Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 22 de Noviembre, 2017
Política industrial

RIN en un día y con horario corrido

Con el objetivo de simplificar y desburocratizar la interacción de las empresas con el Estado, el gobierno nacional modificó la operatoria de la inscripción en el Registro Industrial de la Nación (RIN), creado por la ley 1997/1992 con el objetivo de establecer una base de datos de firmas manufactureras .Los cambios introducidos por la resolución 533/2017,que permitirán que la inscripción esté disponible en 24 horas, son parte del plan de simplificación administrativa que se viene implementando en distintas áreas estatales que incluye, entre otras medidas, la digitalización de todos los expedientes en tramitación, el aumento la cantidad de trámites a la distancia y la aceptación del correo electrónico como domicilio constituido.

ImagenLa inscripción en el Registro Industrial de la Nación  deberá tramitarse on line.
Con la modificación del RIN la inscripción de las empresas, que antes requería la presentación de abundante documentación en papel- habilitación municipal de los establecimientos donde desarrollaban sus actividades , contrato social, formularios con requerimientos de información ,etcétera -, y demandaba ocho meses para la obtención de su constancia definitiva , pasa a tener el formato de una declaración jurada online, lo que simplifica y reduce los costos y tiempos del proceso.

El RIN funciona como un certificado que permite acceder ,desde cualquier localidad del país, a los programas y beneficios que otorga el Estado a la industria ,tales como el bono de bienes de capital y la devolución del saldo técnico del IVA, entre otros ;también habilita la inscripción de las empresas como proveedores de organismos públicos y la presentación en las licitaciones que convoquen y ,en varias jurisdicciones provinciales/municipales ,la constancia de inscripción exime del pago total o parcial de impuestos como a los Sellos y a los Ingresos Brutos.

Por otra parte, el Ministerio de Producción actualizó la definición de micro, pequeñas y medianas empresas al establecer que las firmas del segmento que se dediquen a la actividad financiera y de seguros, con activos menores a 100 millones de pesos y se enmarquen en los topes de facturación en vigencia , serán consideradas como PyMES y podrán acceder a las medidas de apoyo fiscal, acceso al crédito y fomento de inversión previstas en la legislación .

Además, la resolución 340-E/2017 estableció que las empresas tendrán menos restricciones para recibir inversiones sin perder el carácter de PyME, ya que el porcentaje permitido de participación accionaria de otra firma o grupo económico pasó del 10 al 20%, y fijó que los requisitos de vínculo y control no serán exigibles en el caso de emprendimientos que sean invertidos por instituciones de Capital Emprendedor.

Cabe destacar que la resolución no modificó los montos de ventas totales para la categorización de las empresas y siguen vigentes los establecidos en la resolución 103-E/2017 (ver en la Sección Sectores Económicos de esta pág. la nota “Vía libre para las SAS en 24 horas”, incorporada el 3/4/2017).


Ir al principio de la nota