Ir a la página principal
Energía

Petróleo no convencional en alza

La producción de petróleo no convencional de los Estados Unidos y Canadá siguió un ritmo alcista y suavizó la baja de la producción mundial en 2013 que, dejando fuera de los cómputos a América del Norte, fue estimada en -1,53% interanual y en -1,67 % respecto al pico logrado en 2008. Los analistas sectoriales sostienen que el principal motivo de la declinación es que « al Interior de esta industria, siempre estamos en un círculo donde la inflación de costos generalmente va mucho más rápido que los ajustes de precios »

ImagenSe espera que la producción de petróleo no convencional reemplace a la de los viejos yacimientos.
Después del repunte en 2012, que fue el más fuerte en una década después de las secuelas de la guerra de Irak, el flujo global de petróleo crudo bombeado alrededor del mundo -76 millones de barriles/día, según Washington- parecía haber aumentado un 0,2% respecto al año anterior. Pero no fue tan así.

« La OPEP enfrenta un fuerte déficit de producción » tituló una nota el Finantial Times anunciando la reunión en Viena del cartel de países productores que, en encuentros anteriores, había decidido constreñir sus exportaciones para enfrentar el boom del petróleo de esquisto de los Estados Unidos. En aquel momento, los representantes de los países miembro de OPEP no sopesaron debidamente el impacto que provocaría, la baja de las exportaciones petroleras de Libia, un país clave cercado por agudas dificultades políticas y militares.

En todas partes, excepto en Arabia Saudita, se han presentado problemas en la producción de crudo : en Brasil, cuya producción cayó por tercer año consecutivo a pesar del desarrollo de sus campos offshore ; en Angola, en Argelia, en México, en Trípoli, Indonesia y,entre otras, Azerbayán. En resúmen y dejando de lado al cuarteto de los grandes productores- los Estados Unidos, Canadá, Arabia Saudita e Irak- la producción mundial de petróleo estaría hoy en los mismos niveles que en 2003. El diagnóstico emitido por la Agencia Internacional de Energía de que el pico de producción del petróleo convencional fue alcanzado en 2008 aparece, por el momento, como cierto.

Entonces ¿el futuro le pertenece al petróleo de esquisto o, como lo llaman los entendidos, petróleo de roca madre ? Las opiniones, entre esos mismos expertos, están divididas. Están los que apuestan, como el director científico de la francesa Total a que la producción de los no convencionales recién está despegando y compensará la declinación de los viejos campos de petróleo convencional. (Recordemos que en Francia el fracking no ha sido autorizado). Y están los que pontifican que el boom del petróleo no convencional termina en dos años.

Respecto al petróleo de esquisto Richard Miller, geólogo de la British Petroleum y autor de un comentado análisis publicado por la Royal Society de Londres declaró al diario « The Guardian » que « somos como los ratones de laboratorio que se comen todo el corn flakes y después descubren que también se pueden comer la caja »

Ir al principio de la nota