Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Procesos de integración

La integración regional : un sueño eterno

Un informe elaborado por la Secretaría General de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) confirmó que el comercio intrarregional de la región se expandió a un ritmo moderado en 2018, ya que medido según las exportaciones creció un 8,3%, mientras que según las importaciones registró un 7,7% de aumento( con una pronunciada caída al respecto del 13% y 16% respectivamente verificados en 2017).En cambio ,el comercio extrarregional experimentó un importante incremento: las importaciones originarias del Resto del Mundo crecieron un 12,2% frente al alza del 10% de las exportaciones hacia ese destino, reduciendo el superávit comercial regional que pasó de 41,7 millones de dólares a 30,4 millones en el período analizado.

ImagenEn  2018 se verificó  un  retroceso en el comercio intrarregional de los países que integran la ALADI.
Las expectativas de lograr mayores avances en el proceso de integración de las economías de los países miembros del organismo regional volvieron a quedar postergadas nuevamente, y se abren interrogantes sobre su futuro por los conflictos comerciales que las comprometen, tanto a nivel bilateral como internacional, y la caída de la actividad productiva registrada en los primeros meses de 2019.

Según la ALADI, la expansión del comercio intrarregional durante 2018, si bien en declive, fue bastante generalizada ya que, analizando los 20 flujos de exportaciones e importaciones intrarregionales de los 10 países considerados en el informe, - no contaba al momento de su elaboración con información actualizada de Venezuela, Cuba y Panamá- se observa que solamente tres de los mismos evidenciaron una contracción. Se destaca el dinamismo de las ventas paraguayas (22,5%), ecuatorianas (18,5%), argentinas (16,4%), bolivianas (14,5%), colombianas (13,4%) y mexicanas (10,5%) a la región. Los únicos dos países cuyas exportaciones intrarregionales cayeron durante el período analizado fueron Uruguay (-7,3%) y Perú (-3,1%). El aumento con mayor incidencia en el total correspondió a las exportaciones argentinas (30,8%),por las ventas mexicanas (16,4%), colombianas (13,9%) y brasileñas (13%), en tanto que en las importaciones intrarregionales los mayores incrementos se comprobaron en las compras de Chile (16,4%), Colombia (14,8%), México (11,5%), Paraguay (11%), Brasil (10,9%) y Ecuador (10,9%). En el otro extremo, la única caída correspondió a las adquisiciones argentinas (-5,5%) y los aumentos con mayor incidencia correspondieron a las importaciones brasileñas (30,6%), chilenas (28,3%) y, en menor medida, a las colombianas (15,4%) y mexicanas (14,3%), las que en conjunto justificaron el 88,3% de la expansión total.

En términos absolutos, destaca el informe, el principal cambio que se registró en el período fue la reducción del déficit argentino con la región, figurando a renglón seguido la profundización del déficit chileno y la reducción del superávit brasileño.” En un contexto de expansión de la mayoría de los flujos comerciales intrarregionales, los principales cambios registrados en los saldos comerciales se explican por la diferencia que existió entre los ritmos de aumento de las ventas externas y las compras intrarregionales. Las excepciones en este sentido se encuentran en la mejora del saldo argentino, explicado por la combinación del aumento de las exportaciones con el retroceso de las importaciones, y en el deterioro de los saldos comerciales de Perú y Uruguay, derivado de la leve caída de las ventas intrarregionales y el correspondiente al aumento de las compras desde la región”, argumentan los técnicos del organismo regional.

Por su parte, la apuntada expansión del comercio extrarregional fue bastante generalizada, tanto por país de exportador como por importador.” En efecto, de los 20 flujos comerciales extrarregionales solamente las compras de Argentina (-0,3%) y las ventas de Paraguay (-21,3%) y Uruguay (-3,7%) experimentaron una contracción, mientras que las exportaciones chilenas al Resto del Mundo fueron las más dinámicas en el período (15,9%),seguidas por las ventas brasileñas (11,8%), ecuatorianas (11,1%), mexicanas (10%), peruanas (9,7%) y colombianas (9,3%). El país que contribuyó en mayor medida con la expansión de las exportaciones extrarregionales fue México (51,7%), dando cuenta de más de la mitad de la misma. Le siguen en importancia las superávits de Brasil (27,3%) y Chile (11,8%). Los tres países mencionados, en conjunto, dieron cuenta de un 90,8% del aumento global”.

Por ultimo 2018, el informe de la ALADI subraya que el superávit comercial de la región con el Resto del Mundo de 30,4 mil millones de dólares, fue resultado, en términos generales de los déficit con China (-54,3 mil millones de dólares), las Economías de Reciente Industrialización (-37,3 mil millones de dólares) y la Unión Europea (-25,7 mil millones de dólares), así como México sigue explicando en gran medida la estructura de los saldos comerciales extrarregionales de la ALADI, dando cuenta por sí solo de su superávit con los Estados Unidos, así como del déficit de la misma con China. Si se lo excluye , el superávit de la región se concentra mayormente en su relación con otras áreas y con el gigante asiático.


Ir al principio de la nota