Ir a la página principal
Ciencia & tecnología

INVAP y un acuerdo trascendente

Coquí Radiofármacos Corp, “se enorgullece en anunciar que ha firmado formalmente un contrato con INVAP para el diseño de su centro médico de isótopos de producción ("MIPF") en Alachua, Florida”. Después de haber revisado las opciones disponibles para la fabricación de Mo-99, la empresa portorriqueña con sede en los Estados Unidos determinó que” sólo el proceso de INVAP ofrece una solución real, tangible y fiable para resolver la crisis de radioisótopos médicos en aquel país”.

ImagenHéctor Otheguy Gerente General y CEO de INVAP, Horacio Osuna, Presidente de INVAP y Carmes Bigles, Presidente y CEO de Coquí Pharma.
En el mundo hay un número muy reducido de empresas capaces de enfrentar la producción comercial de radioisótopos para uso medicinal e incluso los Estados Unidos, que tienen un gran mercado de demanda, carece de plantas elaboradoras y los importa en especial desde Europa.

Esenciales en el desarrollo de la medicina nuclear, los radioisótopos se aplican en el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso central, cardiológicas, renales, pulmonares, hepáticas y musculares que pueden o no ser cancerosas. Y de todos los radioisótopos, es el Molibdeno-99 (Mo-99) el que se utiliza en el 80% de los procedimientos médicos que se llevan adelante.

Las estadísticas señalan que se recurre al molibdeno-99 en 20 millones de procedimientos de diagnóstico cada año en los Estados Unidos y la compañía puertorriqueña que tiene su sede en Coral Gables se ha propuesto hacer realidad la instalación de una planta de producción de radioisótopos diseñada como la más importante del hemisferio occidental, para abastecer un mercado que demanda un suministro comercialmente escalable y fiable de radioisótopos médicos de diagnóstico y terapéuticos. .

Recientemente Coquí RadioPharmaceutical, fundada en 2009 con el propósito de iniciar la producción de radioisótopos con aplicación médica en los Estados Unidos, se une a la empresa argentina de alta tecnología INVAP, involucrada en el desarrollo nuclear durante más de 30 años y con probada experiencia en el desarrollo y construcción de más de 15 reactores nucleares e instalaciones relacionadas en todo el mundo. Entre ellos se incluyen varios reactores utilizados para producir isótopos médicos, entre los que se encuentran el reactor ETRR-2 en Egipto, el reactor NUR en Argelia y el OPAL en Australia. Es justamente la tecnología de reactor de pileta abierta, similar a la empleada en la instalación de OPAL diseñada y construida por INVAP, la que será utilizada por MIPF de Coquí Pharma.

En 2012 el Congreso de los Estados Unidos aprobó una legislación que designa como prioridad nacional la producción de Mo-99, un isótopo necesario para detectar una amplia gama de enfermedades y, en la actualidad, Coquí Pharma está preparando la solicitud de permiso de construcción para su presentación ante la Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos en la que se especifica que se utilizará tecnología existente comercialmente probada para construir una fábrica que tiene la capacidad de satisfacer de forma fiable una gran parte de las necesidades de Mo99 del mercado de los Estados Unidos y del internacional.

"La firma de este contrato consolida un paso clave en la implementación de tecnología probada para producir Mo-99 para pacientes que requieren diagnósticos médicos para salvar sus vidas", aseguró Carmen I. Bigles, Presidente y CEO de Coquí Pharma. Y agregó: que “junto con INVAP estamos construyendo un puente entre los EEUU y la Argentina, uniendo nuestros esfuerzos para asegurar la disponibilidad y la fiabilidad del radioisótopo más esencial en la medicina nuclear y con el beneficio adicional de hacer del mundo un lugar más seguro para las generaciones futuras, mediante la utilización de las tecnologías del uranio de bajo enriquecimiento, en el marco de la no-proliferación".


Ir al principio de la nota