Ir a la página principal
PYMES

Solo el 3% de las PyMES utilizan los programas públicos

15.000 pequeñas y medianas empresas, de un total de 1.200.000 estimadas a partir de datos del Censo Nacional Económico 2004-2005, acceden a los programas de subsidios de los costos financieros y una cantidad similar a otros programas de promoción implementados por organismos oficiales. Así surge de un informe especial de la Fundación Observatorio PyME que analizó el grado de utilización y satisfacción de los programas públicos entre las empresas industriales del segmento.

Si bien casi el 50% de las pequeñas y medianas empresas industriales consultados conoce los programas públicos de asistencia implementados por la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, la Secretaria de Ciencia y Tecnología y el Consejo Federal de Inversiones considerados en el informe, la utilización de los mismos es mínima: entre el 2 y el 4% del total de las empresas. De éstas, entre el 50% y el 70% se declararon satisfechas por los resultados obtenidos.

Por su parte, las PyMES que no utilizan los programas declaran que existe “una incongruencia entre los temas que se proponen atender y las necesidades de las empresas”. A su vez y de tal manera lo subrayó el trabajo, “aún cuando exista coincidencia entre la oferta y demanda de programas públicos, la definición de los potenciales beneficiarios y el diseño de los mecanismos de acceso a estos instrumentos es burocrático y desestimulante para las empresas más pequeñas”.

Como conclusión, y reactivando propuestas de la dirigencia fabril, el informe considera que “vale la pena reflexionar, sobre si en materia de asistencia a las PyMEs, antes que diseñar sofisticados programas que la mayoría de las empresas no utilizan, no será mejor transitar caminos internacionales ya consolidados”. Por ejemplo: desgravar del impuesto a las ganancias la reinversión de utilidades sin cupos y de manera automática, como lo hace Chile desde hace dos décadas, y desgravar del impuesto a las ganancias la inversión en capital humano, tal como ocurre en Italia.

Programa por programa

El más conocido de los programas públicos (el 56% de los encuestados lo consignó en sus respuestas), es el Fondo Nacional de Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (FONAPyME), que fue utilizado por el 2% de las firmas consultadas. De ellas, las empresas de mayor dimensión fueron las que más lo requirieron “seguramente debido a un más alto grado de complejidad en la tecnología de producción que requiere mayores inversiones para aumentar la productividad, o a un mayor acceso a la información, o a una mejor capacidad de gestión para tramitar el otorgamiento del beneficio”.

El programa de Crédito Fiscal para la Capacitación de Recursos Humanos, que prioriza proyectos de capacitación que se lleven adelante en provincias de menos desarrollo relativo, tuvo mayor utilización en las regiones Sur, Cuyo y Noroeste (4,8%, 4,5% y 3,7 respectivamente) en relación al resto de las regiones. “Llama la atención que si bien el 41% de las PyMES industriales del Noreste Argentino conoce el programa, ninguna lo utilizó en 2006”.

Los planes de Apoyo a la Exportación (programas de cadena de valor, programa de apoyo a la primera exportación, etcétera) son conocidos por más del 50% de las pequeñas y medianas empresas que exportaron en 2006, pero sólo el 4% de ellas los ha usado. En estos casos los resultados fueron satisfactorios.

El Régimen de Bonificación de Tasas, que subsidia entre el 3 y el 8% de la tasa de interés según el grado de desarrollo y nivel de acceso al financiamiento del sector o región que se trate, es desconocido por más del 45% de las PyMES encuestadas. En el caso del NOA, que recibe el mayor porcentaje de subsidio, el 70% las PyMES industriales no conocen el programa.

Por su parte, el Programa de Apoyo a la Reestructuración Empresarial (PRE), que como los anteriores depende de la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, también tiene un elevado desconocimiento (62%) entre las PyMES industriales, mientras que un 33% lo conoce pero no usa este mecanismo de ayuda para el financiamiento de servicios técnicos de terceros.

En cuanto al Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, casi dos tercios (65%) de las PyMES no tiene conocimiento de su existencia. “De cualquier manera, el FONTAR ofrece instrumentos que, al promover la innovación tecnológica, son utilizados por empresas de mayor tamaño relativo que cuentan en general con una tecnología de producción más compleja” (el 13% de las firmas medianas utilizó algún programa del Fondo).

Por último, sólo un 32% conoce los programas comprendidos dentro del Fondo Federal de Inversiones del Consejo Federal de Inversiones. En las regiones Sur y el NEA, la difusión de este mecanismo de financiación de proyectos es más elevado en las regiones Sur y NEA, donde es conocido por el 62% y 60% respectivamente, mientras que se observa una mayor utilización, y con resultados positivos, entre las empresas localizadas en el NEA (8%).

Ir al principio de la nota