Ir a la página principal
Sectores económicos

Techint y su visión de futuro

Una inversión de 63 millones de dólares apalancó 620.000 horas-hombre de montaje para sumar una Estación de Desgasificado al Vacío en la acería de la planta industrial que el poderoso grupo Techint tiene en San Nicolás. En la inauguración de la obra estuvieron presentes la Presidenta de la Nación, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, el Presidente de la Organización Techint, Paolo Rocca, el CEO de Ternium, Daniel Novegil y el Director General de Ternium Siderar, Martín Berardi.

ImagenPaolo Rocca en la inauguración de un nuevo emprendimiento del grupo Techint
El emprendimiento es de singular importancia para la balanza comercial del país y para una parte significativa del complejo industrial. Es que la producción de aceros con mayor valor agregado (aceros de alta embutibilidad) permite sustituir importaciones por un valor de 60 millones de dólares anuales, a la vez que ampliar y mejorar la calidad de la oferta de productos para el sector automotriz, la industria de electrodomésticos de línea blanca, la de envases de hojalata y aquellos sectores que demandan aceros para la conducción de fluidos a alta presión.

La obra, que incluye una estación de desgasificado de acero líquido, un equipo de inyección de oxígeno con lanza refrigerada y un nuevo sistema de adición de ferroaleaciones, forma parte de un programa de inversiones de 570 millones de dólares que se está efectivizando en el período 2012-2013. Entre sus múltiples objetivos puede señalarse el aumento de la capacidad de producción de acero crudo, el acompañar en su crecimiento al mercado local; la ampliación de la gama de productos para satisfacer los nuevos requerimientos del mercado; el logro de mejoras ambientales y también en la calidad de la oferta y la futura capacidad de exportar planchones de acero de alta gama en el momento en que se ponga en funcionamiento la nueva colada continua que hoy se halla en construcción y que tiene altas posibilidades de ser inaugurada en enero próximo.

El acto en el que se desarrolló la presentación en sociedad de éste nuevo logro del grupo Techint contó con la presencia de las más altas autoridades nacionales, provinciales, municipales y sindicales, a la que se sumaron colaboradores de la empresa, proveedores de la obra y clientes de la siderúrgica.

No es novedoso consignar que Ternium Siderar es el mayor fabricante de acero en nuestro país y que abastece a un amplio abanico de sectores en la medida en que el acero transformado se destina a usos de los más diversos que incluyen desde puentes, vehículos, silos y barcos hasta heladeras, teléfonos, envase de alimentos o juguetes.

A la hora de los discursos y en un clima de marcada cordialidad, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó la importancia de sostener un modelo productivo que armoniza los sectores público y privado con el objetivo de sostener la capacidad industrial local en un mundo en el que es evidente la reprimarización de algunos países de la región (es el caso de Brasil o de México como en alguna oportunidad lo señalara Daniel Novegil).

Las palabras de Paolo Rocca reflejaron la decidida postura industrialista del grupo que lidera. Después de remarcar que en los últimos 20 años se habían realizado inversiones por 2.800 millones de dólares en todas las plantas del sistema productivo de Ternium Siderar, Rocca subrayó que el fortalecimiento de la cadena de valor fue y es un componente fundamental de la estrategia de crecimiento del grupo y que el Programa ProPymes creado en 2002 ha logrado promover el desarrollo a largo plazo de 660 pymes clientes y proveedoras del Grupo Techint.

“El apoyo a la formación permanente y en particular a la educación técnica, dijo más adelante poniendo como ejemplo a la escuela Roberto Rocca, ha sido y sigue siendo el eje de nuestra inversión social”.

“La vocación por el crecimiento industrial, la inversión permanente en nuestras plantas, en los recursos humanos de nuestras empresa y en el progreso de las comunidades en las cuales estamos arraigados, deriva de nuestros orígenes y refleja la visión industrial de Manuel Savio y de Agostino Rocca que dedicaron su vida al desarrollo industrial de nuestro país. Ambos compartían la pasión por la industria y la convicción de que la siderurgia es el corazón de un país industrial.”

Ir al principio de la nota