Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Procesos de integración

Los industriales brasileños quieren recuperar posiciones en el mercado argentino

La Confederación Nacional de la Industria (CNI) brasileña creó el Consejo Empresarial Brasil-Argentina (CEMBRAR) integrado por 58 empresas y asociaciones fabriles “en un esfuerzo por mejorar el ambiente de negocios entre las dos mayores economías del Mercosur”. El Consejo será presidido Ricardo Fonseca de Mendonça Lima, director general de InterCement -holding que reúne los negocios cementeros del grupo Camargo Correa-, de fuerte presencia en el mercado argentino, y la CNI ejercerá la secretaría ejecutiva.

ImagenCrean un  ente empresario para trabajar en  la recuperación de la participación de la industria brasileña en el mercado argentino.
Si bien el CEMBRAR se instala en un momento en que las exportaciones brasileñas están repuntando -en los primeros cinco meses de 2017 las ventas a la Argentina aumentaron un 26,7% respecto de igual período al año anterior- recientes estudios de la central empresaria vienen alertando sobre la pérdida de participación de los principales sectores industriales en los envíos al mercado argentino.

En 2005 Brasil fue el principal proveedor de 26 productos industrializados, mientras que en 2015 había resignado el liderazgo en 7 de ellos y en los restantes mantuvo su posición, pero perdiendo participación. Por ejemplo, en 2005 más del 60% de los teléfonos móviles importados por la Argentina fueron provistos por el socio mayor del Mercosur. En el mismo año, más del 85% de los aparatos electrodomésticos y el 48% de los equipos informáticos ingresados a nuestro país llevaron el sello de “Producido en Brasil”. Diez años más tarde, China cubrió el 59% de las importaciones argentinas de teléfonos móviles (Brasil no figura entre los primeros exportadores) y el 90% de los equipos informáticos. En tanto, el retroceso de los fabricantes brasileños de electrodomésticos en el mercado argentino fue significativo: del 85% de 2005 pasaron a representar el 32% en 2015 del total de las importaciones.

La CNI también subraya los cambios registrados entre sus principales competidores de la producción brasileña en la canasta importadora de nuestro país. “Si antes competíamos con mercancías procedentes de Alemania, Estados Unidos y Francia, actualmente lo hacemos con México, China, Corea del Sur y Tailandia”. Sin embargo, los economistas de la central empresaria aclaran que pese a la pérdida de participación, la Argentina sigue siendo uno de los principales destinos por la industria brasileña: en 2016, el 96,2% de las exportaciones brasileñas a nuestro país fueron productos manufactureros.

El presidente del CEMBRAR sostuvo que “las empresas brasileñas que operan en la Argentina carecían de un mecanismo bilateral de negocios, capaz de encontrar soluciones para aumentar el flujo de bienes, servicios e inversiones para el país”. El programa de trabajo del nuevo ente empresario contempla, entre otras acciones: la revisión del convenio para evitar la doble imposición de la renta; la reducción de barreras técnicas, sanitarias y de etiquetado, y la identificación de medidas para promover las inversiones en la Argentina. A modo de ejemplo, Lima sostuvo la necesidad de racionalizar el pago de los créditos fiscales provenientes por reembolsos del IVA para las empresas que producen en el mercado local. “El retorno de esos valores no es siempre fluido, generando créditos y acumulación de costos para las empresas. Su cancelación con mayor rapidez permitirá a las compañías brasileñas ampliar el capital de trabajo, reducir el costo de capital y disponer de mayores recursos para la reinversión”.


Ir al principio de la nota