Ir a la página principal
Sectores económicos

Los renovados desafíos de la banca pública y cooperativa

En la reunión convocada para celebrar el 10º aniversario de la creación del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID-AR), el diputado nacional y presidente del Banco Credicoop Carlos Heller planteó la modificación de la ley de entidades aprobada en 1977 y recordó que su mentor, el entonces ministro de Economía, José A. Martinez de Hoz, afirmó en mas de una oportunidad que esa legislación era fundamental para el proyecto económico de la dictadura militar. Heller compartió el panel con Cecilia Fernández Bugna (directora del Banco de la Nación Argentina -BNA-); Carlos Fernández (asesor del director del Banco de la Provincia de Buenos Aires) y Roberto Riggi (director del Banco de Inversión y Comercio Exterior).

ImagenLos directivos del CEFID-AR integraron uno de los paneles de la reunión
Al actualizar su proyecto de ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social (ver edición impresa Nº 234 de Informe Industrial), Heller consideró que la reforma financiera es “una asignatura pendiente de la democracia”, y reconoció, al igual que los otros panelistas, la importancia de los cambios introducidos en los últimos años en la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina que permitieron fortalecer la política de desarrollo y la asistencia crediticia al sector productivo, en especial las PyMES.

La ley vigente -a la que también aspira reformar el senador oficialista Daniel Pérsico (FPV-San Luis), que presentó un proyecto que contempla aspectos vinculados con el rol de la banca comercial y el poder de control del BCRA-, “está imbuida de las ideas de liberalización de los mercados promovidas por el Consenso de Washington”, que en los ’90 tuvieron continuidad en los planes del Banco Mundial que “implicaban la desaparición de la banca pública en el país”. Al respecto, Carlos Fernández (Banco Provincia) recordó que en 1989 existían 33 bancos públicos -nacionales, provinciales y municipales- y que en 2013 quedaban solo 12, como producto de las privatizaciones y liquidaciones de entidades.

Por su parte, la directora del BNA destacó el papel que desempeñó la banca pública y cooperativa en la última década. “Hemos avanzado mucho pero resta una fuerte tarea a realizar:” la Argentina sigue siendo un país de poca profundidad bancaria. Los créditos representan apenas el 17% del PBI frente hasta el 80% en otros países emergentes”.

El CEFID-AR fue creado en 2004 por cuatro entidades financieras públicas y una cooperativa: los bancos de la Nación Argentina, de la Provincia de Buenos Aires, de Inversión y Comercio Exterior de la Ciudad de Buenos Aires y Credicoop Coop. Ltdo. (con el cambio de signo político -y económico- del gobierno porteño se produjo el retiro del Ciudad). Entre sus objetivos liminares se destaca: contribuir a la formulación e implementación de una estrategia de desarrollo que permitiera revertir las tendencias agresivas instituidas por las reformas de los ’90 -liberalización financiera y del mercado de capitales; privatizaciones; desregulación de los mercados y flexibilización laboral- que excluyeron al Estado de sus funciones de promoción del desarrollo económico.

En sus diez años, CEFID-AR realizó una intensa actividad de investigación volcada en estudios -hasta fines de 2013 se publicaron más de 50 trabajos vinculados con: la economía; las finanzas y la moneda; la contribución de la banca pública y cooperativa al financiamiento del desarrollo nacional; las políticas monetarias y cambiarias y las regulaciones del sistema financiero. También detuvo su atención en las posibilidades de expansión de los sectores con mayor capacidad de generar empleo y valor agregado, con especial énfasis en las PyMES; en la unidad e integración regional; en las experiencias de la banca de desarrollo y fomento, en el análisis de políticas de reconfiguración productiva y cuestiones fiscales.

En el cierre de la reunión, y previo a una disertación en la que evaluó positivamente la evolución económica del país en los últimos años en un marco internacional de crisis e incertidumbre, el ministro Axel Kicillof afirmó que CEFID-AR es un importante referente del pensamiento heterodoxo y convocó a fortalecer a una institución que debe perdurar en el tiempo más allá del gobierno de turno.


Ir al principio de la nota