Ir a la página principal
Economía internacional

La siderurgia regional en alerta por la competencia desleal de China

Desde hace tiempo, la Asociación Latinoamericana del Acero (ALACERO) viene alertando sobre el creciente aumento de las exportaciones de productos laminados chinos a la región, a precios promedio sensiblemente menores a los que lo hace al resto del mundo. Recientemente el director general de la entidad, Rafael Rubio, se refirió al tema en una presentación titulada “Por qué debe preocuparnos China” y en el Congreso Latinoamericano del Acero-Alacero 55, que se realizará en la capital de México del 9 al 11 de noviembre próximo, se abordarán en distintos paneles la sobrecapacidad del sector a nivel mundial, la presión importadora y la nueva política económica puesta en marcha por el gobierno chino y sus efectos en América Latina.

ImagenChina es responsable del  50%  de la sobreproducción mundial de acero.
En los primeros siete meses de 2014 China exportó a la región 4,7 millones de toneladas de acero en productos laminados, 60% más que las 2,9 millones registradas en igual período del año anterior. Con estas cifras, América Latina se mantiene como segundo destino de preferencia de China para ese tipo de productos siderúrgicos, siendo solo superada por Corea del Sur que recibió 7,3 millones de toneladas. “La relación de precios a la baja, combinada con la llegada de volúmenes crecientes de acero, y con una agresiva estructura de subsidios que reciben las empresas siderúrgicas y metalmecánicas chinas, generan comercio desleal y resultan en una fuerte amenaza para la industria del acero de América Latina. Esta situación pone en riesgo la sustentabilidad de toda la cadena siderometalúrgica regional y, consecuentemente, los puestos ocupados en las mismas”, alertaron ALACERO y la Cámara Argentina del Acero en recientes informes.

En su presentación, Rubio sostuvo que en la región la cadena de valor está siendo desplazada por el crecimiento constante del ingreso de productos metalmecánicos provenientes de China, lo que agrava el déficit de la balanza comercial sectorial que pasó de 17.400 millones de dólares en 2005 a 57.500 millones en 2010. También destacó que en 2013 la producción del gigante asiático llegó a 780 millones de toneladas, el 48% del total mundial, duplicando el nivel a los cinco mayores productores de acero que le siguen en el ranking (Japón, Estados Unidos, India, Rusia y Corea del Sur). La sobrecapacidad global supera los 570 millones de toneladas -8 veces la producción latinoamericana- de los cuales el 50% es responsabilidad de China.

El director general de ALACERO comentó además aspectos de la estrategia china basada en garantizar el empleo a su población y exportar productos manufacturados con apoyo y subsidios y el manejo del sector por empresas estatales (8 de las 10 principales grupos son 100% propiedad del Estado Central) y recordó que en América Latina las acciones emprendidas contra el comercio desleal chino en acero suman 25 en proceso y 41 vigentes.

Para enfrentar “la amenaza de China y sus empresas del Estado”, el objetivo de ALACERO y las asociaciones nacionales de la región, es lograr en coordinación con los gobiernos, políticas públicas a nivel de la industria del acero y su cadena de valor. En esa dirección, Rubio consideró necesario sensibilizar a los gobiernos latinoamericanos sobre las condiciones de operación de las empresas estatales siderúrgicas de China y su impacto en la sobrecapacidad mundial y los efectos de las importaciones en condiciones de comercio desleal, así como proponer acciones e instrumentos para la aplicación oportuna y eficiente de investigaciones de prácticas desleales de comercio.


Ir al principio de la nota