Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Ciencia & tecnología

La sociedad de la información en la agenda regional

En el cierre de la Cuarta Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de Información, fue suscripta la “Declaración de Montevideo” por los representantes de la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay, que participaron de la reunión celebrada en la capital uruguaya.

ImagenImportante participación de funcionarios, profesionales e integrantes de ONG en la reunión realizada en Montevideo.
En el documento, los países de la región reafirmaron su compromiso de seguir avanzando hacia el cumplimiento de las metas expresadas en el Plan de acción sobre la Sociedad de la Información y el Conocimiento de América Latina y el Caribe (eLAC2015), y su firme determinación de estrechar la colaboración regional en esta materia.

Los países también destacaron la importancia de la expansión de la economía digital como elemento clave para la transformación productiva, así como de la necesidad de profundizar en políticas para el cambio estructural que permitan incorporar más conocimiento e innovación a las actividades productivas y que promuevan un crecimiento sostenible con igualdad social.

De igual forma, resolvieron "rechazar toda pretensión de apropiación, sin el debido consentimiento de los países de la región, de las denominaciones Amazonía y Patagonia en cualquier idioma así como cualquier otro dominio de primer nivel (gTLD) referido a nombres geográficos, históricos, culturales o naturales, los cuales deben ser preservados como parte de su patrimonio e identidad cultural".

También expresaron su voluntad de rechazar cualquier medida unilateral no conforme con la legislación internacional y con la Carta de las Naciones Unidas, que impida la plena consecución del desarrollo económico y social de los países de la región y sea contraria al bienestar de sus ciudadanos; ratificaron su compromiso de favorecer el acceso a los servicios de telecomunicaciones a través de iniciativas que promuevan la expansión de las infraestructuras, la reducción de costos y el aumento de la calidad de acceso a los servicios, la conectividad internacional y el uso eficiente de las redes, y su determinación de fomentar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en el ámbito de las tecnologías de la información y las comunicaciones como base de la sociedad de la información y del conocimiento.

Por último, aprobaron el plan de trabajo para los próximos tres años con miras a avanzar en los compromisos establecidos en eLAC2015, así como continuar fortaleciendo la cooperación ya existente con actores extrarregionales y el surgimiento de nuevas oportunidades de colaboración y reforzar la coordinación de los países de la región y otros actores relevantes y su participación en los foros sobre gobernanza de Internet.

En la sesión de clausura de la conferencia, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Alicia Bárcena, destacó la necesidad de que las políticas sobre las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) sean de largo plazo y que, al igual que el eLAC, tengan una dimensión de Estado. “Estas políticas son públicas, pero no estatales. Su formulación e implementación tiene muchos actores: sociedad civil, empresas, gobiernos y universidades”.

Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, recordó que en 2015 confluyen diversas agendas nacionales e internacionales, como las metas del Plan de Acción Regional eLAC, la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, lo cual desafía a la región y a la comunidad internacional a responder a los compromisos asumidos.

A la reunión asistieron, además de los funcionarios de quince países latinoamericanos, cuatro organismos observadores del proceso eLAC, diez organismos de las Naciones Unidas, diez organizaciones intergubernamentales y trece no gubernamentales, representantes de la Comisión Europea, Japón, República de Corea e Islas Turcas y Caicos, y más de 500 participantes.

Ir al principio de la nota