Ir a la página principal
Procesos de integración

Promueven un acuerdo económico-comercial integral para la región

La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Instituto de Integración para América Latina y el Caribe (INTAL) y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) acordaron trabajar en la elaboración de un estudio técnico como paso previo para el diseño de un Acuerdo Económico-Comercial integral latinoamericano. En esa dirección, los organismos regionales convocarán a una primera reunión de expertos que se realizará en el próximo mes de abril.

ImagenDesde la ALADI surgió una iniciativa de impulsar un acuerdo integral en la región.
La propuesta técnica tiene como objetivos establecer la necesidad de profundizar la integración, aumentar el comercio intrarregional y contribuir a la formación de cadenas de valor subregionales y regionales. El trabajo buscará identificar a través de un análisis profundo, los espacios que han generado los avances bilaterales y plurilaterales en América Latina tanto en lo que se refiere a la desgravación arancelaria, como en lo normativo, así como el espacio que aún resta por avanzar (lo que incluye las relaciones bilaterales no cubiertas o parcialmente cubiertas), de cara a la meta de lograr la convergencia en lo económico comercial.

Además del componente comercial, destaca un comunicado de ALADI, la propuesta base contemplará un segundo aspecto referido a la cooperación, que aproveche la experiencia de la región en diversas áreas, tales como: facilitación del comercio, inversiones, servicios, compras públicas, complementariedad tecnológica, y nuevos temas como el mercado digital, las cuestiones ambientales, y la ciudadanía latinoamericana.

Al difundir la información, la Secretaría General de la ALADI recordó que en la actualidad, aproximadamente la mitad de las relaciones bilaterales entre los países de América Latina, se encuentran amparados por acuerdos comerciales de tipo amplio, que prevén un trato preferencial para el comercio de la mayoría de los productos.

El secretario general del organismo, Carlos S. Álvarez, autor de la iniciativa, destacó que “las cifras del comercio exterior entre nosotros nos tiene que hacer reaccionar (el comercio intrarregional representa apenas el 14% del total), no tenemos destino si no construimos su mercado ampliando más fuerte, ese es el poder de América Latina, poner en clave comunitaria las enormes riquezas que poseemos. Las ventajas comparativas de cada uno se demostraron con insuficientes para garantizar un crecimiento sostenido, aun de los países más grandes. Por eso, la potenciación de nuestro espacio interior ampliado es fundamental, y esto no altera los distintos modelos de inserción de cada uno de los países en el mercado mundial”.


Ir al principio de la nota