Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Temas en debate

Habemus acuerdo

Luego de un amplio intercambio de ideas – algunas expresadas a viva voz- el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina analizó el informe técnico elaborado por las diferentes áreas de la entidad sobre el “Convenio Marco de Cooperación en Materia Económica y de Inversiones entre la República Argentina y el Gobierno de la República Popular de China” planteando (o replanteando) las mismas objeciones que ya habían sido señaladas en el (para algunos) controvertido estudio preliminar.

ImagenAcuerdos con China vs desacuerdos caseros
El libreto era sólido y si, a juicio de algunos integrantes de la entidad fabril, sus considerandos y su desarrollo merecía una discusión mayor, la tuvo.

La cúpula fabril bendijo la decisión de apoyar el proceso de integración de nuestro país a nivel global y en particular con la República Popular China pero manifestó una lógica preocupación por los alcances de las cuestiones referidas a los artículos 5to y 6to del acuerdo, relativas a la adjudicación directa de obras de infraestructura que cuenten con financiamiento de origen chino y a las condiciones de ingreso de mano de obra de dicho país (ver en la Sección Temas en Debate: “Gran Bretaña en el siglo XIX ¿China en el XXI?”).

Es que, de nuevo, esas son cuestiones de alta sensibilidad que podrían afectar la provisión local de bienes y servicios, de forma tal que es juicioso y pertinente pedir y obtener aclaraciones sobre el contenido y el alcance de las concesiones. En la misma línea, también es juicioso y pertinente “conocer en forma detallada” (aunque en realidad se trate, simplemente, de conocer) la totalidad de los acuerdos complementarios que puedan incidir sobre la producción y el empleo nacional. La UIA reiteró la importancia de participar en forma activa de las instancias de negociación previas a la firma de este tipo de acuerdos internacionales, pero como esto no ocurrió se conforma, en parte, con un pedido de audiencia al Poder Ejecutivo y a las autoridades parlamentarias de las comisiones pertinentes,” para tener la oportunidad de abordar los interrogantes planteados”. Una posición sin duda modesta pero, al interior de la entidad, seguramente salomónica.


Ir al principio de la nota