Ir a la página principal
Comercio exterior

Los atractivos del mercado español

Tras haber sido constituida en las postrimerías del último otoño madrileñ0, fue presentada en el Palacio San Martín la Cámara Empresaria Argentina en España (CEAES) que bajo la presidencia de Leandro Martín Sigman está dispuesta a colaborar con las empresas argentinas que se decidan a incursionar o requieren ampliar su presencia en el mercado español.

ImagenComercio exterior con España
El salón mayor de la Cancillería lució colmado en la presentación local de la Cámara Empresarial Argentina en España (CEAES). El ministro Héctor Timerman, acompañado por los embajadores de ambos países, Carlos Bettini y Rafael Estrella, tuvo a su cargo la apertura de la reunión, señalando que “el lanzamiento de la CEAES es una nueva acción de promoción que ha demostrado su efectividad a través de su capacidad de crecimiento y multiplicación. Perseguimos una política de compromiso proactivo entre el sector público con el privado, acentuando los beneficios derivados de una adecuada sinergia cooperativa entre ellos para los objetivos del desarrollo económico”. Y agregó: “El mercado español, por su tradicional interacción con la Argentina, constituye quizás uno de los mercados en donde las PyMES argentinas tienen mejores chances de progresar, asumiendo que es precisamente ese segmento de empresas el primer beneficiado de la coordinación de esfuerzos entre el estado y las empresas”.

La entidad, cuya acta fundacional fue rubricada en Madrid en septiembre pasado, no es producto de un capricho o un mero suceso protocolar. Sucede que “la relación bilateral, muy diversificada y superavitaria para nuestro país, supera los 3.200 millones de dólares –recordó el secretario de Comercio Internacional, Luis María Kreckler- por lo que, profundizando aún más tan auspicioso intercambio, la Cámara nació con el objeto de potenciar la presencia de empresas argentinas en España. No sólo a través del comercio y la inversión –adelantó- sino también como modo de fortalecer vínculos de cooperación cultural y de expandir fronteras para el talento argentino en el mundo”.

Talento argentino

Precisamente un emprendedor talentoso, heredero de un imperio industrial creado hace cuatro décadas por su padre -Hugo Sigman- en el exilio, es el promotor/fundador que preside la CEAES, con sede en el 11 de Ayala, vía céntrica de Madrid. No está solo en su construcción. Lo acompañan empresas y empresarios de primer nivel: YPF-Eskenazi; Aceitera General Deheza-Acevedo; la constructora OPS, Aseguradora Federal Argentina, entre otras. También cuenta con el decidido apoyo de nuestra representación diplomática en España, con el de la embajada ibérica en nuestro país y el de la Cámara Española de Comercio en Argentina, cuyo titular –Guillermo Ambrogi- al comprometer una activa sinergia entre ambas entidades, recordó los miles de millones de inversión hispánica en nuestro país y los 300 mil puestos de trabajo de sus empresas que, en conjunto –señaló- “contribuyen con el 12% de la recaudación tributaria”.

En dirección inversa, Leandro M. Sigman puntualizó que la CEAES fue creada por iniciativa de un grupo de empresarios argentinos con actividad productiva en la península. En virtud a su proclamado éxito, ahora ellos procuran “fomentar la radicación de capitales de inversión en España. Por su tamaño de mercado, por su desarrollo y sobre todo por su pertenencia a la Unión Europea -a los 27 países que la integran - España es un magnífico campo de aterrizaje para la proyección internacional de cualquier proyecto empresarial destinado a insertarse en el mercado español, como vehículo que posibilita transitar por Europa”. De modo que la cámara –agregó- ha sido creada, como puente de nuestros intereses comunes, para unir tales oportunidades de mercado con algo bien preciado por todos: el talento argentino”.

En efecto, tras enfatizar que “la Argentina es un país auspicioso en tecnologías, un ejemplo de la fecundidad de los emprendedores innovadores que hay en este país”, el CEO del Grupo Chemo en España convocó a las empresas locales, de todo tamaño y rubro, a formular proyectos innovativos para integrarse al mercado ibérico.

El mercado español

La crisis en España existe y es seria -admitió Sigman- aunque ello no es obstáculo para que los buenos proyectos prosperen; en especial, tratándose de PyMES. “Una pequeña cuota de su mercado –recordó- puede ser mucho para nosotros”.

