Ir a la página principal
Procesos de integración

La evolución del comercio intrarregional en 2016

Un informe de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) destaca que el comercio intrarregional registró en 2016 una importante contracción con respecto al año anterior, tanto medido por las exportaciones (-7,5%) como por las importaciones (-8,2%). A pesar de esa caída, desde el organismo regional sostienen que “el intercambio comercial entre los países miembros viene evidenciando desde junio pasado una cierta recuperación”.

La caída del comercio intrarregional en 2016 fue bastante generalizada (ver cuadro 1 en el zip adjunto). Si se analizan, por ejemplo, los 20 flujos de exportaciones e importaciones intrarregionales de los 10 países considerados en el informe de la ALADI - la Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay- surge que16 evidenciaron un retroceso. A su vez, exactamente la mitad de éstos últimos (8) registraron caídas significativas, con tasas negativas de 2 dígitos.

El informe resalta, por su magnitud relativa, las caídas de las ventas intrarregionales bolivianas (-33,5%), seguidas por las colombianas (-18,8%), mexicanas (-17,1%) y argentinas (-9,8%). En sentido contrario, destaca el importante aumento de las exportaciones paraguayas a la región (13,5%) y, en menor medida, el incremento de las colocaciones chilenas (4,8%) y ecuatorianas (2,9%). Las caídas que más incidieron en el total correspondieron a las ventas externas de México (32,6%), la Argentina (22,6%), Colombia (21,3%), Bolivia (20,5%) y Brasil (11,9%).

Por su parte, dentro de las importaciones intrarregionales las mayores declinaciones correspondieron a las compras de Ecuador (-17,2%), Brasil (-14,9%), Bolivia (-13,2%) y Uruguay (-13,1%) Las únicas importaciones que retrocedieron moderadamente fueron las mexicanas (-1,9%), al tiempo que las compras externas de la Argentina aumentaron en forma leve (0,6%), mientras que las caídas con mayor impacto sobre el total correspondieron a las importaciones de Brasil (44,8%) y, en menor medida, de Ecuador (11,2%) y Chile (10,5%) que, en conjunto, justificaron dos tercios (66,5%) de la contracción total. Brasil, México y Paraguay fueron los únicos países superavitarios en su comercio con la región durante 2016.

Los cambios más notorios que se verificaron durante el período analizado en el informe fueron la ampliación del superávit brasileño y la reducción del superávit mexicano con la región, ambas variaciones de similar magnitud. También se destacan la reversión en negativo del saldo comercial argentino y la reducción del déficit chileno.

A nivel de las diferentes relaciones bilaterales, el informe señala que predominaron los comportamientos contractivos del comercio. En este sentido, exactamente 100 de los 150 flujos bilaterales entre los países miembros de la ALADI registraron una caída del comercio en 2016. A su vez, de los 50 que aumentaron 28 lo hicieron de forma importante, a tasas de dos dígitos (de al menos 10%). Los dos flujos bilaterales con mayor incidencia en el retroceso del comercio intrarregional fueron los correspondientes a las ventas de Brasil a Venezuela, y de Argentina y Bolivia a Brasil, los que explican el 15%, el 10%y el 10% de la contracción global, respectivamente. En un segundo nivel de importancia se ubican la disminución de las exportaciones de México a Brasil (7%), Colombia a Panamá (7%), de la Argentina a Venezuela (6%); y Bolivia a la Argentina (6%) que, sumados a los anteriores, explican el 61% de la caída global.

En sentido contrario, el informe destaca la incidencia que tuvieron los aumentos de las exportaciones brasileñas a la Argentina, de las ventas chilenas al Ecuador y de las colocaciones paraguayas en la Argentina y Brasil. Sin embargo, en el cierre del capítulo dedicado al análisis de la evolución del comercio intrarregional en 2016, destaca que” estos incrementos fueron más que compensados por la caída generalizada de la mayoría de los otros flujos bilaterales de comercio entre los países miembros”.

Por otra parte, con la información disponible de los países copartícipes, el informe estimó el balance del comercio intrarregional de Cuba, Panamá y Venezuela, sin considerar las relaciones bilaterales entre ellos. En el primero el déficit se habría reducido un 27% (al pasar de1.180 millones de dólares en 2015 a 983 millones en 2016), en el segundo un 9,5%(de 4.130 millones a 3.767 millones de dólares) y en Venezuela un 57,7% (de 6.433 millones a 2.724 millones de dólares).

Por último, una breve referencia al comercio de los países de la ALADI con el Resto del Mundo, que también experimentó en 2016 una contracción respecto del año anterior (ver cuadro 2 en el zip adjunto). La caída fue mucho más moderada en el caso de las exportaciones extrarregionales (-1,5) que en el de las importaciones provenientes desde fuera de la región (8,8%). Como resultado, el saldo comercial de la región con el Resto del Mundo cambió de signo, pasando de un déficit de 31,9 millones de dólares en 2015 a un superávit de 21,2 mil millones en el último año.


WinzipDescargar archivo adjunto

Ir al principio de la nota