Ir a la página principal
Comercio exterior

Las exportaciones por provincias y por complejos productivos

Un informe de la consultora abeceb.com examinó el comportamiento de las exportaciones de las provincias en 2011, mientras que el ex director ejecutivo de la Fundación Export.Ar, Marcelo Elizondo, se concentró en el análisis de la incidencia de los estados provinciales en los envíos de los diez principales complejos exportadores argentinos.

ImagenDesde el puerto de Rosario sale la mayor parte de la producción exportable santafesina.
El informe de la consultora que dirige el ex secretario de Industria Dante Sica destaca que las ventas externas argentinas se incrementaron en un 24% y que Entre Ríos, con un aumento del 42%-debido en gran parte por la creciente demanda internacional de cereales- encabezó el ranking 2011 de las exportaciones provinciales, seguida por Chaco y Río Negro con variaciones positivas respecto del período anterior del 40% y 34,8% respectivamente.

Del otro lado, consigna el trabajo de abeceb.com, “se encuentran las provincias de Catamarca y Chubut que fueron las únicas que durante 2011, además de ubicarse por debajo de la media nacional, tuvieron caídas interanuales del 10,2% y 5,7% respectivamente. En lo que respecta a la primera, la contracción se justifica en la baja performance que tuvo su producto de exportación líder, el cobre, que cayó un 13%. Por el lado de Chubut la merma en las ventas externas se correspondió con el desempeño negativo de las exportaciones de aceites de petróleo (-17%)”.

En otro capítulo, la consultora analiza la composición del las exportaciones industriales en términos de su complejidad técnica. “A nivel nacional, el 48% de los envíos industriales se clasifica en la categoría de Baja intensidad tecnológica, un 31% en Media Alta, 18% en Media Baja y solo un 3% en Alta, mientras que en términos provinciales Buenos Aires concentra el 42,5% de las ventas externas de Alta intensidad tecnológica destacándose las exportaciones de medicamentos. Esta jurisdicción también es la primera exportadora en las dos categorías de intensidad Media. En el otro extremo, Santa Fe se presenta como la principal exportadora de productos industriales de baja intensidad tecnológica (38%). Esto se explica por el peso que tienen las ventas de manufacturas de origen agropecuario (complejos Soja y Lácteos, entre otros) sobre los envíos totales de la provincia”.

El trabajo de Elizondo, que actualmente dirige la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), resalta que cinco provincias generan el 75% del total exportado por nuestro país: Buenos Aires (34%), Santa Fe (22%), Córdoba (12%), Chubut (5%) y San Juan (3%). Y agrega que, considerando los tres principales actores provinciales en cada uno los complejos exportadores, Buenos Aires es la provincia con mayor participación, ya que está ubicada en el podio de los 10 más importantes complejos. Santa Fe figura en 5 ocasiones, Córdoba en 4, Santa Cruz en 3 y Chubut en 2.Se ubican una vez en alguno de los tres primeros lugares de incidencia de los más relevantes complejos exportadores las provincias de San Juan, Catamarca, Salta, Tierra del Fuego, Mendoza, Tucumán y Río Negro.

Más adelante, el informe de DNI se detiene en la incidencia de cada provincia en las exportaciones de los diez principales complejos productivos:
  • El principal complejo exportador argentino es el sojero (incluyendo aceites, harinas y pellets y porotos) que representa el 25% de las exportaciones argentinas. La provincia de Santa Fe justifica el 54% del total de de exportaciones del complejo sojero, seguida por Córdoba con el 21% y la provincia de Buenos Aires con el 13%.
  • El segundo principal complejo exportador argentino es el automotriz con el 12% del total de ventas externas. La provincia de Buenos Aires genera el 65% del total de las exportaciones del sector, seguida por Córdoba y Santa Fe, con el 18% y el 12% respectivamente.
  • El complejo de petróleo y gas y sus derivados, que reduce año a año su participación en el total de ventas argentinas, representó en 2011 un 7% del total. Chubut genera el 38% del total, Buenos Aires el 22% y Santa Cruz el 10%.
  • El complejo maicero, con una incidencia del 4,7%, es el principal del gran conjunto cerealero (que en total, si se le agregan el trigo, el arroz y algunos productos menores, representa el 8% del total de ventas al exterior). Buenos Aires con el 36%, Córdoba con el 30% y Santa Fe con el 17%, son sus principales actores.
  • El complejo minero, básicamente integrado por oro y cobre, genera algo más del 5% de las exportaciones argentinas. El oro significa por sí solo casi el 3% del total de ventas externas argentinas y el cobre un poco más que el 2%. Del total, la provincia de San Juan explica el 40%, Catamarca el 34% y Santa Cruz el 17%.
  • El complejo ganadero en su conjunto representa alrededor del 5% de las ventas totales, y de ese conjunto la provincia de Buenos Aires justifica el 40%, Santa Fe el 31% y Córdoba el 11%.
  • El complejo siderúrgico explica el 2,30% del total de las exportaciones argentinas y Buenos Aires genera el 82%, seguida por Santa Fe con un 9%.
  • El complejo petroquímico representa el 2,6% del total de ventas externas y de ellas a la provincia de Buenos Aires le corresponde el 60%, mientras Salta y Tierra del Fuego explican el 9% cada una.
  • El complejo frutícola justifica el 2% del total de exportaciones. La provincia de Río Negro genera el 28% del total, Tucumán el 25% y Mendoza el 16%.
  • El complejo pesquero explica el 2% total de las ventas externas de Argentina, y en ese conjunto a la provincia de Buenos Aires le corresponde un 39%, a Chubut en un 27% y a Santa Cruz en un 23%.

Por último, Elizondo afirma que “la producción transable argentina se produce en diversas localizaciones geográficas y el hecho de que sea bajo la jurisdicción de algunas provincias -y no de otras- que se lleva a cabo la actividad productiva que resulta luego exportable, dará a esas provincias una posición estratégica en un año en el que se anticipa cierta politización en el comercio exterior (espacialmente luego de los recientes cambios en las facultades regulatorias y atribuciones respectivas en el ámbito del gobierno federal), urgencia en generación de dólares ante el probable déficit de la cuenta corriente, y una competitividad que no se asegura se mantenga ante el incremento de costos de producción observado en los últimos meses”.


Ir al principio de la nota