Ir a la página principal
Sectores económicos

Los laboratorios nacionales se fortalecen en el mercado interno

En 2011 las ventas de medicamentos en el mercado interno totalizaron 648 millones de unidades por un valor de 20.179 millones de pesos, lo que representó un aumento del 10,12% y del 28% respectivamente en relación con las cifras de 2010, mientras que la balanza comercial del sector registró un saldo negativo de 984,4 millones de dólares. Las exportaciones pasaron de 691,2 millones de dólares en 2010 a 806 millones en 2011 - un aumento de 16,6%-, mientras que las importaciones lo hicieron desde 1.565 millones a 1.790 millones de dólares - una suba del 14,4%- entre los mismos años.

ImagenLa participación de los laboratorios locales en el mercado interno sigue creciendo.
Según la información suministrada por el Centro Industrial Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA), en 2011 los principales países de destino de las exportaciones argentinas de medicamentos fueron: Brasil con 132,6 millones de dólares; Uruguay con 101,3 millones; Venezuela con 68,6 millones; Chile 56,9 millones y Panamá con 53,6 millones de dólares. Estos países justificaron el 51,4% del total de las ventas externas del sector.

Por su parte, el ranking de los países proveedores de la Argentina de productos farmacéuticos fue encabezado por Alemania con 306,4 millones de dólares, seguido por Estados Unidos con 292,7 millones; Suiza con 163,0 millones; Francia con 148,1 millones y Brasil con 119,8 millones de dólares. Desde estos cinco países provino el 57,5% del total importado.

Un informe de la consultora abeceb.com sobre la evolución del sector farmacéutico destaca que “durante 2011 se tornó altamente relevante el impacto de las restricciones a las importaciones, ya que los medicamentos provenientes desde el exterior (elaborados por laboratorios multinacionales) que tengan un similar fabricado localmente han encontrado dificultades para ingresar al mercado. De esta manera, se han producido dos efectos concretos en el mercado local: por un lado se produjo un faltante de diversos medicamentos de marca, aunque no un desabastecimiento, ya que existe el similar nacional; y por el otro los laboratorios locales han ganado participación en el mercado, aunque persiste una situación de incertidumbre por la falta de previsibilidad de las medidas comerciales”. Y concluye que “el fuerte crecimiento de la demanda a nivel interno, junto con las limitaciones que plantea la alta utilización de la capacidad instalada en la actualidad, ejercen presión sobre las importaciones, así como también sobre los costos de producción y los salarios, afectando la competitividad”.


Ir al principio de la nota