Ir a la página principal
Ciencia & tecnología

Que nadie se entere

Cifrar y descifrar no es un arte sino una de las técnicas más complejas que un selecto grupo de especialistas locales pone al alcance de aquellas personas u organizaciones que buscan la máxima seguridad en sus comunicaciones verbales o escritas.

ImagenDr. Hugo Scolnik
El sistema, llamado Encriptel, funciona en cualquier computadora o celular que tenga una conexión a Internet, protegiendo las comunicaciones hasta el punto que ni siquiera pueden ser verificadas. Comunicar cualquier mensaje, siguiendo este procedimiento, se vuelve no sólo inviolable sino imposibilitado de ser rastreado. Aunque el usuario se haya comunicado, el sistema de encriptado convierte el acto en un misterio, ya que no hay forma de probar que esa conexión se efectivizó.

Los científicos que avalan el proceso son los doctores Hugo Scolnik, un referente de la criptografía a nivel internacional y fundador del Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA; Juan Pedro Hecht, directivo de una firma especializada en el desarrollo de algoritmos criptográficos y su implementación en software y los licenciados en Ciencias de la Computación Alejandro Isacovich y Matías Castellani. Ellos aseguran que Encriptel brinda seguridad militar en cualquiera de sus versiones: on demand, privado o custom.

OnDemand es un servicio para usuarios finales y organizaciones pequeñas a medianas que, con una asignación de línea, pueden utilizar la infraestructura de comunicaciones provista por la empresa de encriptado y establecer un nexo seguro entre ellos.

Encriptel Privado es una prestación diseñada para sociedades con la infraestructura necesaria para preservar sus comunicaciones, a la vez que les es posible optar por auditar y registrar los mensajes que se efectúan al interior de la organización.

Por su parte Encriptel Custom permite brindar soluciones específicas a las necesidades de seguridad e integración con sistemas de telefonía, centrales telefónicas, PBX, redes de datos o, entre otras, servicios VOIP.

Los inventores de este peculiar sistema, que puede ser usado por organismos públicos, empresas grandes o Pymes y particulares, ponen a disposición del mercado local un desarrollo made in Argentina convertido en un servicio único y de bajo costo para quienes prefieran utilizar una red segura, inviolable y con tarifa plana.

Hugo Scolnik terminaría esta nota con una de sus famosas citas a pié de e-mail y quizás diría “si se da el tiempo suficiente, lo imposible deviene en probable y lo probable en inevitable”.

Ir al principio de la nota