Ir a la página principal
Procesos de integración

Sin cambios (notorios) en el comercio de la ALADI

El ritmo de crecimiento del PBI del conjunto de países que componen la Asociación Latinoamericana de Integración pasó del 6,1% en 2010 a 2,4 en 2013. Como resultado de este retroceso, las exportaciones de los países miembros “fueron afectadas principalmente por el magro desempeño de las economías avanzadas” y globalmente permanecieron casi en el mismo nivel del año anterior (0,1%), mientras que las importaciones totales crecieron levemente (3,7%) impulsadas por el moderado empuje de la actividad económica regional. Un panorama general del comercio exterior de la ALADI, fue presentado por la Secretaría General del organismo en su informe anual que analiza el intercambio comercial, tanto intra como extrarregional, de los países miembros.

Con datos de 10 de los 13 países que integran la ALADI -no se disponía de información oficial de Cuba, Panamá y Venezuela al cierre de la elaboración estadística- el documento destaca que “una combinación simultánea de diez caídas y otros tantos crecimientos”, dieron como resultado que el conjunto del intercambio comercial superara en 2013 solo en un 2,2% el nivel del año anterior.

Entre las exportaciones intrarregionales se destacaron por su dinamismo las originarias de Paraguay (20,6%), seguidas por las correspondientes a Brasil (11,9%) y Bolivia (7,3%). Las ventas de la Argentina (0,8%) y Chile (0,4%) exhibieron variaciones positivas pero muy leves. Todas las restantes se contrajeron, aunque de forma moderada. En términos absolutos las principales variaciones correspondieron a Brasil, y, en menor medida, a Paraguay y Bolivia, en sentido positivo, y a México en sentido negativo.

En cambio, en las compras intrarregionales los incrementos fueron todos moderados: la Argentina 7,4%, Paraguay 3,6%, Brasil 3,5%, México 2,6% y Ecuador 1,2%. En sentido contrario, se destacaron, por su magnitud, las caídas de las importaciones de Colombia (-13,2) y Uruguay (-12%); también declinaron aunque más moderadamente las compras de Chile (-7,6%), Bolivia (-3,3%) y Perú (-2,5%).

La heterogeneidad de comportamientos que se registraron en el comercio intrarregional también se observa analizando las diferentes relaciones bilaterales. En este sentido, basta mencionar que de los 150 flujos bilaterales entre los países miembros de la ALADI solamente 69 registraron un crecimiento, y únicamente 42 de ellos lo fueron a tasas superiores al 10%. Los flujos bilaterales que más crecieron en términos absolutos en 2013 fueron los correspondientes a las exportaciones de Brasil a Panamá, y los dos flujos entre la Argentina y Brasil. En un segundo nivel destacan las exportaciones de Bolivia a nuestro país y Brasil, de Brasil a Paraguay, de Colombia a Panamá, de Ecuador a Chile, de Paraguay a Chile, y de Perú a Brasil. En sentido contrario, sobresale la fuerte incidencia de la caída de las ventas de Argentina a Chile y de México a Colombia, y en segundo lugar, de nuestro país a Colombia, de Colombia a Chile, y de Ecuador a Venezuela.

Por su parte, los flujos de comercio extrarregional del conjunto de países de la ALADI registraron trayectorias diferentes en el período: mientras las importaciones desde el Resto del Mundo se incrementaron moderadamente (4,8%), las exportaciones a dicho destino permanecieron prácticamente en el mismo nivel (-0,3%). Como resultado de ambos comportamientos, el superávit comercial de la región con el Resto del Mundo se redujo en forma importante, pasando de 70,9 mil millones en 2012 a 30,2 mil millones de dólares en 2013.

El análisis por destino muestra que solamente las ventas dirigidas a China (11,5%) y, en menor medida, a los Estados Unidos (2,2%) exhibieron un incremento en el período analizado. Por el contrario, se contrajeron las colocaciones en Centroamérica y el Caribe (-10,5%), Canadá (-8,4%), las Economías de Reciente Industrialización (-5,7%), Japón (-5,6%), Unión Europea (-4,5%) y Otras Áreas (-1,4%).

En el caso de las importaciones extrarregionales se observa un aumento bastante generalizado desde todos los orígenes, aunque con variaciones moderadas. La excepción la constituyó la caída de las compras desde Japón (-5,2%). Los mayores incrementos relativos correspondieron a las adquisiciones a China (9%), Otras Áreas (8%) y la Unión Europea (7,6%).


Ir al principio de la nota