Con algo más de 500 mil kilómetros cuadrados, en el reino viven 47 millones de personas, con un 12% de extranjeros y el 60% conformando su PEA. 49 aeropuertos y 53 puertos internacionales tiene España (47 abiertos al tráfico comercial) que, con sus 163 mil kilómetros. De carreteras y una extendida red ferroviaria, es territorio próspero para emprender buenos negocios. Es un país cuyo PBI supera el billón de euros, la renta per cápita asciende a 23.874 euros y ahora –ya afirmado su tejido industrial y de servicios, que representan el 86% de su producto bruto- está abocada a fortalecer sus sectores de punta: Biotecnología, energías renovables, tecnologías de la información y las telecomunicaciones. Su comercio exterior es creciente: en los primeros ocho meses de 2010 exportó por 120 mil millones de euros (17% superior a igual período de 2009) mientras sus importaciones se incrementaron en un 15,2% hasta situarse en algo más de 150 mil millones: 13% del sector automotriz; 7,4% en manufacturas de consumo y 10,1% en alimentos; semimanufacturas no químicas (7,4%) y sólo 3,7% de materias primas.

Respecto al intercambio con España, si bien se ha reducido en los últimos tiempos, en 2010 alcanzó los 3.200 millones de dólares, con un saldo a nuestro favor, que superó los 1.200 millones.

Entre otros ítems, nuestro país exporta a España productos hortofrutícolas, pescados y mariscos, manufacturas químicas, materias primas, semimanufacturas y productos siderúrgicos intermedios, tecnología industrial, grasas y aceites, productos cárnicos, residuos alimentarios para ganado, industria auxiliar mecánica y de la construcción, productos de panadería, moda. En términos de Inversión Extranjera Directa (IED), la economía española es la segunda mayor inversora en Latinoamérica (detrás de los Estados Unidos) por lo cual, sobre todo a partir de los `90, la región es la principal puerta de expansión de España en el mundo. Por el contrario, así como en Europa disminuyó sensiblemente la inversión extranjera durante el último lustro, la IED bruta en España alcanzó los casi 15 mil millones de euros en 2009, que marcan un descenso del 62% respecto al registro del año anterior. Sin embargo, el reciente dinamismo de su sector de software y TI han propiciado crecientes flujos de inversión. En ambos campos, así como en el de la biotecnología o tantos otros sujetos a aplicación intensiva de conocimiento y relacionados con el diseño y la producción de materias primas, resulta interesante el número de empresas argentinas que tienen capacidad para aportar lo suyo.

Aportes

No obstante, es insignificante el número de firmas de origen argentino radicadas en suelo español. En verdad “no conocemos el número exacto de ellas, por lo que realizar un censo será una de nuestras primeras tareas”, señaló Leandro Martín Sigman, quien sostuvo que a pesar que compartimos un mismo idioma y una cultura similar, la idiosincrasia de negocios en España es distinta a la de los argentinos. Es natural que así ocurra. “Quienes integramos la Cámara tenemos experiencia en España y creemos que podemos ayudar a quienes lleguen en busca de oportunidades. Transmitir nuestras experiencias para apoyar emprendimientos diferenciales, también en lo idiosincrático, forma parte de nuestra labor. Este aspecto influye mucho en el éxito empresarial. También el curso de los pasos a seguir. Para ello contamos con el asesoramiento de abogados, especialistas en cuestiones fiscales y otros dedicados a realizar estudios de mercado, profesionales que ayudan a establecer el marco apropiado a las necesidades de cada empresa en particular. Cada proyecto requiere un tiempo de maduración. Nosotros también hemos padecido contratiempos durante la etapa de nuestra inserción internacional y fue entonces que mucha gente nos ha ayudado a establecer bases en otros países. Queremos hacer lo propio: colaborar para que las empresas argentinas tengan éxito en su incursión a España. Nuestra cámara puede ayudarlas merced a la red de contactos y apoyos que labramos en todos estos años de actuación en su mercado. Además, Europa dispone de muchos incentivos dedicados al desarrollo empresarial. En ese sentido, desde la CEAES nos disponemos a sustentar, a partir de nuestras propias exploraciones, la ejecución de los buenos proyectos”.


Ir al principio de la nota