Ir a la página principal
Sectores económicos

Frente a un año más favorable

La situación de la industria aceitera durante 2009, se caracterizó por una fuerte caída en los niveles de producción, debido a la menor cosecha de oleaginosos provocada por una de las sequías más fuertes de los últimos años.

ImagenAlberto Rodríguez - Director Ejecutivo, Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina
Escribe Alberto Rodríguez - Director Ejecutivo, Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina

Así la molienda de los diez primeros meses fue inferior a la de igual periodo del 2008 en un 8,7%, con un total de 28 millones de toneladas. con un nivel de utilización inferior al 70%. Debemos mencionar que el máximo alcanzado en ese periodo, ocurrió en 2007 con 32,3 millones de toneladas.

En ese contexto, las previsiones para 2010 son un poco más auspiciosas ya que se espera que la cosecha de oleaginosos se recupere a los niveles anteriores y podamos disponer de un mayor volumen de granos para procesar.

También aspiramos a que se revierta la inexplicable suspensión impuesta al régimen de admisión temporaria para soja, que imposibilita el procesamiento de la producción de los países limítrofes que baja por la Hidrovía y va a ser procesada en las fabricas de aceite de la Unión Europea o China, privándonos de la posibilidad de agregar valor en nuestras fronteras.

En cuanto a los mercados de las harinas proteicas y aceites vegetales, estimamos que la demanda permanecerá sostenida y con buenos niveles de precios durante todo el ciclo, posibilitando la recuperación de los valores de exportación, que este año sufrieron por la caída en el volumen de molienda.