Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Sectores económicos

Propuestas para mejorar la rentabilidad de las economías regionales

De cada 100 pesos que los consumidores pagan en sus alimentos agropecuarios, 40 pesos corresponden a tributos contenidos en el precio de venta final, de los cuales 12 se corresponden al IVA, 10 a los gravámenes de Seguridad Nacional, 8 a Ingresos Brutos, 5 a Ganancias, 3 al Impuesto al Cheque y 2 pesos a impuestos municipales. Con estos números, expuestos en el Plenario Nacional de Economías Regionales convocado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), no es necesario abundar en argumentos que justifiquen el reclamo de los representantes de un centenar de entidades representativas de pequeños y medianos productores de 29 complejos agropecuarios para que se trabaje sin demoras en una reforma tributaria integral que mejore la rentabilidad de las economías regionales.

ImagenMás de un centenar de entidades estuvieron representadas en la reunión convocada por CAME.
Los productores agropecuarios señalaron que en “la cadena agroindustrial los precios se forman al revés, de la góndola al campo, lo que perjudica al eslabón más débil que muchas veces vende su producción por debajo de los costos”. En ese sentido, se coincidió en el Plenario que, “es necesario trabajar en la integración de toda la cadena productiva e impulsar mecanismos que garanticen su transparencia comercial, “así como que las políticas públicas deberían asegurar las condiciones básicas para apuntalar el desarrollo de la agroindustria”.

Además de la reforma impositiva integral e incrementar la participación del productor en el precio final de los productos agropecuarios, en la reunión se actualizaron las propuestas del sector nucleado en CAME: la reglamentación del artículo 11º de la Ley PyME para poder acceder a los beneficios otorgados a las actividades identificadas como pertenecientes a una economía regional y la reducción de las cargas previsionales para que los empresarios puedan mantener y/o generar nuevos puestos de trabajos formales.

El Plenario Nacional de Economías Regionales fue presidido por el titular de CAME, Fabián Tarrío, y contó con la presencia del ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile -quien abordó las diferentes líneas de acción impulsadas desde su área para la mejora de la competitividad-, funcionarios y legisladores nacionales.

Por otra parte, y según un relevamiento realizado por CAME entre 250 industriales de diferentes sectores, las pequeñas y medianas empresas destinan el 42% de sus ventas en pagar impuestos. Sobre esos valores, tanto los industriales como otros 150 PyMES del sector comercial que también fueron consultados estimaron que “la incidencia final promedio de los impuestos sobre el precio definitivo de venta del producto es del 30%”.Sin embargo, subrayó el comunicado de la entidad ”hay rubros en que la influencia supera el 50%”.


Ir al principio de la nota