Ir a la página principal
Secciones
Sábado 21 de Septiembre, 2019
PYMES

PyMIS: La competitividad amenazada

“La incertidumbre macroeconómica es una de las razones más citadas por los empresarios para explicar la falta de nuevas inversiones, aún en un contexto de mayor oferta de financiamiento”. Quizás ésta frase del Informe 2011-2012 de la Fundación Observatorio Pyme (FOP) sintetice el clima de negocios de las 29.311 empresas industriales de menor porte relevadas por el Ministerio de Trabajo en las que también impacta la dificultad de contratar personal con o sin calificación.

ImagenEl peso de los costos internos
Los presidentes de la UIA y de la FOP –José Ignacio de Mendiguren y Miguel Acevedo- fueron los encargados de cerrar la conferencia anual que en su octava versión reunió a un notable grupo de conferencistas alrededor del trabajo que realiza un equipo de especialistas liderado por Vicente Donato.

Entre el público, constituido por funcionarios, académicos y empresarios, sobresalió la figura del embajador de Italia en la Argentina Guido W. La Tella y entre los panelistas descolló la brillante exposición del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, junto a la esperada intervención de Patrizio Bianchi.

El estudio realizado por la Fundación asegura que en el período 1996-2011 la cantidad de pequeñas empresas de la industria manufacturera aumentó un 18,1% concentrándose esa suba entre los años 2002 y 2006. En realidad, dice enseguida, “el crecimiento neto de empresas se mantuvo hasta 2008, cuando comenzaron a evidenciarse señales de una fuerte desaceleración y a la crisis económica interna se sumó en 2009 un contexto internacional recesivo. En 2010, a pesar que la actividad industrial ya estaba recuperándose con fuerza, los efectos de la crisis internacional todavía repercutían negativamente en la tasa neta de natalidad empresarial. Pero en 2011, finalmente, la apertura de nuevas unidades industriales fue mayor a la cantidad de cierres y hubo una pequeña recuperación en su creación neta, respecto a 2010”.

¿Cuáles son los principales problemas que hoy enfrenta éste grupo de empresas consideradas las de mayor dinamismo? Se produjo una caída en el nivel de actividad y, en el segundo trimestre del año, las cantidades vendidas registraron una baja del 4,4% interanual. Al igual que en el último quinquenio, los empresarios se muestran preocupados por los aumentos en los costos de producción, en el que incide la alta participación de los impuestos y la disminución de los márgenes de rentabilidad.

Con una caída en el nivel de confianza sobre la situación económica del país y menor dosis de optimismo en cuanto a la evolución futura, la proporción de empresarios que cree que el nivel de facturación de su empresa disminuirá creció desde el 14% de un año atrás al 28% actual.

La escasez de recursos humanos sigue constituyendo un límite estructural para el crecimiento potencial de estas empresas que se cobijan especialmente en el mercado interno. En efecto, la proporción de empresas que incursionan en el mercado exterior se conserva en el rango del 17 al 22% y aunque Brasil perdió su posición de privilegio respecto a país de destino, fue reemplazado por Uruguay y Paraguay (que suman el 38,4% de las exportaciones Pyme) dúo al que se agrega Chile.

En el mercado interno la competencia de China y Brasil encienden la mayor cantidad de luces rojas en especial en los sectores de aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión, en textiles y prendas de vestir, en los productos de cuero y calzado y en el de maquinaria y equipos.

Desde la FOP se apunta que aunque en los últimos tiempos se han dado pasos importantes y en el sentido correcto, la promoción del financiamiento a pymes todavía constituye un desafío estratégico a futuro. Y, una vez más, manifiestan la importancia de aprobar y ejecutar el proyecto de ley – Régimen de Capitalización de Micro, Pequeña y Mediana Empresa- que prevé la desgravación de las utilidades reinvertidas.

Con renovada preocupación sobre los gruesos desequilibrios territoriales existentes, desde la Fundación siguen impulsando el crecimiento de los Observatorios Pyme Regionales que promueven políticas públicas locales eficaces, ofertan formación universitaria y técnica acorde a la realidad territorial y estimulan empresas más profesionalizadas que buscan crecer y comienzan a acortar las diferencias entre las regiones más ricas y las más pobres.( Que en Argentina es de casi 8 veces mientras que en Italia, tomada como ejemplo, es de sólo 2). Vicente Donato fue muy explícito al señalar que estas diferencias lejos de desaparecer, suelen cristalizarse durante los procesos de integración en los que ingresó el país.

Respecto de 2013, la FOP mira con preocupación el incremento de los costos directos de producción – que no se resolverá con mayor demanda agregada- y, en parte, desestima el efecto positivo que pueda tener sobre las pymes industriales la reactivación del crecimiento del Brasil y el incremento del precio de la soja. Ninguna de estas cuestiones, dicen y demuestran con pormenorizados estudios, resolverán los problemas de competitividad que enfrentan nuestras Pymes industriales.


Ir al principio de la nota