segundo factor que más contribuye al crecimiento de la compañía, luego del económico y por encima de las condiciones locales. Esa es la razón por la que el 25% planea incrementar sus capacidades de análisis de datos y el 22% realizará inversiones en soluciones en ciberseguridad.(30%) y riesgo tecnológico emergente (26%).

La encuesta estuvo destinada a 1.268 CEO’s con ingresos anuales superiores a los 500 millones de dólares en 10 mercados claves (Australia, China, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, España, Gran Bretaña y los Estados Unidos) y 11 sectores prioritarios de la industria (automoción, banca, infraestructura, seguros, gestión de inversiones, ciencias de la vida, fabricación, tecnología, telecomunicaciones, mercados de retail/consumo y energía/utilities).

Entre las principales conclusiones se apunta que la gran mayoría de los CEOs confían en el crecimiento futuro de los próximos 3 años,el 89% de ellos es optimista en cuanto al crecimiento de su propia compañía; el 86%, el de su país; el 85%, el de su industria; y el 80% el de la economía global.

Casi la mitad (48%) de los directivos sostienen que el aumento de los ingresos anuales de sus compañías en los próximos 3 años se encontrará entre el 2% y el 5% y esperan que las principales fuentes de crecimiento provengan de nuevos productos (28%), nuevos clientes (26%), nuevos mercados (25%) y nuevos canales (22%).

Entre las mayores preocupaciones, que giran en torno a una serie de cuestiones críticas que se experimentan por primera vez en su vida profesional, las cabezas de las grandes compañías señalan la lealtad de los clientes (88%); el impacto de la economía global, cuando el crecimiento es inferior al proyectado por ellos (88%) y la falta de tiempo para pensar de manera estratégica en las fuerzas disruptivas y de la innovación, que definen el futuro de su compañía (86%) El nivel de preocupación por los nuevos y desconocidos desafíos resulta evidente a la luz de los cambios en los principales riesgos identificados, por ejemplo, el cibernético ascendió al primer lugar en la encuesta de 2016, mientras que en 2015 no figuraba entre los 5 primeros. El 72% creen que su organización no está lo suficientemente preparada para un ciberataque, y expresó su preocupación respecto del nivel de desarrollo de análisis de los datos en su compañía, así como la capacidad para comunicarse con los clientes a través de canales digitales. Menos de un tercio (30%) se considera líder en el análisis de datos.

Por su parte, las principales prioridades estratégicas para los próximos 3 años se incluyen: impulsar la innovación (21%); implementar tecnología disruptiva; tener un enfoque más sólido en el cliente; desarrollar y/o gestionar los talentos y, entre otras, fortalecer las estrategias de marketing y posicionamiento de marca y las comunicaciones.


Ir al principio de la nota