Ir a la página principal
Secciones
Domingo 23 de Septiembre, 2018
Temas en debate

El sistema financiero y la creación de empresas

“Si el acceso al crédito y la disponibilidad de capital es uno de los factores que explica la natalidad empresarial, entonces puede entenderse que en la Argentina la creación de empresas sea menor a la observada para México, Brasil o Chile”, sostiene un informe especial elaborado por la Fundación Observatorio PyME (FOP)concentrado en el análisis de la participación del sistema financiero en el nacimiento, supervivencia y desarrollo de empresas, que requieren acceso al crédito y disponibilidad de capital.

ImagenUn sistema financiero estancado no contribuye a la creación de empresas que necesita el país.
En el informe ”Contribución del desarrollo financiero a la creación de empresas”, la FOP presenta una serie de datos que ponen en evidencia el estancamiento del sistema financiero a lo largo de casi cuatro décadas y su pequeña dimensión: la intermediación financiera en el país disminuyó en el período 1985-2015 a una tasa promedio de 1,2% anual ,en tanto que en México creció durante el mismo lapso a una tasa anual de 0,7%, en Brasil al 2& y en Chile al 2,1%;el mercado de capitales argentino es hoy 5% más pequeño que en 1980,mientras que en México creció a más del doble y en Chile y el socio mayor del Mercosur más de 8 y 6 veces,respectivamente.

En la Argentina la creación de empresas es sensiblemente menor a la observada para los tres países referenciados y “necesita más que duplicar la cantidad de empresas para lograr un crecimiento sostenido de largo plazo”. Si bien la FOP considera que una condición necesaria para ello es desregular y desburocratizar los trámites que se requieren para su apertura, subraya que “las empresas nacen cuando los individuos que deciden emprender pueden complementar la insuficiencia del capital propio con el acceso a capitales de terceros ya sea a través del sistema bancario o del mercado de capitales”(un reciente trabajo de la Unión Industrial Argentina estableció que el crédito al sector privado no financiero representó en 2016 el 15,3% del PBI y que la tajada para las micro ,pequeñas y medianas empresas llegó al 3%, de la cual el 2,3% correspondió a préstamos otorgados por la Línea para Financiamiento de la Producción y la Inclusión Financiera -ex LCIP- y el Régimen de Bonificación de Tasas ,instrumentos que según lo anunciado por el gobierno serán eliminados gradualmente a lo largo de 2018).

El informe de la FOP resume” :Nuestro país conjuga un bajo crecimiento anual (el producto per cápita en 2015 resultó tan sólo de casi un 40% superior al de 1980), una muy baja creación de sociedades formales de capital o mixtas (además de una baja densidad de empresas) y un bajo desarrollo financiero de casi nula dinámica” .Y con respecto al último condicionante, señala que “ alcanzar un mayor desarrollo financiero requiere del fortalecimiento de las instituciones públicas, un marco regulatorio adecuado y una reducción de la volatilidad (generada por la inflación) del valor de la moneda local como reserva para la realización de transacciones futuras. Mientras tanto, al no existir sistema bancario ni mercado de capitales, es absolutamente necesario diseñar una política fiscal para favorecer las condiciones del autofinanciamiento de las iniciativas empresariales, a fin de propulsar un crecimiento económico sostenido”.


Ir al principio de la nota