Ir a la página principal
Reportajes

Invertir para exportar más

En diálogo con Informe Industrial, el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina, Enrique Mantilla, destacó: “Nuestra economía crece al 8% y el punto central es que para exportar más hay que invertir más. Más allá de sectorescomo el automotor, que ha invertido y tiene capacidad posible, el comportamiento del resto resultará de las inversiones que cada uno haga. Ese es el punto, porque se produce para el mercado local y se exporta”.

ImagenEnrique Mantilla
Por lo tanto, agregó el dirigente empresario, “habrá que ampliar la matriz productiva y de ahí que el tema central sea la inversión. Además, para seguir avanzando habrá que realizar una serie de estudios sectoriales que permitan conocer el potencial exportador de determinados productos; cómo nuestros productos van a poder complementarse con los futuros socios. Porque está ocurriendo que el acuerdo entre Estados Unidos y Perú, por ejemplo, echa por tierra las preferencias que teníamos en el país latinoamericano. Mejor dicho, se empiezan a erosionar. Otro tanto sucede frente al acuerdo de Chile con China. O sea que parte de los mercados del arco del Pacífico están en buena medida desafiados. Estamos analizando sus implicancias y observamos ciertos impactos negativos para nuestras exportaciones. Por otro lado, el acuerdo del Mercosur con Israel desata una decisión (con vigencia a partir de 2008) por la cual todas las mejores ventajas que se otorguen en cuanto a origen a terceros países, se aplican a las exportaciones de Paraguay y Uruguay en el Mercosur.

Así se eliminan 3.600 posiciones que tenían requisitos específicos de origen, de manera que debemos evaluar en profundidad sus alcances: cómo nos afecta esta decisión, que favorece a dos países con una política industrial totalmente diferente de la que tienen la Argentina o Brasil, que deben cumplir requisitos específicos de origen. Y bien, esa decisión incide sobre inversiones futuras. Habrá que ver a qué sectores afecta y a quienes favorecen. Por ejemplo, si fabrico sillas de computadoras con destino al Mercosur, ¿conviene hacerlas en nuestro país o en Uruguay? Eso afecta a pequeñas empresas. De ahí que nos resta abocarnos a un estudio pormenorizado de la cuestión.

De todos modos, es obvio que para algunos sectores –como lo demuestra el complejo de maquinaria agrícola- inversión y especialización, mejora en la cadena logística y calificación de la asociatividad acompañando las mejoras productivas, es por demás interesante: Propuso un cambio tecnológico muy importante, al incorporar a sus series cortas aquellas tecnologías que las terminales automotrices utilizan para series largas. Ese paso ha sido decisivo, trascendente a la hora de exportar. Ylos resultados están a la vista: no sólo se exportan tractores y cosechadoras a Venezuela, sino también a Australia, Inglaterra o Italia. No es casual que ello suceda. La mejora del sector agropecuario impulsó una fuerte demanda del mercado internoy ello posibilitó, además de un desarrollo significativo de los fabricantes de maquinaria e implementos agrícolas, la constitución de una plataforma muy seria y consolidada para poder exportar. Y otro tanto sucede en muchos otros sectores. En todos ellos se necesitan inversiones para mejorar las tecnologías, para obtener mayor eficacia, para lograr una mayor racionalización de la producción, con lo cual hay sectores que están asociándose. Porque para competir con pequeñas empresas, muchas veces resulta difícil afrontar los costos de posventa. En cambio si tiene un modelo más estandarizado, es posible producirlo alternativamente entre varias empresas y esos costos se diluyen con un servicio más competitivo que cuando las series son muy cortas. Eso también está sucediendo. O sea que hay un nuevo movimiento en marcha. Y para garantizar el éxito y su continuidad, hace falta –reitero- inversión. Hay que invertir más porque a una tasa promedio de 8 puntos de crecimiento anual, obviamente el mercado interno tiene mucha demanda, lo que nos priva de contar con más productos para exportar. La clave es seguir exportando fuerte, más allá de los precios internacionales de los commodities agrícolas o mineros, y para ello la clave–al menos para el sector industrial- es...invertir”.


Ir al principio de la nota